Het Nieuwsblad: Se alienaron los astros para Zdenek Stybar

La primavera de la primavera es para Zdenek Stybar

Gravel Ride SQR – 300×250

A Zdenek Stybar le cuelga una mala fama a este lado de los Pirineos desde hace seis días.

Dicen que no ayudó a Enric Mas a ganar el Algarve, cada vez que sale el tema, todas las opiniones viene por este lado.

Pero, al margen de si tenía que haberlo esperado sacrificando su propio éxito o no, ni siquiera está claro que el mallorquín hubiera ganado la carrera lusa.

Pirinexus 300×250

Sea como fuere, Zdenek Stybar lo tiene: varios podios en Roubaix y otras grandes carreras después ya tiene su clásica del primer peldaño.

Porque la Het Nieuwsblad no es una carrera de las del montón.

Aunque alejada del core de la primavera flamenca, tiene su duende, el poder de prescribir campeones y señalar ganadores de algo mejor.

Aquí nunca ganó por ejemplo Tom Boonen, tampoco Peter Sagan, siempre amargado por Greg Van Avermaet.

Pero esta vez quien amargó al dos veces ganador aquí fue su sempiterno rival, el checo tres veces campeón del mundo de ciclocross, Zdenek Stybar que hizo la carrera perfecta.

Dijo Stybar antes de esta primavera de 2019 que necesitaba la alineación de los astros a su favor para ganar, de una vez, algo grande.

Mil veces después de influir en favor de Gilbert, de Terpstra…

Años después de aquel imbécil que le descolgó de Cancellara camino de Roubaix, Zdenek Stybar tuvo la suerte que merece.

Y así gana una Het Nieuwsblad genuina, corrida a mil por hora, tácticamente exigente, mucho, climatológicamente atractiva.

Stybar estuvo cuando había que estar

Desde los cincuenta para meta formando parte de todos los cortes buenos, colaborando, no siendo el aprovechado que muchos dicen que es, y estando fuere.

Fue el único en soldarse a Van Avermaet en Kapelmuur, primero. y Bosberg, posteriormente.

Luego jugó al gato y al ratón, siendo certero en el tiro, cuando había que estar estuvo, en un grupo nada sencillo, con invitados que nadie esperábamos como Tim Wellens, el ciclista que esperamos gane en las Ardenas y casi pisa un podio de Flandes.

https://twitter.com/Alpe__dHuez/status/1101870638279651329

El otro que daba miedo, y no poco, fue Lutsenko, Astana enrachado desde Omán y siempre certero en la resolución de finales de este estilo.

Mov_Gore

La condena del grupo por eso era Greg Van Avermaet, la rueda que todos querían dejar atrás.

Y Stybar, que lleva años porfiando con el campeón olímpico, sabía que a la contra tenía su alineación de los astros.

Berria: en breve os contamos qué nos ha parecido la Belador Hydrid

Una victoria que hace justicia, que rompe el rol de trabajador incansable en favor de terceros.

Sin Terpstra, pertrechado por Gilbert y Lampaert, Stybar tiene que dar el salto sí o sí.

Ha trabajado para ello.

Ya lo tiene y nos alegramos un montón.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.