¿Por qué insiste Bardet en el Tour?

Tuvalum

El recorrido del Tour parece ideal para Bardet, cuando lo importante es que la carrera no se le da

Leo en muchos sitios que este Tour está diseñado para que un francés vuelva a ganar la carrera, tantos años después, y muchos miran a Bardet.

Ojo que vamos para 35 años en el inminente 2020, una competición que en este tramo ha caído en manos de españoles, americanos, ingleses y hasta un italiano y colombiano.

Sinceramente, pensar que esto se hace para un francés es un argumento tan manoseado que suena a tópico, parte perenne del paisaje.

Un tópico tan manido como el de «ahí fuera nos tienen manía» tan extendido a este lado de los Pirineos.

 

El Tour es bueno para el más fuerte, y si éste es un francés, perfecto, en todo caso, las cosas hay que demostrarlas.

Cualquier favorito que no salga de la terna del Team Ineos para el Tour 2020 no tiene, sobre el papel, el mismo peso, a meses vista de la gran carrera.

Ahora bien, ojo, que una cosa es decir que el Tour se hace para un francés y pensar que el ciclismo del hexágono tenga opciones reales de ganarlo.

Y el ejemplo más plausible es Romain Bardet, quien parece seguir empeñado en el error que está marcando los mejores años de su carrera deportiva-

Hace unas semanas metimos al francés en una muy subjetiva lista de corredores que pensábamos que nunca ganarían el Tour: además de Bardet, ahí situamos a Adam Yates, Nairo y Porte, éste hace dos o tres años que ya no era favorito.

Desde entonces, aquello fue hace un par de meses, en el calorcito de las vacaciones de agosto, Romain Bardet había demostrado querencia con el Giro de Italia.

Todos los portabicicletas de bola de remolque 

Una decisión sabia sobre el papel, que cabía demostrar con hecho, el Giro es una carrera que te da y quita razones, que te pone en el candelero o te deja en la cuneta, no tiene el caché del Tour, ni su valor universal, pero ciclísticamente es apetecible.

Más cuando tu principal motivo vital, el Tour de Francia te cierra las puertas a cada paso, de forma además tajante.

Cualquiera que mire la progresión de Bardet en el Tour verá que su montaña rusa apunta para abajo.

Pisó dos podios, el segundo de ellos in extremis tras la crono de Marsella, pero eso fue hace dos años.

Desde entonces: calabazas.

SQR – GORE

 

Decir que Romain Bardet no va a ganar nunca el Tour es atrevido, qué duda cabe, pero sinceramente, no se le da.

A la luz del recorrido que el Tour presentó ayer en París, Bardet le ha hecho ojitos a la carrera y su trazado.

Vuelve a las andadas, veremos si finalmente corre el Tour 2020.

Quizá le convendría ver lo que hizo en su día Thibaut Pinot, que tomó distancia del Tour, se oxigenó, ganó etapas en Giro y Vuelta, firmó un Lombardía memorable y volvió reforzado.

Vale que acabó abandonando, entre lágrimas, pero el mejor Pinot de la historia lo vimos en este último Tour, convendría que Bardet lo sopesara.

Como Alaphilippe que va a ver qué pasa… pero sin obviar otras piezas, también codiciadas, de la campaña.

Un paréntesis, relajar la presión, y al final… hasta igual salen bien las cosas.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.