Iván García Cortina no viene a substituir a Alejandro Valverde

Decir que Iván García Cortina es el relevo de Valverde es mentir a la gente

Debe tener el móvil a petar Iván García Cortina estos días, a petar de mensajes, felicitaciones, ánimos y recortes de prensa.

Cuando Movistar remueve las aguas, todos acuden solícitos, hay eco en todos lados y al mismo tiempo, un poder que los azules siguen teniendo intacto, aunque en la carretera el regreso les haya pillado, fríos.

Así leemos este titular

Ivan Garcia Cortina

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Y es que como en otras muchas cosas en la vida, el «déjà vû» es un clásico que manejamos con una asiduidad que nos asusta.

Decir que Iván García Cortina viene al Movistar a tomar el sitio de Alejandro Valverde es, además de engañar al personal, colgarle una presión a este ciclista que ni merece ni ha buscado.

Comparar el perfil de uno y otro no es de recibo, ciclísticamente hablando, son dos corredores diametralmente diferentes, con virtudes y defectos plausibles, pero sobre todo, alejados de cualquier cosa que se pueda llamar relevo.

Desde los primeros años Alejandro Valverde fue un corredor de casa, pero depredador de todo lo que se le cruzara que ganó mucho desde el minuto cero, destacando por esa polivalencia que le daba victorias al sprint en carreras donde también disputaba generales.

Con el tiempo aprendió a apreciar lo que había fuera, pero tardó una eternidad, al entender de los aficionados más «frikis», en debutar en una carrera como Flandes y San Remo nunca fue una prioridad para él, estando incluso por debajo de la Vuelta a Murcia en su escala de valores.

WD-40 400×400
Gran canaria 400×400
Cruz 400×400

 

Iván García Cortina es un emigrante que vuelve a casa a los 24 años

Con una calidad que ya hemos visto, es un ciclista diametralmente opuesto a Valverde.

Le cuesta mucho ganar porque estamos en un circuito donde la competencia es feroz y los nombres que destacan surgen por doquier y cada vez más jóvenes.

El pelotón en el que crece García Cortina es cien veces más internacional y competitivo que el de Valverde, esto en lo que implica al entorno.

El asturiano bebe de equipos internacionales, donde crece y aprende a amar carreras que, por ejemplo, nunca han sido objeto de deseo de Valverde.

Y luego en el físico, a la vista está, nada que ver.

Decir que Iván García Cortina viene a suceder a Alejandro Valverde es jugoso y vende, pero es un flaco favor a la realidad y a los que ya están en Movistar, al margen de que al gijonés le cargan un cruz que, como ya hemos visto tempos atrás, es muy pesada.

Abraham Olano podría dar fe.

Gore 400×100 MArzo2020

 

 

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.