La bicicleta: abierta las 24 horas y los 365 días del año

Tuvalum

¿Qué tiempo mínimo exigible le dedicáis a vuestras salidas en bicicleta? ¿No menos de una hora? ¿Valen tan solo 20 minutos?

Hace un tiempo, bastantes años, estuve hablando con un buen amigo, ciclista como yo, de cuándo entrenar, qué días eran mejores o qué horas las más idóneas para salir en bicicleta.

Después de charlar un largo rato sobre el tema, me dijo -a modo de sentencia final- que lo suyo era hacerlo siempre que pudiéramos, porque lo importante era salir y no quedarse en casa.

Y aunque dispusiéramos de poco tiempo, ni que fuera media hora, o tan sólo 20 minutos, daba igual: lo suyo era coger la bici y pedalear, lo que fuera.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

En efecto, todo cuenta, todo suma: 20 kilómetros por aquí, 40 por allá, 1 hora bien aprovechada un día, y otro, y así, casi sin darnos cuenta, seguimos adelante, seguimos sumando.

El caso es pillar un pequeño circuito cerca de casa -no es preciso ir muy lejos-, dar algunas vueltas, las veces que queramos.

No es necesario que hagamos series, ni puñetera falta que nos hace, se trata sólo de movernos, de poner en marcha nuestro cuerpo.

También de no perder los beneficios acumulados en los entrenos digamos “convencionales”, esos que efectuamos junto a nuestros colegas los fines de semana, esas kilometradas que nos metemos entre pecho y espalda, todas esas horas encima del sillín que nos pasamos sentando las bases de nuestra forma y fondo.

Los días de cada día, con sus pequeños paréntesis, también cuentan.

Los tenemos ahí.

Sólo se trata de colgar la pereza detrás de la puerta de nuestra habitación, despojarnos de las sábanas que pesan mucho más de lo que parece y salir.

En nuestro caso, los cicloturistas, lo tenemos fácil: nuestra bicicleta no cierra nunca, la tenemos ahí disponible las 24 horas del día, los 365 días del año.

Es así de agradecida.

Siempre preparada.

Salir y pedalear.

Cualquier momento es bueno, por el simple amor a la bici y apta para todos los públicos.

 

Conozco gente que me comenta que ellos no salen si no disponen al menos de más de hora y media de tiempo.

Craso error.

Hemos de saber ser ciclista en cada instante, que sea nuestro modo de vida, porque la bici nos hace sentir bien y nos hace sonreír, por eso hemos de aprovechar cualquier ocasión para repetir la experiencia y la aventura de montar en bicicleta una y otra vez.

Toda esta perorata para muchos, seguro, pueda ser muy obvia.

Adivina sobre los orígenes de DT Swiss 

Pero la idea que queremos trasladar es la de mirar a nuestra bicicleta con placer, como una compañera “cuatro estaciones”, siempre dispuesta a salir con nosotros.

Habrán días buenos, regulares, malos y hasta imposibles, pero rodar siempre es una opción.

Cada uno es libre de organizar su propio viaje.

 

Podemos ser protagonistas de nuestro propio destino: desde salir a la calle para ir a trabajar o dar un paseo, sensibilizando conciencias ante los atentados a los que están sometidas nuestras ciudades, o bien dejándonos llevar por nuestro único esfuerzo cuando nos decidimos a pedalear buscando valles, bosques o pueblos apartados.

O ascender cimas de puertos de montaña, mientras nuestra respiración entrecortada nos hace sentir vivos y libres.

La elección es nuestra e independiente y nuestra llegada en bici a cualquier lugar, por muy apartado que esté, siempre llama la atención, porque su estética alimenta e invita al saludo inmediato y a charlar con las gentes del lugar.

Somos un ejemplo y son muchos los que seguramente con cierta envidia sana, al vernos desplazar en nuestra bici o bien al verla equipada con alforjas, aparcada fuera de un albergue, se preguntan si ellos lo podrían hacer también.

Viajar en bici hace que sus habitantes vean nuestra presencia como una muestra de amistad y concienciación ecológica para su entorno.

 

Por eso desde aquí reclamamos, de nuevo, este tipo de cicloturismo que nos permita llevar un ritmo más sosegado para poder disfrutar plenamente del entorno que nos rodea, huyendo de ese espíritu competitivo que aún arrastran muchos, que pedalean en bici para intentar rivalizar en la primera subida que afrontemos.

Queremos pasarlo bien juntos, disfrutando y compartiendo nuestra forma de vida, de ver y amar el mundo del ciclismo turista.

Apostar en nuestras salidas por dejar el reloj en casa, sin mirar el tiempo (bueno, el que hace sí), sin cronos ni potenciómetros, ni falta que nos hace.

Lo que sí se mira (y admira) son los paisajes.

Esperar a todo el mundo.

En caso de avería o pinchazo parar y luego seguir todos juntos. 

No importa lo que tardemos.

Tenemos todo el día por delante.

SQR – GORE

 

Queremos pedalear disfrutando en los sitios donde vamos, aunque para eso, como a todos nos gusta, hacerlo sufriendo un poquito, pero con buen desarrollo, tranquilidad y compañerismo se sube todo.

Si tenemos que tardar 10 horas para hacer 100 km por las montañas… ¡no pasa nada!

Además, no es ninguna deshonra, si un día estamos cansados, el echar pie a tierra, que no significa abandonar, para nada.

En cualquier momento podemos retomar nuestra bici y seguir pedaleando por parajes de ensueño.

Sin piques.

Y si los hay delante, peor para ellos, más nos tendrán que esperar arriba. 

Cambrils Movil 300×100

Desde estas líneas seguiremos -intentando- trasladaros nuestra visión del ciclismo no sólo como deporte, sino también como un estilo de vida.

Si hemos de pedalear bajo la lluvia, cogeremos nuestros impermeables y saldremos ahí afuera mientras nos dejamos empapar nuestros sentidos.

Pedaleando firmes atravesando charcos y alzando los pies al aire como niños, bajo la atenta mirada de muchos, bajo sus paraguas, que nos observarán perplejos pero a la vez con envidia de vernos más vivos que nunca.

Mientras tanto, desde estas líneas, seguiremos hablando de ir en bici… los 365 días al año.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.