La bola de nieve que viene tras Chris Froome

Tuvalum

El salto de Froome provoca temblores en Ineos y abre horizontes en Israel

El paisaje que deja a su paso un cuatro veces ganador del Tour de Francia no es cualquier cosa, cada paso que ejecuta Chris Froome tiene replicas en círculo, como ese pedrusco que cae en medio del lago para agitar el espejo que es el agua en calma.

Lo cierto es que si miramos atrás, no mucho, Chris Froome casi no se ha puesto la camiseta del Ineos, en aquel Tour de Yorkshire en el que debutó la marca y los días que pasaron de Dauphiné hasta su caída entrenando.

Eso en 2019, el año actual se resume al UAE Tour que fue suspendido por el coronavirus.

 

Sumando los días de Froome con los colores del Ineos casi nos valen los dedos de sendas manos: premonitorio

Veremos si al final la campaña ciclista se desarrolla como reprogramó en su día, veremos si Froome vuelve a vestir los colores del Team Ineos.

Pero mientras las especulaciones van en dos direcciones.

¿Respaldará el equipo a un ciclista que dejará el grupo en unos meses?

La pregunta, sólo formularla, parece estúpida, pero alimenta todo tipo de teorías.

Leemos, a Geraint decir que, hasta bien entrado en el Tour que acabaría ganando, no se vio del todo con las riendas del equipo, y eso que su hoja de servicio estaba siendo perfecta.

Recuerdo, hace dos años, que incluso tras ganar las dos etapas de los Alpes, habían quien dudaba de la solidez de G al frente del Team Sky.

La sombra de Froome es muy alargada.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Tanto para fuera, como para dentro, y está claro que Froome quiere el favor de los Ineos, frente a Bernal y Geraint, debería estar perfecto en el Tour, un escenario impredecible en un ciclista que hace casi dos años que no vemos a tope y con la caída horrible por el medio.

Sabiendo que el Team Ineos quiere el triunfo, pensar que no lo dejen todo por Froome, si éste es el mejor, es una locura.

Selle Italia
Castelli GIRO
Cruz 400×400

 

Otra cosa es Chris Froome es en el Israel Start-Up Nation, un equipo que hace unos meses era un continental apañado, que se hizo con la licencia del Katusha para dar el salto y que hoy está lejos de ser el bloque pétreo que ha sido el mejor Sky con su líder.

Por eso es interesante la lista de futuribles que desgranan aquí.

¿Volvería Richie Porte con Froome?

¿Aceptaría Bob Jungels tirar por Froome?

Incluso hablan de los hermanos Izagirre, curioso porque Ion dejó Movistar para volar por sí mismo, y de Kelderman, el gregario de lujo que poco hizo o pudo hacer por Dumoulin…

El paso de Froome al equipo de Israel es comprobar que ese ciclismo de un patrón enamorado y acaudalado era todo lo necesario para sacar adelante algo grande.

Cuando leemos las hechuras de Adams, el mandamás del Israel, nos acordamos de Tinkov, sin decir necesariamente que son iguales.

Tanto tiempo después, hay cosas que no cambian.

Froome es un negocio, con 35 años pone al equipo en otro nivel, da la medida de lo en serio que va y lo atractivo que países como UAE, Bahrain, Kazajistán e Israel ven este deporte.

Si Adams ya logró llevar el Giro a Jerusalén…

Gore 400×100 MArzo2020

 

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.