La Ibiza Titanium por la ciudad: una bicicleta eléctrica para toda la vida

Tuvalum

La bicicleta eléctrica que nos presenta Littium combina sencillez y durabilidad

En la situación actual, la movilidad por la ciudad emerge como una de las grandes cuestiones y una bicicleta eléctrica crece como opción.

Moverse rápido y seguro, llegar a tiempo, sacar partido a la creciente infraestructura ciclista que las urbes están sembrando, poder utilizar otros medios de transporte…

Luego están las ciudades en sí, su configuración, si tienen o no cuestas, el clima también cuenta, pues algunos sudamos con pestañear.

Nosotros encontramos un buen aliado en la Littium Ibiza Titanium, una bicicleta eléctrica y plegable para ciudad, que cuando la recibes asusta, por su tamaño y peso, pero que, tomándole la medida, tienes la sensación de montar un caballo ganador.

 

El primer contacto engaña

Como decimos la primera impresión es de susto. Puede sonar fuerte, pero fue la percepción que nos vino a la mente, cuando una caja de grandes dimensiones aterriza en tu comedor. Una caja que miras asustado, pero que abres con ilusión de Día de Reyes, hasta comprobar que el despliegue y montaje de la bicicleta eléctrica son muy sencillos.

Todo viene perfectamente embalado, la batería presta a ser utilizada, bien cargada, un candado de alta seguridad, pues la bicicleta resulta golosa una vez la dejas en la calle, y diferentes elementos que vas completando, una vez tienes la máquina desplegada sobre su caballete. Familiarizarse con ella, sus partes, sus prestaciones es muy sencillo. El siguiente paso es probarla…

La experiencia en la calle

Salir a la calle con ella es experiencia gratificante. Sobre ella la sensación es de seguridad y alivio, no cabe otra explicación. Lo primero porque, en calzada, somos de calzada antes que de carril bici, te sientes integrado en la circulación. La máquina pesada que habíamos recibido en casa, ahora se convierte en un elemento ágil entre el tráfico, integrado y muy útil.

Obviamente el motor ayuda, sobre todo en la salida de los semáforos, la asistencia al pedaleado es inmediata y arrancas con facilidad. Ello sumado al desarrollo adecuado es una combinación ganadora cuando al circular por ciudad, no te atrancas, ni te sientes presa de miradas indiscretas que te ven en problemas. Arrancas sencillo, fácil y fluido, luego, en marcha, todo viene solo con el manejo de marchas y motor.

La máquina da seguridad, sientes que no vas sobre pies de barro, al fin y al cabo, circular en bicicleta por ciudad necesita un gran componente de confianza, no son pocas las veces que debes adelantar un coche parado, sortear, algún peatón incauto o irrumpir en carriles bici cuando la situación lo requiere.

Su suspensión mejorada quita presión sobre los brazos en baches inesperados y bordillos “asesinos” que seguro formarán parte de nuestro paisaje.

Suspensión mejorada y luces integradas, aunque con cableado «generoso»

Y es ahí donde emerge esa sensación de alivio que decíamos antes, por que aprecias que la bicicleta responde, es útil y maniobrable, en marcha, pero también cuando te apeas de ella y procedes a caminar, por una acera o por el lobbie de un edificio. Plegada ocupa poco espacio y permite discreción, pero sobre todo evitarte quebraderos de cabeza para dejarla a resguardo. Un caballete central la sujeta perfectamente, una vez plegada.

Importante, muy importante, cuando la pleguéis cuidado con la batería, ésta se dispone en el tubo diagonal y conviene tenerla controlada para que nos caiga al suelo. Obviamente a nosotros nos pasó, no nos percatamos de una llave de seguridad que conviene tener controlada para que no tengáis sustos.

Cierre de la batería, una vez la bicicleta está desplegada y lista para ciclar

Gestión de la batería y elementos de la bicicleta

En el día a día, es importante tener presente que hablamos de una bicicleta con asistencia eléctrica al pedaleo, es decir, esa ayuda es para economizar fuerzas, pero no para fiarlo todo al “motorcillo”. Hay que tener cultura de ciclista, que te guste pedalear y sacar placer del mismo, por que así la batería nos dará la sensación de ser eterna al tiempo que quemamos calorías mientras disfrutamos de una perspectiva inédita de la ciudad.

Tras varias salidas, tomando la costumbre de tener la bicicleta como nuestra compañera por la ciudad, podremos entrar en el detalle de algunos de sus elementos y cómo estos influyen en nuestros trayectos.

Si los cambios Shimano Altus nos parecen una opción mejorable, destaca el sillín, un SR muy bueno y cómodo que no pasa factura por ante un uso reiterado. Ya sabemos lo que sufren algunos de posaderas y cómo despotrican de la bicicleta cuando la usan dos días seguidos. A esa sensación de confort contribuyen también las dos ruedas, pequeñas y seguras, neumáticos Maxxis, muy seguras y estables. Ideales para aguantar los no pocos golpes que les deparará la gran ciudad.

Un detallazo es el portabultos, acabado en madera, elegante y con buena imagen y capacidad de carga, o mismo que las luces, perfectamente integradas. Importante la trasera, parpadeante, muy visible para ir por la ciudad perfectamente identificado por los coches.

Portabultos elegante

En el manillar los elementos están al alcance durante el pedaleo. Quizá la potencia necesitaría dos o tres tallas, pues vemos que es fija. La pantalla, por su parte, contiene la información necesaria, datos de velocidad y kilómetros realizados, aunque para nuestro gusto, un poco pequeña, sobre todo la franja donde se refleja el trabajo del motorcillo, a veces, según dé el reflejo no se sencillo verlo en marcha.

Sillín muy cómodo para el uso diario y luz trasera parpadeante que hace visible al ciclista

 

Frenos de excelente respuesta

 

Display pequeño en el que no es sencillo ver el nivel de asistencia del motor

El mantenimiento

En la elección de la máquina el mantenimiento, si el uso va a ser reiterado, es una clave a manejar. La profusión de cables, sobre todo el trasero, es un factor a tener en cuenta, pero también la robustez de los materiales y elementos que os hemos detallado. Su mantenimiento no debería ser problemático. Hablamos de una bicicleta concebida para durar y dar muchos servicios.

En todo caso Littium dispone de una oferta de 44,90 euros en la que se incluyen cuatro productos de mantenimiento biodegradables, ideales para E Bikes. Hablamos de un Total Cleaner para tener la bicicleta limpia, un “Full protection” que mantendrá la máquina ajena a todo tipo de humedades y fricciones que perjudiquen las conexiones y cables, el desengrasante y un lubricador optimizado hasta un 90% más que el resto que tiene por objetivo sacar mayor partido de los vatios y alargar la vida de la batería.

A favor

Sencilla de montar y primer uso

Manejo rápido y seguro por la ciudad

Concebida para durar, buenos elementos y mantenimiento sencillo si se que cuida bien

En contra

Excesivo peso

Necesidad de un buen espacio en casa para guardarla con desahogo

Pantalla muy pequeña, resulta complicado ver la velocidad a la que asiste el motor eléctrico

+ INFO

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.