La infidelidad de Tom Boonen

Esta primavera Tom Boonen se deberá al Lotto-Soudal

En la galería de grandes figuras de Patrick Lefevere (llámese Mapei o Quick Step), Tom Boonen ha sido posiblemente la más apreciada.

Eso, lo decimos, al menos, visto desde fuera.

El viejo Tom, el recién jubilado Boonen, ha sido sin duda el rey sol del equipo más potente del mundo en las carreras que, justifican todo el esfuerzo.

Y es que los adoquines, para hacernos una idea, son el grial del cristianismo belga, pues como una religión se viven estos temas en ese precioso país.

La figura de Tom Boonen, en la primera primavera sin él, ha sido enorme y su sombra alargadísima.

Ha sido tal el peso de Tom Boonen en la estructura de Lefevere que su sola presencia argumentaba una apuesta integral por sus opciones, aunque, objetivamente, éstas no fueran las mejores.

Duelos con Fabian Cancellara en los que la libertad de Boonen, inferior al suizo, perjudicó a terceros, como ese Flandes que Silvain Chavannel pudo haber ganado.

O la Het Nieuwsblad de hace tres años, cuando Ian Stannard dio cuenta de tres Quick Step, porque estos se lo jugaron a Tom Boonen, sin ser el más fuerte.

El sol salía y se ponía en Quick Step con Tom Boonen

Páginas: 1 2

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.