La nueva realidad de Miguel Ángel López

Miguel Ángel López tiene los mimbres para explotar definitivamente

El ciclismo tiene estas cosas. En lo deportivo Astana rompe, en lo económico, no tanto. Sin embargo, en lo que pueden controlar, en lo deportivo, no desesperan. Miguel Ángel López es uno de los argumentos.

Fino escalador, olfato selectivo, Miguel Ángel López tiene por delante un año en blanco, una hoja sin renglones para llenar.

Esperamos verle donde creemos que merece, si la adversidad no se hace presente.

Hace limpio, el celeste. Acostumbrado a correr a la contra, a rehacerse, a pesar de su juventud, la vida, el ciclismo, le han negado lo que ahora tiene a tocar.

La crisis de Astana no será terreno desconocido para López, acostumbrado a lidiar en perores plazas.

Miguel Ángel López sabe lo que cuestan las cosas

Caído mil veces, se rehizo otras tantas.

Miguel Angel López empezó a ser ciclista a edad avanzada, sin tener gran noción de qué era esto del ciclismo.

Pero la calidad, emerge a la velocidad que surge, y la de López apuntaba a grande desde un principio.

Ese Tour del Porvenir le avaló y le puso en la «pole».

Ahora bien, lo que le pasó después responde a novela negra, de caídas que cortan la respiración como la de la Vuelta a Suiza, en una Vuelta a España, o la lesión de fascia.

De eso se aprende, pero también se sufre, y se endurece la piel hasta límites insospechados.

Que mire Miguel Ángel López, lo siento, pero lo de supermán y esos apodos no van con nosotros, a Alejandro Valverde.

Que aprenda a rehacerse de las cenizas, como él ha demostrado, como Valverde le demostró en Abu Dhabi, cuando le dio cuerda, la suficiente para luego atacar, cogerlo y superarle en meta.

Porque antes López ya había ganado en Oman y porque López ya había sido bendecido con la etiqueta de líder por el propio Vinokourov.

No hay vuelta atrás. Miguel Ángel López es el líder de Astana para el Giro de Italia. Una carrera con muchas novias, y en la que López tendrá opción a demostrar que todas las esperanzas, sobre él vertidas, no fueron en balde.

Tiene la hoja en blanco, llenarla bien está en su mano.

Imagen tomada de FB de Tour of Oman

INFO

En Calpe los ciclistas tienen una nueva casa, el Hotel Ifach, a la sombra del peñón y miles de rutas al otro lado de la montaña

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.