La palabra profesionalidad lleva la foto de Tomas De Gendt

Tuvalum

La admiración despierta Thomas De Gendt debería computar en las estadísticas

¿Cuántos kilómetros estuvo al frente de la escapada hacia Madonna di Campligio Thomas De Gendt?

No sé si alguien los contaría pero eso es lo que en casa llamamos: dejarlo en bandeja.

Luego su compañero, Harm Vanhoucke no tuvo suficiente.

Al mismo tiempo, su querido Tim Wellens iba en la fuga hacia Lekunberri, en la Vuelta.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Al día siguiente también estuvo en fuga, hacia Cancano.

Sea como fuere pocos ciclistas despiertan las simpatías entre la afición que levanta Thomas De Gendt.

Desde aquella cabalgada imposible hacia el Stelvio, el día que Purito perdió el Giro y el belga se aseguraba el podio, De Gendt ha sido paisaje perenne en el mejor ciclismo.

Con él hablamos de esos intangibles que cincelan ciclistas carismáticos, que no necesitan disputar una grande, ni siquiera entrar a competir todos los días, sólo con estar, levantan pasiones.

Con estar y actuar como lo hace.

Cuando marca el día,, ya se pueden dar por jodidos los otros.

Oí un día, en una de sus típicas victorias en Romandía, que el belga es capaz de mantener un rendimiento sublime durante kilómetros y kilómetros, que ahí donde todos se iban derrumbando él era capaz de mantener la apuesta, sin necesidad de farol alguno, sólo rodando y rodando.

Y así hablamos de un ciclista de colección, cuyo palmarés tiene hitos en las tres grandes y buena parte del calendario, un calendario que no entiende de vacaciones sin bicicleta, pues para estirar piernas se hace un Lombardía-Flandes, tras la clásica de las hojas muertas, o un tour por la España vaciada poniendo Teruel en el mapa de miles de aficionados que buscan una experiencia genuinamente ciclista.

Mientras nuestros políticos hacen estériles ruedas de prensa, De Gendt vende Teruel a medio mundo.

Oreka Training
Cruz 400×400
Cambrils 400×400 OCT20

 

Éste es Thomas De Gendt, el corredor que te gana en el Ventoux, el día que Froome acabó corriendo a pie ladera arriba, que desafía con fortuna el Stelvio o enfría los ímpetus de Iván García Cortina en su Gijón querido.

Son sólo quince victorias, pero qué victorias, qué admiración ha levantado

Un corredor que en este Giro ha buscado sin fortuna el corte que le dé la gloria a la que se ha hecho adicto, como a la bicicleta en sí.

En días nada sencillos, por que Thomas De Gendt ha sido una de las voces más críticas y sonoras por la gestión de la amenaza de la Covid19 dentro del Giro de Italia.

Incluso en este contexto, De Gendt se ha vestido de lo que es, uno de los ciclistas más queridos de la actualidad, admirado y respetado por una amplia mayoría, pues la profesionalidad, no siempre adornada con victorias debería computar en el palmarés.

Gore 400×100 MArzo2020

 

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.