El ejemplo de Bauke Mollema

Tuvalum

Pocos ciclistas aprovechan el descanso para conocer una ciudad como ha hecho Bauke Mollema en Salamanca

A veces las cosas son más sencillas de lo que parecen, y Bauke Mollema lo ha demostrado. 

El neerlandés se quedó a las puertas de coger a Ben King en La Covatilla

Esa es la imagen que tenemos de él en la carretera. 

Pero ayer, en la ciudad vieja de Salamanca se le vio paseando con una bicicleta eléctrica de Trek para conocer una ciudad que no descubriremos ahora.

Y vemos en el perfil de Mollema en twitter imágenes de la catedral nueva y de la preciosa calle de la Compañía. 

Cambrils Movil 300×100

A Bauke Mollema le siguen más de 186.000 personas. 

Entre otros nosotros, que hemos empezado a seguir a un corredor que no se distingue por ganar mucho pero que sin embargo ofrece algo diferente. 

Muy diferente. 

La Émonda de Trek prima la ligereza

Verle ayer por medio de Salamanca, en el patio de Universidades, donde la fachada de la famosa rana, es un raro ejemplo que ya quisiéramos ver más a menudo.

El ciclismo absorbe, consume personas, pero precisamente en el refugio de la cultura hay un excelente asidero para gestionar lo que este deporte regala y exige. 

Un excelente ejercicio que vende la ciudad que se ha gastado una buena pasta en acoger la Vuelta, que vente la bicicleta eléctrica de Trek y abre la mente más allá de la calzada… 

Por cierto que ver a Bauke Mollema por Salamanca, nos trae a la memoria Jaime Rosón, quien estudió por estas calles y sigue esperando saber qué pasará con él.

Y es que hay cosas que ni con la mejor preparación, con muy complicadas de entender. 

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.