Leyendas del fútbol americano a las que les encanta el ciclismo

Tuvalum

Chad Greenway, Connor Barwin y Kellen Winslow II son algunas de las estrellas de la NFL que se han declarado amantes de la bicicleta

No es ningún secreto que un buen número de deportistas de élite, pertenecientes a otras disciplinas que poco o nada tienen que ver con el ciclismo, son amantes de la bicicleta. En algunos casos, como hemos contado en la web, incluso se pasan de un deporte a otro.

Sin embargo, cuando hablamos de algunos deportes en concreto, como en el caso del fútbol americano, quizás nos cuesta más imaginarnos a estos deportistas, caracterizados por el músculo y el gran tamaño, especialmente en el caso de algunas posiciones, subidos a una bicicleta.

Pues nada más lejos de la realidad. Son muchos los deportistas de la National Football League (NFL) que se han declarado abiertamente amantes del ciclismo, pero aquí solo os vamos a habla de algunos de los más destacados.

El primero de ellos es Chad Greenway, que fue linebacker (apoyador o apoyo) durante nada menos que once años en los Minnesota Vikings de la NFL. Greenway ha declarado en varias ocasiones que utiliza su bicicleta para recorrer hasta nada menos que 60 millas (poco menos de 100 kilómetros) en un día, eso sí, esto solo ocurría cuando estaba fuera de la temporada regular. Greenway también ha puntualizado que generalmente recorría entre 20 y 40 millas para no reducir su masa muscular, siguen siendo unas distancias generosas (entre 32 y 64 kilómetros).

Connor Barwin es otra de esas leyendas del fútbol americano que afirma utilizar la bicicleta diariamente. Probablemente, y entre otras cosas, esto le haya permitido extender su carrera como profesional y militar, hasta hace solo unos meses y a sus 34 años, en uno de los equipos líderes de las apuestas NFL, los New York Giants. En la actualidad, Barwin se ha convertido en el asistente del gerente general de los Eagles y es uno de los defensas más valorados de la NFL. En lo que respecta al ciclismo, ha afirmado que, como entrenamiento a intervalos, es muy probable que le haya ayudado a mantener una forma física adecuada para el fútbol americano.

futbol americano ciclismo

Cuando hablamos de entrenamiento a intervalos podemos imaginar la siguiente situación: estamos sobre nuestra bicicleta, pedaleando suavemente, hasta que encontramos una colina. Una vez que llegamos a esta colina, empezamos a pedalear con fuerza, hasta alcanzar su cima (siempre y cuando no sea demasiado largo el camino). Posteriormente, volvemos a pedalear suavemente hasta encontrar una nueva colina y repetir el ejercicio. Este tipo de actividad imita, de manera muy acertada, la manera en la que se comporta un jugador de fútbol americano sobre el campo de juego.

Por último, nos gustaría mencionar a Kellen Winslow II. Al margen de no tratarse de un jugador especialmente brillante, y haber destacado más por sus problemas personales que por su carrera profesional, cabe hablar de Winslow por una sencilla razón: el ciclismo le permitió recuperarse de un accidente grave. En el año 2005, este tight end (o “ala cerrada”, una de las posiciones ofensivas del fútbol americano), tuvo un accidente de motocicleta que pudo haberlo dejado fuera del terreno de juego de por vida. Sin embargo, según ha declarado en numerosas ocasiones, la bicicleta le permitió reconstituir su fuerza y su resistencia. Según dice Winslow, desde aquel momento, se volvió un amante del ciclismo y recorre entre 30 y 40 millas diariamente (entre 48 y 64 kilómetros).

La pasión de estos jugadores o exjugadores profesionales de fútbol americano por el ciclismo no hace más que confirmar lo que muchos de nosotros ya sabemos: se trata de un deporte muy útil, que puede no solo optimizar la calidad de otros deportistas en sus disciplinas, sino ayudar en la recuperación de lesiones.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.