Lo que la Vuelta a Andalucía no necesita

El recorrido de la Vuelta a Andalucía incorpora sterrato y pavé

En España la crisis económica y la anterior andanada del dopaje fueron detonantes de lo que en su día nos preguntamos:

¿Cuán grande sería el socavón que la crisis dejaría en el ciclismo español?

Fruto de ese proceso, ya sabéis la cantidad de carreras que han quedado en el camino, algunas en pleno fragor de la crisis, otras ya desparecieron antes, como Setmana Catalana, prueba de primavera de la que nos acordamos mucho, anticipando el tsunami que se nos venía encima.

En medio de un espantoso panorama, al que se sumó un ciclo plano de equipos, con sólo Movistar en la elite y Caja Rural en el segundo plano, hubo una carrera que sobrevivió, no sin dificultades, al momento.

Fue la Vuelta a Andalucía, para mí una de las mejores carreras de la campaña por muchas cosas, primero por su ubicación, entre las primeras del año, es decir nos pilla con hambre de ciclismo, luego está el paisaje, y también el trazado propuesto, cinco etapas perfectamente equilibradas, con opciones para todos.

Pero a todo ello se le añade una participación que muchas carreras del WT quisieran. Los últimos podios ahí están, Andalucía ha tenido el premio de ver duelos de Valverde, Froome, Contador, Pinot y compañía.

Es decir, más alto no se podía picar.

Páginas: 1 2

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.