Qué bonita es Estella, Lizarra para los del lugar. Lugar patrocinado por San Andrés, sitio de excelentes iglesias románicas, algunas con entradas memorables, como la escalinata hacia San Pedro de la Rúa, un lugar que dicen frecuentó el famoso ladrón Eric el belga, una iglesia de medio claustro porque cuando la Católica mandó derribar el campanario, se llevó por delante media arcada románica.

Un sitio de tesoros, un tesoro, otro, en el pequeño pero valioso cofre de Jon Izagirre, un corredor de esos que coleccionan lo que le dejan, pero que cuando le dan cuerda, no falla. Mirad su bagaje, Tour de Polonia, una carrera que no es tan sencilla como parece, la etapa en el Giro de Italia, el último gran triunfo del Euskaltel, podio en la Vuelta al País Vasco que compitió ayudando a Nairo,…. esto es la segunda línea del Movistar, capaz de liderar cualquier otro equipo.

Ahora le cae Estella, una carrera que por suerte hemos visto este año, yo al menos por primera vez. Puede estar orgulloso Miguel Indurain del tinglado montado en su nombre. El campeonísimo supo los problemas que tuvo la organización para que esto siguiera adelante y ahora ver esto, una carrera competida, bonita y excelentemente cubierta, desde el helicoptero y la moto, nos sabe a gloria.

Y volviendo a Izaguirre, victoria redonda, labrada desde la colaboración de Giovanni Visconti, al final, pero que se cerró con una superioridad manifiesta sobre un rival nada cómodo, como Sergio Henao, quien ni siquiera le pudo tomar la aspiración en la subida final.

Ojo con Izagirre, se le da poca cuerda, porque en su equipo los galones están muy claro, pero cuando la tiene estamos ante un ciclista que hace honor a la estirpe a la que pertenece.

Imagen tomada de www.eitb.eus

INFO

Prueba hoteles pensados para ciclistas… 

Entradas recomendadas

2 Comentarios

  1. […] embargo lo de 2016 resulta el paso adelante que mucha auguraban y pocos esperaban para ya. La victoria en el Miguel Indurain, ante un Sergio Henao que iba enchufado, quizá hasta demasiado, abrió la puerta a sus […]

  2. […] con especial fortuna en Suiza, en un extraño paralelismo con Rui Costa, la etapa del Tour y el Gran Premio Miguel Indurain, donde ganó por la mano a Henao, un Henao que iba como un tiro, para luego caerse de la lista del […]


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.