Mundial de Yorkshire: Mads Pedersen lo hizo sin importar quién iba a su lado

La lección de personalidad de Mads Pedersen en Yorkshire fue clave en el ciclismo menos normal de la temporada

Cuando Matteo Trentin lanzó el sprint final del Mundial, minutos después de arrojarse agua por las piernas -«tiene calambres» dijo Contador- Mads Pedersen vio el cielo abierto en el techo plomizo, gris y hostil de Harrogate.

Leíamos muchas veces es en las redes «it´s not normal situation» y tomamos nota.

Esto no era normal, no era corriente, las cosas se quedaban en el margen de toda lógica, sin más suerte que el momento quisiera darle a cada uno, la suerte y las fuerzas.

Porque el mundial no es una carrera más, es otra cosa, y un día de invierno en el corazón de Inglaterra

 

Viendo el resumen del Mundial, en imágenes sueltas, la lejanía de los ataques del campeón, Mads Pedersen, y la medalla de bronce de Stephan Kung, la entrega de Van der Poel, la vacidada de Gianni Moscon… entendemos que cualquier cosa era posible.

Y no es la primera vez que ocurre.

Hoy era una de esas carreras en el que que tienes que fiarte de tu físico, de tus fuerzas y aspiraciones, sin mirar alrededor, porque pesan las sensaciones, no los nombres, pesa el depósito, no la aureola.

Y Mads Pedersen compitió hasta el final, sabiendo que la mella de las vueltas, los kilómetros y la lluvia dejaba muy mermada cualquier selección para perseguir, que era un día de probar, de lejos, remar y remar y resistir.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Mads Pedersen no tiene un gran palmarés, como otros que aspiraban al cetro de Yorkshire.

A sus 23 años, siguen los pipiolos ganando todo lo grande, escuchó sus sensaciones y quizá vio cosas que nosotros no veríamos jamás en la televisión.

Sensaciones, quejidos, caras, soplidos,… todo eso lo sintió Mads Pedersen para seguir trabajando, sin importarle que Matteo Trentin fuera con todo, que le acompañara Gianni Moscon, que Van der Poel fuera regalando fuerzas.

Hizo lo que tenía, y no dejó camino por recorrer.

 

 

Cuando quedaba poco para meta, cuando había dos italianos en el corte de cuatro, nos acordamos de Florencia.

Ahí estuvo el resultado.

Así funciona el recomendador de Tuvalum 

Un resultado que para desgracia de Matteo Trentin le deja en el palmarés de un mundial, pero en el renglón de la plata.

En una carrera plagada de grandes nombres, él era el último favorito en sacar la cabeza hasta el final, todos le veíamos en arcoíris, pero la «tricolore» hoy tenía nubarrones sobre sus cabezas, y en la mejor actuación coral de la selección por excelencia de la carrera desde hace tiempo.

El bronce para otro de esos nombres que en estas circunstancias siempre emerge.

De los mejores, Stephan Kung fue el primero en abrir el tarro, es un privilegio verle rodar en jornadas así.

Tuvo la carrera cerca en el repecho final, cuando incluso Pedersen agonizaba, pero la escasa punta de velocidad que acompaña ciclistas de su planta le pesó al final.

Cambrils Movil 300×100

 

Mathieu Van der Poel, esto es otra cosa, no cabe duda que ahora mismo no hay un ciclista como él. 

Concita miradas, admiraciones, comentarios, todo, él lo sabe y a veces el personaje supera la persona.

¿Necesita atacar a treinta de meta Van der Poel con ese rush final?

¿Necesita ser pluriactivo en todo corte que se precie?

Eso lo sabrá él, hasta la fecha si lo necesitaba o no quedará en la historia, pero en lo sucesivo las cosas creo no van a ser igual.

Seguir mirando carreras en las que tome parte el neerlandés seguirá siendo norma, pero la vida demuestra que hay carreras que están en otro nivel.

El Mundial de Yorkshire que muchos le adjudicaban sin haber roto a sudar es la muestra.

Una carrera que ha reventado a Alaphilippe, que ha eliminado a los belgas, que heló a Valverde no es cualquier cosa. 

Mathieu Van der Poel  siguió a lo suyo, y sinceramente, le vimos en campeón, se debió ver en campeón hasta que la realidad de 260 kilómetros con el arcoíris en el horizonte le pasó por encima.

SQR – GORE

 

Una trascendencia que, no nos engañemos, no tiene ni la Amstel.

No es hacer leña del árbol caído, esto es aprendizaje, formación continua y Van der Poel ha tenido uno intensivo.

De España ¿qué decir?

El día no era el propicio, se vio de inicio, Valverde KO, Corrtina, enfermo, la clave fue que Gorka no cazara ahí, pero el ciclismo son eso, momentos, y esa sima que separó a Gorka de VdP, Trentin y cía cuando arrancaron la moto fue un mundo.

Imagen: FB de Yorkshire 2019 

 

 

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.