¿Qué hace Mark Cavendish en el Bahrain?

Es complicado que Mark Cavendish recupere el brillo pasado en en Bahrain Merida

En los Seis Días de Londres tuvimos un déjà vû con Mark Cavendish y Elia Viviani.

Compañeros de generación, cada uno con sus momentos altos, el inglés, negarlo sería es una leyenda, que el italiano debe mirar con amdiración y también, por qué no decirlo, con cierta arrogancia pues lo sucedido en Londres entronca directamente con el excelente omnium olímpico de Río de Janeiro, va para cuatro años ya, en el que el italiano se colgó el oro que el inglés pretendía en su grand slam.

 

Sea como fuere, suceda lo que suceda, Mark Cavendish esos días estaba saboreando los que deportivamente fueron sus últimos grandes días.

Desde entonces el inglés por lo que fuera, no se encuentra.

Lesiones, enfermedad y una obvia carencia de pegada han dejado a Mark Cavendish un paso por detrás de los Ewan, Groenewegen, Ackerman y Bennett, ahora mismo los mejores velocistas del mundo.

Si quedó fuera del Tour.

Mark Cavendish ha pasado de ser la «reina de la pista» a convertirse en un corredor que pasea caché e historia pero que le cuesta horrores ganar.

Lo que se convirtió en un rey Midas, hoy es un corredor que vive de rentas, que no son pocas.

 

Para el año que viene el Bahrain le ha hecho un hueco en una plantilla desde luego curiosa, con un poco de todo, liderada por Mikel Landa para las grandes, la moneda al aire de Wout Poels y la velocidad de Sonny Colbrelli, que a saber cómo se toma compartir galones con una de las grandes leyendas en lo suyo.

Mark Cavendish es el único ciclista en activo que se codea con los mejores de siempre en alto tan recurrente como por ejemplo la cantidad de etapas ganadas en el Tour de Francia.

No es cualquier cosa.

Tras estos años en el Dimension Data, equipo que ha pasado desapercibido este 2019, dice Cavendish que volver a las ubres de Rod Ellingworth le da garantías de volver a ser un atisbo del que fue.

Le llegó de joven hasta ser campeón del mundo en aquel coñazo de Mundial que fue el de Dinamarca, hace ocho años.

DT-Swiss 2019

 

Dada la historia de Cav cabe esperar otra oportunidad, viendo cómo han derivado las cosas, es complicado prever que la victoria le vuelva a sonreír.

Seguro que el año que viene se planteará una campaña «gore» en objetivos, con los Juegos en la agenda, hace cuatro años lo hizo para Río y fue su última gran temporada.

Con 34 años parece que a Mark Cavendish todo le vino y se le fue deprisa…

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.