Ver ciclismo con mascarilla no es una opción

Llama la atención ver público sin mascarilla en las primeras carreras

A vueltas con la mascarilla, a veces, cuando sientes que predicas en el desierto, te acaban diciendo eso de «mas papista que el Papa», sin mas argumento que eres un pelma, pesado, todo lo ves negativo… sin reparar que estamos en la situación más anormal y cogida con hilos que nos ha tocado vivir, posiblemente en los últimos setenta años.

Y es que llevar mascarilla no es una opción, es una obligación, legalmente amparada, por doquiera, da igual dónde, también en llegadas y salidas de carreras ciclistas, también en las subidas, por mucho que seas el padre de la criatura que se retuerce monte arriba…

Lo increíble no es que el ciclista le aclare a un tío tan educado y correcto como Saul Miguel que el que corre a su lado, con la mascarilla en la barbilla, sea su padre, lo increíble es que haya gente que utilice lenguaje digno de Telecinco para justificar la imagen

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Pero esta es la realidad, como si el ciclista no oyera quien le esta chillando casi al oido, por mucha mascarilla que lleve.

No es tan complicado, probadlo y veréis que también se os oye, como escuchó Froome a los subnormales que le abuchearon en Francia.

A algunos se les olvida muy pronto todo lo que acabamos de vivir, un cierre de nuestra sociedad en toda regla, que ha comportando, y comportará, la ruina de muchas empresas, que ha matado a mucha gente, que ha dejado secuelas en otras tantas.

A algunos se les olvida, ya que esto va de ciclismo, que acabamos de pasar el primer mes de julio sin Tour de Francia desde 1946, años de la resaca de la Segunda Guerra Mundial, que estos deberíamos estar relamiéndonos con los Juegos Olímpicos de Tokio.

Todo eso se ha aplazado por el motivo que nos obliga a llevar máscaras, así que dejad de defender lo indefendible.

Mirad lo que dice Van Baarle sobre la distancia social en Francia, donde se corre la Route d  Occitane. 

 

Selle Italia
Castelli GIRO
Cruz 400×400

 

Un perfecto mensaje para aquellos que justifican que es su padre quien corre al lado suyo y que puede ir sin mascarilla perfectamente.

Tanto en Francia como Strade Bianche, la mascarilla no ha sido la imagen mas vista, y eso pesa también en la percepción del propio ciclista que se ve a merced de los elementos y de cómo sople el viento para infectarse o estar cerca de hacerlo mientras ejerce su profesión.

No olvidéis que cuando hablamos de ciclistas profesionales, lo hacemos de personas al límite de todo, también de salud.

Por eso llevar la mascarilla es elemento indispensable del paisaje.

Menos mal que a veces se impone la cordura…

Imagen: © Deceuninck – Quick-Step – David Ramos – Getty Images

Gore 400×100 MArzo2020

 

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.