Me niego a llamar «criminal» lo de Groenewegen a Jakobsen

Rezamos por Jakobsen e imaginamos el sentimiento de culpa de Groenewegen

A raíz de lo visto en Polonia entre Dylan Groenewegen y Fabio Jakobsen….

¿Cuántos sprints nos han dejado sin respiración?

Perdí la cuenta desde aquella vez que vi a Jalabert emanar sangre a borbotones en la primera llegada del Tour de 1994 porque un gendarme se asomó a hacer una foto y arruinó la carrera de no pocos ciclistas.

Entre otros de aquel velocista belga que le plantó cara a Cipollini, Wilfried Nelissen.

Desde entonces hemos visto sprints horrendos, de esos que te ponen en escorzo, te horrorizan y te dejan un mal cuerpo que no se te quita en horas.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

El de Fabio Jakobsen y Dylan Gronewegen en la jornada inaugural de Polonia creo que supera todos juntos. 

Para que os hagáis una idea, el Tour de Polonia, Gronewegen y Jakobsen han sido y son TT en España, hablábamos el otro día de las veces que el ciclismo trasciende a sus propios límites, hete aquí un ejemplo.

Hemos querido dejar pasar unas horas desde el incidente, reposar las cosas, mirar con perspectiva, saber de la salud de Jakobsen, en coma, madre mía, qué desgracia, del resto de damnificados, vimos a Edu Prades caerse por detrás, por suerte sin novedad.

Sinceramente, visto ahora, leyendo lo que he leído, Dylan Groenewegen debe ser la persona más hundida del mundo.

Se lo ha buscado, diréis muchos, ha cruzado la línea, es obvio, un punto de no retorno que atravesado es como abrir la caja de Pandora.

Dylan Groenwegen se equivoca, de cabo a rabo, como miles de personas se equivocan a diario ejerciendo su profesión, haciendo su trabajo, en su caso pesará sobre su conciencia haber enviado a un rival y colega de profesión a un coma inducido de que, rezamos, espero que Jakobsen salga ileso.

Se equivoca, su acción es punible, posiblemente necesite de una sanción ejemplar, pero me niego a llamarlo criminal, un adjetivo que se ha repetido con asiduidad durante toda la tarde.

WD-40 400×400
Gran canaria 400×400
Cruz 400×400

 

¿Sancionarle de por vida?

Pues qué queréis que os diga, es factible, y pondría coto a los riesgos sin límite que algunos parecen dispuestos a asumir en pos de la victoria, pero a estas alturas de la película hemos visto otros sprints que podríamos tachar de la misma gravedad que éste, y pululan por el pelotón.

Mark Cavendish volvió a nacer como ciclista el día que se llevó por delante a Haussler y Boonen en Suiza, hace diez años, y se miró para otro lado.

Si Nelissen no volvió a ser el mismo tras aquella caída de Armentieres, Haussler perdió su estrella aquella tarde en Suiza y Boonen dejó de meterse en las llegadas masivas.

Luego se preguntaban por qué el belga nunca ayudó al británico en un a volata cuando coincidieron en Quick Step.

Dylan Groenewegen la caga, mucho, se ve superado y saca el codo, además de cambiar la trayectoria, pero dudo mucho que imaginara las consecuencias de su acto, me cuesta llamarlo «criminal», como no imagino que se levante por la mañana pensando en arruinar la vida a un colega de profesión.

Lo que está claro es que habrá un antes y un después de este día y rezo para que Fabio Jakobsen vuelva a tener una vida normal, ya no digo ser ciclista.

Por cierto, que convendrá saber qué narices pasa en Polonia para que nos lamentemos de cosas así cada año…

Imagen: FB de Tour de Pologne

Gore 400×100 MArzo2020

 

 

Entradas recomendadas

3 Comentarios

  1. Obviamente no es un criminal, pero cada profesión entraña unos riesgos inherentes. Y un contable puede hacer mal un asiento y su error queda ahí. Un ciclista en un sprint cuesta abajo a 80 km/h que empuja a otro compañero contra las vallas, sabe que lo que puede provocar no es precisamente descuadrar un balance de cuentas. Y si nosotros como espectadores/aficionados lo vemos como una absoluta irresponsabilidad, desde dentro del pelotón no me imagino como debe de ser visto.

    Yo quiero entender que su intención en esa acción era simplemente ganar el sprint, no joder la vida de dos personas, pero antes de ciclista, hay que ser persona y ha antepuesto ganar a todo lo demás.

  2. Muy triste ver este tipo de espectáculo en algo tan sensible como es el ciclismo.No fue leal ni ético esta acción tan desafortunada contra el joven Jakobsen.Debe haber una sanción drástica.

  3. Mira hay periodistas que escribirán a favor o encontrá personas de a pie que opinan que no esta bien otros que no es para tanto. Yo como ser humano opino que este señor deberá de dejar el ciclismo automáticamente por que un personaje como este volverá a repetir su acción no una si no más veces cuando tú compites y hay alguien superior a ti pide paso te apartas deportivamente aquí y jugando al ajedrez y saltando ala comba lo primero deportividad si no para casa y punt y final joderrrrrr


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.