Miguel Ángel López ya sabe cómo hacerlo

Tras mil reveses, Miguel Ángel López sólo puede crecer

La riqueza que ha alcanzado el ciclismo colombiano tiene muchos nombres. En el altiplano, allá a una altitud que a cualquier europeo nos quiebra por la mitad, siguen creciendo talentos, en todos los terrenos, ya no sólo escarabajos, también rodadores, velocistas y ciclistas de toda índole y signo. No son el primer país del mundo en la UCI, creo que es Bélgica, pero no estarán lejos en el futuro.

Porque la ola surge, arranca y avanza. En su cresta se suben varios nombres ciclistas que conquistan con más o menos violencia el primer plano. Algunos es llegar y besar el santo. La facilidad de Nairo Quintana pasmó a muchos, tanto que, puso el listón tan algo que ahora se le exige lo inalcanzable.

Otros han sufrido mil virajes, reveses que tuercen el ánimo, pero no derrotan voluntades, reveses que ganan batallas pero que no decantan guerras.

Miguel Ángel López es uno de esos ciclistas prematuros, que surge tan rápido, que sin remisión se lleva todos los focos. Y no lo ha tenido sencillo, su historia, preñado de calidad, pocas pero relucientes perlas que tuvieron el punto de inicio en el Tour del Avenir, la carrera que nombra inequívocamente estrellas en ciernes colombianas (Nairo, Chaves, Bernal…), pero seguido por Milán-Turín y por Vuelta a Suiza.

Páginas: 1 2

Entradas recomendadas

2 Comentarios

  1. Saludos, Ibán! Ya no sólo hay en el altiplano, Álvaro Hodeg es de la costa norte, en el Caribe y ha sido fichado por el Quick Step… en mi concepto personal, puede ser un diamante en bruto que sirva para las clásicas belgas aunque, claro, habrá que esperar.


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.