Mikel Landa debería estar en la Vuelta a España

Tuvalum

El tiempo pasa y Landa sigue sin explotar en una gran vuelta

Para Mikel Landa el año parece finiquitado, sin Vuelta en el horizonte, no sé a qué espera a anunciar lo que ya han hecho otros, desde Marc Hirschi a Rigo Uran, pasando por los dos últimos ganadores de Tour, Bernal y Pogacar.

Hace dos meses largos, nos relamíamos con lo que podía ser el grueso de la temporada 2020 de ciclismo y ésta casi ha volado, con el Giro a medias, Flandes y a ver qué pasa en la Vuelta, una grande que arranca ya en una semana, con una etapa en línea, que habría de ser la primera tras el periplo neerlandés.

Para la Vuelta se anuncian alineaciones suntuosas, pero no la de Mikel Landa.

El capo de Bahrain dice que estarán Wout Poels, Dylan Teuns incluso Matej Mohoric pero que el alavés no, que «Mikel Landa nunca planteó correr la Vuelta» ni lo planteó, ni se lo replanteó.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Desde este mal anillado cuaderno acostumbramos a mojarnos poco en este tipo de decisiones, por que entendemos que se hacen desde mil circunstancias que desconocemos o que tenemos por descontadas, pero que al final acaban pesando.

Mikel Landa planteó esta minitemporada en un Tour que sin salirle bien del todo, no es para quejarse.

Joder que cuarto no es tan sencillo, y en el debe de Landa no habrán victorias finales, pero sí una ristra de resultados que hablan de un corredor que trabaja y está ahí entre los mejores de siempre y los nuevos que han de llegar.

En una temporada normal el Tour es capaz de absorber de tal manera al ciclista que le deja seco para el resto de campaña, pero ésta no, ésta no es una campaña normal ni merece el esquema previo de anteriores.

Se ha pillado a contrapié a todo, repito, a todo el pelotón, a las figuras y no tan figuras, y Mikel Landa debería haber virado los planes como han hecho estrellas del ciclismo y de cualquier otro deporte que saben que su presencia es necesaria en tiempos como los actuales.

Selle Italia
Castelli GIRO
Cruz 400×400

 

Mikel Landa es el ciclista español en activo con más carisma, con Alejandro Valverde en la prórroga de su larguísima trayectoria y Enric Mas, cuya personalidad dista mucho de ser carismática.

En momentos en los que la corbata no debe llegar al cuello de los organizadores de la Vuelta, en momentos en los que la victoria en la grande española no sería sencilla pero había opciones, por las mil circunstancias que harán de ella una especie de ruleta, en estos momentos, esperábamos que Landa, quien nunca prometió su presencia en la Vuelta, acabara virando en su decisión.

Un cuarto puesto en el Tour, con la sensación de haber sido el único de los favoritos en proponer algo diferente, pero con la constatación que le resultó imposible, parece poco botín para un corredor que luchó y suplicó por tener un equipo a su entero y completo servicio.

Recuerdo que en el documental de Movistar, en la cena que Carapaz celebraba el Giro, que Mikel Landa lamentaba el paso de los años y las oportunidades de explotar hasta el final en una grande, que el tiempo corría y en este caso en su contra…

… pues bien, en esta Vuelta no estará Mikel Landa, y el tiempo sigue corriendo.

Gore 400×100 MArzo2020

 

 

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.