Mikel Nieve es el mejor gregario del mundo

Entre los mejores gregarios, Mikel Nieve queda como el más grande

En unos días que Miguel Indurain nos ocupa más líneas de lo que podíamos prever, otro navarro nos viene al pelo: Mikel Nieve.

Con la temporada saltada por los aires, con mil conjeturas sobre cómo, cuándo y dónde habrá ciclismo, a saber qué es del bueno de Mikel, sin embargo esta encuesta entre los lectores de Cyclingnews nos ha traído su valiosa figura al recuerdo

Los lectores del medio de cabecera han situado a Mikel Nieve como el mejor gregario del mundo, que no es poca cosa.

Cruz 400×100 Banner Landing

 

Nieve se ha impuesto en un listado escogido a dedo, entiendo, aunque muy acertado.

Ahí estaban Tony Martin, el «treno» alemán para tragar kilómetros, Daniel Oss, clave en grandes victorias de grandes corredores, Tim De Clerq, a su espalda se cobija medio pelotón y elegido el mejor entre los pros, Andrey Amador, incondicionalidad que Ineos ha querido para sí, Adam Hansen, el trotamundos, y Stephen Küng, el suizo que le sacó los colores a Pinot en París-Niza, el recuerdo más cercano, hace un mes ya, de ciclismo en directo.

Michael Morkov, el danés que abre en canal los sprints y se posicionaba claramente para la americana olímpica, fue segundo.

Pero Mikel Nieve los ha ganado a todos.

Nieve, lo dijimos hace un tiempo, es oro, caviar sobre ruedas, un tipo que ha cultivado un palmarés curioso (etapas en Vuelta y Giro) mientras ha tenido tiempo de trabajar para terceros.

El Tour de 2013 fue el punto de inflexión, cuando sonó para Contador y Tinkoff pero acabó en el Team Sky de Froome.

El inglés ya puede besar por donde pasa el navarro, entre sus servicios, puertos y puertos delante en el Tour, especialmente 2016 y 2017, y aquella subida a Machucos de la Vuelta del 17, un rampote en el que las ratas abandonaron el barco al menor atisbo de fragilidad de Froome.

Gore 400×100 MArzo2020

 

En el Mitchelton, los Yates disfrutan de la sapiencia de un corredor que pudo haber visto como Simon se coronaba en el Giro, hace dos años, pero que al día siguiente del hundimiento abrió la caja de las esencias para ganar la etapa.

Dijo Froome: «No hay palabras para describir lo mucho que voy a extrañar a Mikel»

Lo podemos entender, su figura la extrañamos nosotros también, como el ciclismo que el coronavirus nos ha negado, seguramente esta semana Nieve habría tenido su cuota en la Itzulia, espero que, cuando vuelva, cuando vuelvan, quedemos resarcidos.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.