Mundial contrarreloj: el monumento al esfuerzo individual

Tuvalum
Kalas 1024×140

 

El mundial contrarreloj nos queda como reducto a los amantes del buen ciclismo

En el mundial de contrarreloj volveremos a saborear una crono a pelo, silvestre, con una confusa nómina de aspirantes, sin saber por quién decantarnos en una edición sobrevenida por las circunstancias que llega cinco días después que el Tour circulara por París.

Sea como fuere es un mundial contrarreloj, una de las carreras más singulares de la campaña, que seguro lo ganará un superclase, pero nos pondrá sobre la mesa un nombre que no esperemos, suele ocurrir, desde los tiempos de Uwe Peschel a Svein Turf o Gustav Larsson.

Y tiene lugar en Italia, en Imola, una ciudad cuyo «core» salió de los dibujos de Leonardo…

Etape 400×400

 

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Y claro nos viene a la mente la tarde de entre semana de Florencia, hace siete años, cuando Tony Martin, Fabian Cancellara y Bradley Wiggins nos trajeron a la pantalla las esencias de una modalidad que sublima el esfuerzo individual, sin referencias, sin ruedas que tomar, al tiempo que abre en canal las virtudes técnicas, el manejo de la bicicleta, la administración de la energía, la gestión de la mente en la agonía y tantas otras cosas que algunas carreras, dígase el mismo Tour, quieren arriconar año tras año.

Por que si una cosa nos trae el mundial contrarreloj una tarde en el ocaso del verano es el desfile de estampas, clase y categoría ante nuestros ojos.

Y así veremos de nuevo a Tom Dumoulin sobre la cabra, lo mismo que a Filippo Ganna, posiblemente los dos más elegantes, si bien, en este aspecto no computa cuando hablamos de locomotoras perfectamente afinadas para la cita, como la de Rohan Dennis, el especialista en la materia, o la potencia de Stefan Küng, un suizo volador que en un día inspirado rompe pelotones en medio de abanicos.

Selle Italia
Castelli GIRO
Cruz 400×400

 

Quedamos con los citados, y añadimos el caballo belga que todo lo sabe, Wout Van Aert, un ciclista que, ahora mismo, y a tope, podría optar a ser campeón del mundo de ciclocross, lo es por partida triple, de fondo y de contrarreloj.

La apuesta se redobla con un percherón llamado Remi Cavagna y el recordman de la hora, Victor Campenaerts.

Cualquier nombre que no salga de aquí sería una supina sorpresa, hace tiempo que un tremendo rodador como Geraint Thomas, el espejo de Ganna, no figura en estos listados de top, pero si su forma para el Giro es la que empezó a demostrar en Tirreno, podría ser un outsider.

Todo en 31 kilómetros sin apenas dificultad y a merced de cómo sople el viento por ese corredor del Po que une Turín con el Adriático.

En tiempos en los que la contrarreloj puede quedar liquidada por las organizaciones, 31 kilómetros caen como agua de mayo, incluso siendo pocos respecto a históricos de cincuenta o más.

Pero ya sabéis, que a veces lo bueno si breve…

Gore 400×100 MArzo2020

 

 

 

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.