Mundial: ¿Por qué Roglic tendría que ayudar a Van Aert?

Tuvalum
Kalas 1024×140

 

No creemos que Roglic debiera ayudar a Van Aert en Imola

Pasan los mundiales, cambian los nombres, los escenarios, pero hay polémicas que sobreviven la tiempo y se hacen tangibles cada ciertos años, esta vez entre Primoz Roglic y Wout Van Aert.

Sabido, y visto, es que el belga hizo un servicio impecable en favor del esloveno durante el Tour.

En el tren del Jumbo Visma, Van Aert era el martillo en la resistencia de los rivales de Roglic, cuando el belga surgido del ciclocross se ponía al frente empezaba un goteo incesante por detrás…

Hasta aquí todo bien, Van Aert hizo lo que se le encomendó, igual que otras veces ha tenido carta blanca para liderar el bloque, Roglic se beneficio de ello, como líder marcado por los neerlandeses.

Etape 400×400

 

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Sin embargo, la situación final del mundial de Imola, cuando Alaphilippe había despegado en el último tramo de la subida, y Roglic con Van Aert quedó en el grupo perseguidor, más de uno pensó que era el momento que el esloveno le devolviera el favor a su compañero de equipo, que no de selección, tras lo apreciado en el Tour.

Ayudar o beneficiar a uno en concreto no creo que sea complicado de hacer, incluso hasta con cierto disimulo y decoro, proclamar a los cuatro vientos que se debería haber ayudado, como se ha insinuado en Bélgica, me parece vergonzoso.

Esto se corre por selecciones, y quizá eso haga tan especial el mundial, juntando parejas de baile inesperadas que a veces acaban como acaban.

Casi siempre en los mundiales, a excepción del equipo que gana, todas las selecciones finalizan con el resquemor de no saber si todos han dado lo que debían para el objetivo del equipo.

Eso es tan antiguo como el propio mundial, ahora bien decirlo con ese efecto aspersor es reprochable.

Selle Italia
Castelli GIRO
Cruz 400×400

 

¿Qué le habría dicho Roglic a Pogacar si hubiera ayudado a Van Aert?

Quizá el joven ganador del Tour esté en una nube en lo que todo le va bien, pero Pogacar se inmoló a favor de su compañero para hacer trabajar a una selección, la belga, que no se caracteriza por ir todos a una, en esto hacen buenas las teorías de sus homólogos del ciclocross.

Van Aert dijo que no se podía reprochar nada a Roglic, lo dijo tras colgarse la segunda plata en tres días, eso es dos patadas en el estómago para alguien que es un ganador, pero aunque le hubiera quedado un gramo de fuerza, no había nada que el esloveno tuviera que hacer por el belga.

No al menos de cara a la palestra, por que una cosa en la teoría y otra lo que pasa en carrera, y la historia está llena de casos.

Aquella vez que Mauri no ayudó a Jalabert, ambos estaban en la ONCE, lo que Manolo Saiz consideró que debía hacerlo fue sonada, el catalán acabó quinto, fue en San Sebastián, el último mundial ganador por un francés.

Incluso se dieron circunstancias curiosas, como en el mundial de 2010, cuando Cadel Evans se va como si cualquier cosa, y Purito ratea relevos a Kolobnev sin saber que ambos acabarían en Katusha al año que viene.

Y no querremos ser mal pensados entre Valverde, Rui Costa y otra vez Purito, tres años después.

Es lamentable que la gente mirara a Roglic para tirar en favor de Van Aert cuando Alaphilippe volaba hacia el oro, pero otra cosa es que el mundillo, esta gran familia, a veces debería tener el decoro de imaginar qué pensarán los demás, más que nada por que si ayer Van Aert gana por la ayuda de Roglic, el fantasma le perseguiría toda la vida.

Imagen: FB de Imola 2020

Gore 400×100 MArzo2020

 

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.