Nos estamos volviendo locos con Remco Evenepoel

Tuvalum

Lo que hace Remco Evenepoel es tan singular que no merece el esfuerzo de compararlo con nadie

Como era de esperar las imágenes del diluvio y un charco tragándose un ciclista han sido generosamente divulgadas por las televisiones patrias, aunque en el caso de La 1, nos sorprendió el titular de «el nuevo Eddy Merckx» cuando se referían al mundial en el que Remco Evenepoel ha quedado subcampeón.

«Remco Evenepoel es el nuevo Eddy Merck»

Lo escuchamos, leemos y vemos en cada crónica, en cada relato, es una constante, una comparación sencilla, simple, pasmosamente pobre.

Remco Evenepoel no es Eddy Merckx, nunca lo será, es otra cosa, la suya, propia y personal.

Eddy Merckx fue profesional durante unas quince campañas, allá, a caballo entre los sesenta y setenta.

Acabamos antes diciendo que lo ganó todo salvo la París-Tours, en sus registros figuran récords que creemos para mucho tiempo: forma parte de los ganadores de cinco Tours, otros tantos Giros, siete San Remo, tres mundiales.

Decir Eddy Merckx es escribir la palabra ciclismo con mayúsculas.  

 

Debutó, el caníbal con veinte años, y al siguiente ya empezó a amasar fortuna, entre otras cosas su primera Milán-San Remo.

Desde ahí, lo podéis imaginar: ganó el mundial con 22 años -la edad de Bernal en este Tour-, el Giro con 23, el Tour con uno más.

Su popularidad eclipsó una generación extraordinaria de corredores y este año Bruselas se congregó en fiesta para dar la salida del Tour que homenajeaba su primer triunfo, hace cincuenta años.

Eso es Eddy Merckx, es un mito, aún vivo, con su marca de bicicletas propia, calles en Bélgica con su nombre y cabeza de cartel de todo aquel evento ciclista que quiera trascender, aunque sea un poquito.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

A todo esto se compara Remco Evenepoel, la comparación sencilla, directa y más resultona.

Pero se retuerce la realidad, no se es justo, ni con el chaval, ni con la leyenda que se le pone sobre las espaldas.

Lo que está haciendo Remco Evenepoel excede todos los adjetivos. 

Lo del año pasado en Innsbruck nos impactó, lo que firmó en San Sebastián, no tiene parangón.

En todo eso estamos de acuerdo, pero olvidamos que el crío, porque es un crío, tiene 19 años.

19 primaveras cargadas de ambición e impaciencia, llevado por sabias manos, el amigo Lefevere y compañía, que no espera que madure si el limón le da jugo.

Con 19 primaveras que juegan a su favor en la historia, pero en su contra en la experiencia.

El chaval ayer, antes de la crono, sacaba su máquina para rodar, personalizada, para él, con los colores europeos en la horquilla…

 

 

Decía, antes de salir que Rohan Dennis, ganarle, era el objetivo. 

Un chavalín que le llega a los hombros al cohete australiano, diez años más joven, señalando objetivos de ese calado, diciéndolo así.

Desde que puso el pie en el ciclismo, Evenepoel ha tenido una moto y una cámara para él, y él cumple con creces, como el año pasado cuando remontó en el mundial junior.

Cambrils Movil 300×100

 

Todo eso está muy bien, pero en este mal anillado cuaderno otras veces, cuando han venido mal dadas, hemos mirado adentro, a la persona, y aquí pensamos cómo demonios gestiona Remco Evenepoel todo lo que lo que rodea, la locura en la que vive inmerso.

Y pensamos en el tiempo que le queda en este tinglado si, como parece, llegará el día, más pronto que tarde, que se haya cansado de ganar.

No hay una mala palabra a su ambición, ni un reproche a sus ganas de crecer a ritmos de vértigo, pero sí nos gustaría cautela, tranquilidad.

SQR – GORE

 

Lo que está haciendo es inédito, nadie lo ha hecho y pasará mucho tiempo para ver algo igual.

Con Remco Evenepoel y la velocidad de los acontecimientos, Egan Bernal parece un veterano, pero es que tiene 19 años y hace cosas inverosímiles, a tal magnitud que compararle con Eddy Merckx es una aberración, más que nada porque Merckx a su edad no había ni dado el salto.

Foto: ©Tim De Waele/ Getty Images

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.