Queridos Reyes Magos

El de hoy no es un post al uso de los últimos. Quizá adquiera un tono más personal cuando de la festividad de los Reyes se habla. Este último coletazo de las fiestas es para los niños el días más feliz del año, y no entraremos en la angustiosa espera y engorde de ilusiones que anteceden a la llegada de esta jornada por parte de los más pequeños. En definitiva es eso, introducir con “vaselina” y engranaje a los pequeños salvajillos en el vergonzoso rodillo de consumo desaforado que mueve nuestro sistema.
Mi reflexión en torno a los Reyes va por otros derroteros. Se cierne sobre las etapas de una persona que como yo ha sido padre, una bendición, por que en los días que corren es en la conversación con un niño donde tomas conciencia de lo que significa inocencia, aunque ésta se pierda cada vez antes.
Si seguimos el teorema de que las personas nacemos, crecemos, nos reproducimos y morimos, nada mejor que esta festividad para ubicarnos en cada una de estas etapas.  Yo diría que los Reyes definen nuestra vida en cinco etapas. En este caso lo mejor viene al principio, aquellos años donde te tragas la bola de los Reyes y los vives con virginal ilusión. Pero llega un día en que se abre la caja de Pandora, y con ella el segundo ciclo. Esto es así hasta que eres padre, convirtiendo la fecha en un mercantil intercambio de regalos para con los “tuyos”.  Y llegan los hijos en manada, y desordenan tus procesos automatizados desde que supieras de la verdad. Luego ellos se enteran de la misma y volvemos en cierto modo al segundo estadio, sólo que ahora con bastantes más años. La última fase sería la de abuelos, un ciclo confuso por cuanto éstos se pasan el año comprando cosas a los niños, con lo cual poco se diferencia un día de Reyes de cualquier domingo del mes de julio. En definitiva cinco etapas, a mí me toca la tercera, no quiero pensar que ellos significa que estoy en el meridiano de mi vida, si bien los años pasan, y para todos con igual cadencia. Vivirlos más y mejor es nuestra obligación, una más…

***

Se presentó el Team Leopard de los Schleck, no sé a qué obedece el nombre. Se siguen los patrones de Slipstream y Hihg Road. Primera impresión??? Pues que estos luxemburgueses han hecho del Saxo Bank un solar. Por llevarse se han llevado hasta el diseño del maillot, realmente parecido al del conjunto dirigido por Rijs –estará contento éste con el cambio de cromos que ha hecho-. De cualquiera de las maneras son el equipazo del Pro Tour. Salen a tiro hecho, con lo mejor del Saxo Bank más incorporaciones muy valiosas como los alemanes Weggman y Gerdemann. Quién se lo iban a decir a estos??? Dos buenos exponentes, sobretodo el primero, del país más potente del viejo continente que se han tenido que buscar la vida en el pequeño ducado centroeuropeo.

***

Interesante comentario (+ repercusiones) sobre los políticos en esa megaferia llamada Fitur, cuya única forma de abarcar es volviéndose loco, de mi compañero Xavier Canalis. Como reza el eslogan “Spain si different”. Más de lo mismo

Raras parejas de ases

Hace poco tuve ocasión de departir un largo rato con dos buenos ciclistas de cuño muy diferente, aunque con una relación muy especial. Hablo de Xavi Tondo y Theo Bos. A mis años, quién me diría que iba a hablar con Tondo en inglés. El de Valls está realmente ilusionado con el año que empieza. Va a «ser azul». Entra en ese equipo donde ser ciclista es lo más parecido a ser funcionario, y no lo digo por que en las huestes de Unzúe no haya las necesarias dosis de presión, pero ya han sido varios los corredores que agradecidos ante los parabienes del técnico navarro han volado en busca de estímulos y mayor exigencia si cabe. A su lado Bos un «niño prodigio» del siempre efectista rodillo holandés. Este año 2010 ha sido completado con éxito. Bos ha empezado a amasar palmarés pero es que además ha superado lo más duro su primera grande, la Vuelta.
Ambos bajan una vez a la semana al velódromo de BCN para mejorar la cadencia y la postura en el caso de Xavi y para completar su preparación en el de Theo. Hablar con ellos demuestra cuán enriquecedor puede llegar a ser este deporte. Una amistad de dos tipos realmente diferentes. Bos ha crecido entre algodones, en las comodidades que se le suponen a un país tan avanzado como el suyo en un entorno muy exigente aunque exento de la épica de la ruta. Hablo de la pista. Xavi es un auténtico «currante» de la bicicleta. Ha pasado por tantos estadios en esto del ciclismo que sorprende seguir viéndole con la ilusión de un juvenil. Además le pasa como a un servidor, le ha cogido asco al fútbol que nuestras vidas quiere llenar. ¿Quién se lo diría hace casi diez años cuando una tremenda caída casi le aleja de la bicicleta?
Ojo con Bos esta temporada. los expertos me lo dicen una y otra vez, la velocidad en pista no tiene nada que ver con la carretera. Es otra historia, al punto que desde Urs Freuler no veíamos a un campeón del mundo de velocidad postularse con tanta solvencia en la ruta. Bos ha puesto en la balanza la pérdida de velocidad vs el rendimiento en la ruta y parece haber dado con la fórmula. Ha perdido de una lo que le hace competitivo en la otra. Juega a la alquimia. Además vuelve a casa, al Rabobank, y lo dice claro «nadie es imbatible» señalando a Cavendish. Este simpático holandés por eso tiene una cruz y no es otra que ese incidente de la Vuelta a Turquía de 2009 cuando arrolló a Impey. Verle la cara después de mencionarle dicho suceso habla a las claras de cuánto daño le produce ese recuerdo.

Por cierto el resultado de todo esto en breve en el Meta 2Mil

Mucha suerte a ambos.

***

En la vida los ingresos nunca cubren los gastos dijeron el otro día en la Rosa de los Vientos que había dicho Schopenhauer. La Rosa de los Vientos, ese programa que pone en duda todo aquello de lo que dudo 😉

100 años de Volta

El otro día por una cuestión ajena, me informaron con tino de que este día de Reyes la Volta Ciclista a Catalunya cumplirá cien años desde su primera salida. Cierto, y muy importante, a pesar de que en los días que corren todo deporte que no sea fútbol parece no existir, y todo aquello que no sea morboso, parece no importar. Sin embargo, estamos ante una efeméride extraordinaria. Por los mismos motivos en Francia en 2003 y en Italia en 2009 hicieron sonoros homenajes a su Tour y Giro. Aquí las cosas por desgracia no parecen en el mismo camino.
De cualquiera de las maneras conviene recordar la fecha. 6 de enero de 1911, en la partida (como bien nos cuentan nuestros amigos de Urtekaria) 44 pioneros. Nombres míticos hicieron posible la ruta, como el Miguel Arteman, un hombre renacentista metido a labores grandes en los albores del ciclismo. Este andaluz creo primero la Volta y luego la Vuelta a Andalucía, pero su vida dio para mucho más. En la primera edición la carrera realizó un trayecto triangular con Barcelona, Lleida y Tarragona como vértices y más de 350 kilómetros en las aristas. Sebastià Masdeu fue el ganador de la primera edición de la primera carrera ciclista que cumple cien años en España, si bien cabe recordar que la Volta a Tarragona es más antigua, aunque en su historial presenta enormes lagunas.
Los viejos de Sants, el barrio barcelonés que dio vida a la carrera, recuerdan cómo las localidades se paraban literalmente al paso del pelotón. Enric Canto, periodista de La Vanguardia, me contó como hizo una edición montado en un coche de la guardia civil sin frenos. Aquello le costó años de vida en disgustos. Nada de aquello parece haber quedado en nuestro ciclismo postmoderno.
Para quienes tengan un minuto que le dediquen un segundo a su palmarés, tomaran conciencia de cuan importante es esta prueba. Cañardo -recórdman casi para la eternidad con siete triunfos- Cardona, Poblet, Ezquerra, Merckx, Ocaña, Gimondi,… hasta Purito Rodíguez. Sólo echamos de menos, por circunstancias varias, a Bartali, Anquetil, Coppi e Hinault. Pero esta breve reseña no sería completa sin mencionar la figura de mi buen amigo Ferran Bellfort, quien con su labor abnegada y humilde hizo que esta carrera trascendiera en círculos como el de la filatelia, entorno de minorías aunque de prestigio y «branding» cultural. Amigo Ferran, nunca te olvidaremos.

En la imagen salida de la primera Volta.

***

Alvarez Cascos, ley antitabaco. Continuamos en la labores de distracción. Trileros sociales, engañifas mediáticas, … nos siguen vendiendo la moto que les interesa. Mientras desde no sé dónde conspiran contra nuestro bienestar. Cada vez más alejados del político medio.

¿Quién era JoanSeguidor?

Bienvenidos a El Cuaderno de JoanSeguidor

JoanSeguidor fue Francisco Canto Arroyo. Y ¿quién fue Francisco Canto Arroyo?. Para muchos el padre del periodismo ciclista, la persona que sentó cátedra cuando este deporte circulaba por el empedrado de su prehistoria. Desde sus páginas de La Vanguardia sentó cátedra hasta que falleció en 1948. En esas primeras cuatro décadas del pasado siglo sembró de conocimiento el camino de muchos que entonces no tuvieron, ni soñaron, loe medios que hoy nos abruman.

JoanSeguidor era el formulismo, el pseudónimo que dirían muchos, que Canto Arroyo utilizaba para firmar sus crónicas de «serie B», para explicar los cotilleos, despiezar las bambalinas, abrir al lector la rebotica. Sin rencores, sin intención de dañar. Desde la amabilidad, desde la cordura, lo que se dice «buen rollo». Esa crónica en paralelo es la esencia de lo que pretende este blog. Espacio para opinar, no para informar.
Una parcelita de  tres bandas, cada cual más amplia y ambigua si se quiere. Una será el ciclismo, el hilo conductor de mi vida, la pasión desde que tengo conocimiento. Con la bicicleta físicamente llego a todos los sitios, en mi ánimo también. Con ella paseo por la historia, vinculo recuerdos, rememoro épocas pretéritas, contextos que vieron las grandes gestas. La bicicleta entronca de pleno con mis otras grandes pasiones, la historia, el arte y por ende el turismo. Espero encontrar aquí el espacio que cada uno merece. Espero en definitiva que os guste.

En la imagen la muralla de Ávila, su lienzo septentrional, el más espectacular, el que sirve de escenario para magníficos finales de etapa de la Vuelta a España.