Motes, ciclistas que fueron emperadores, califas, zares y hasta Napoleón

Entre los motes ciclistas encontramos todo tipo de personajes

Vamos con una de motes, pero de motes ciclistas…

Muchos motes explotan títulos reales, de nobleza, de grandes personajes de la historia. Apodos “de galones”, de grandes cargos, para engrandecer la épica de muchos corredores. Ese es el caso de “Napoleón” Henry Anglade, Eugeni Berzin “El Zar”, “El Califa” Djamolidin Abdujaparov, el esprínter uzbeco que tumbaba la bici en los sprints como el doble de los demás, a Sean “King” Kelly, el mítico “Casero irlandés” que ganara 7 ediciones consecutivas de la París-Niza, dejando las brumas de su país para triunfar en “La Carrera del Sol”. Conocido como “El káiser” tenemos al alemán Jan Ullrich, a “The boss” (el jefe) en Lance Armstrong, a “El Príncipe” Frank Vandenbroucke (“VDB”), al malogrado británico “Mayor” Simpson, a Georges Speicher como “El rey de Monthlery”, vencedor del Tour del año 33, y destacables son los belgas Rik: Van Steenbergen (1943-1966) conocido también como “The boss” y “Rik I, el grande” y su “sucesor”, Van Looy, “Rik II, el emperador de Herentals”. Otros motes de este tipo pueden ser los del danés Bjarne Rijs, “El vikingo”, o “Tarzán” Ramón Sáez, corredor español de los años 60 de gran corpulencia y envergadura, esprínter de fuerza bruta que fue bronce en el mundial de ruta del año 67, detrás de Merckx y Jansen. No faltan tampoco los gladiadores como “Espartaco” Cancellara, todo un hércules para sus 186 cm de altura repartidos en sus 80 kg de puro músculo, o Stefano “Maciste” Zanini, el ciclista italiano conocido como el héroe cinematográfico de fuerza descomunal, que lograba hazañas que los hombres ordinarios no podían conseguir.

Ver la entrada del TOUR DE FRANCIA, un especial donde podemos analizamos la gran prueba francesa, pincha aquí para saber más del Tour.

Como curiosidad, encontramos un par de motes de dos ciclistas que comían gran cantidad de galletas durante las carreras: “Triqui” Beltrán, por el personaje de Barrio Sésamo el monstruo de las galletas, o al recordado Alberto Fernández “El galleta”, ídolo de los 80 que vivía con su familia en Aguilar de Campoo, donde el producto estrella eran precisamente las galletas.

Como os decimos, hay apodos para todos los gustos, los que incluso delatan la elegancia, la clase, la belleza, el estilo e incluso la coquetería del ciclista. Podemos hablar del francés Marcel Berthet “El elegante”, a Charly Gaul como “El ángel de las montañas”, al italiano Alfredo Binda como “La Gioconda”, por su elegancia y sonrisa permanente, al suizo Hugo Koblet como “El pedaleur de charme” (ciclista encantador) o “El bello Hugo”, a “Cara de ángel” Paolo Savoldelli, y sin dejar en el tintero, por supuesto, a Mario Cipollini “Il bello”, conocido también como “El rey León”.

No podemos olvidarnos de otros motes que hacen referencia al físico, como Henri Pélissier “Ficelle” (el cordel), por su extrema delgadez, o el caso de Julián Berrendero “El negro de ojos azules”, por su gran tez morena en claro contraste con sus ojos claros, al colombiano “Cacaíto” Nelson Rodríguez, a “El niño” Óscar Sevilla, o el primer gran héroe español, Vicente Blanco “El cojo”, cuando trabajando en unos grandes astilleros sufrió dos graves accidentes: en uno, una barra de metal incandescente le destrozó el pie izquierdo; en el otro, el engranaje de una máquina le atrapó el otro pie, el derecho, sufriendo la amputación de sus cinco dedos. Vicente Blanco pedaleaba prácticamente con dos muñones.

Por una arritmia cardíaca que le obligó a retirarse a Franco Bitossi, se le recordará siempre como “Corazón loco”. Y por su gran parecido a “Il Campionissimo”, tenemos a Franco Chioccioli como “Coppino”, a “Ricitos” en el mítico Octave Lapiz, o “El profesor” Laurent Fignon, escondido tras sus gafas redondas de intelectual.

Franco Bitossi «corazón loco»

Otros sobrenombres de este tipo no eran tan agradables para el corredor que los sufría, más bien despectivos. Así podemos identificar al holandés Gert-Jan Theunisse como “El mono” o “La bestia del pelo largo”, a “El dromedario” a Toni Rominger (¿recordáis su postura en las cronos?), o a “El tití” (el mono más pequeño del mundo”) un feo apodo para el longevo ciclista Lucien Van Impe, profesional nada menos que desde el año 69 al 87, todo un récord, un excelente escalador que participó en 15 ediciones del Tour, no retirándose nunca. Cuando acabó su carrera con 41 años, reconoció a un periodista que su manera de tapar bocas a los que se reían por su pequeña estatura era encima de la bici, como tampoco creemos que le haría mucha gracia a “El bebé de Montcada”, Miguel Poblet, que le llamaran “Sancho Panza”, por ser bajito, un poco grueso, pero con unos cuádriceps muy desarrollados, pero “La flecha amarilla” también cerraba picos, con este último apodo mucho más certero para sus cualidades como esprínter.

Tampoco le gustaría mucho al holandés Joop Zoetemelk, al que acusaran durante mucho tiempo de ser un “chupa rueda” que lo conocieran como “La rata”,  o que a “Beppe” Giuseppe Saronni lo llamaran en sus últimos años como profesional “Il culonne”.

Continuará…

Para ver la primera entrega de apodos ciclistas

Un texto de Jordi Escrihuela

Girona Gravel Ride: La ruta reinventada

Girona Gravel Ride JoanSeguidor

En la Girona Gravel Ride se pone a prueba la especialidad de moda

Los caminos de Girona esperan ciclistas, y para la Girona Gravel Ride el territorio es un vergel.

Una propuesta que vuelve al corazón del programa de la Sea Otter Europe con renovadas rutas, en parte obligado por los temporales rompen rutas y carreteras.

Pero la Girona Gravel Ride vuelve al calendario para ofrecer la otra cara de Girona, de esa tierra en idilio con el ciclista y el ciclismo, esta vez partiendo hacia el sur, hacia los parajes de La Selva, un llano agradecido de bosques densos y caminos tranquilos.

Girona Gravel Ride foto JoanSeguidor

Las dos rutas de la Girona Gravel Ride

Y en el mapa dos itinerarios, para abrir el abanico a todos.

El primer es el circuito corto, de sesenta kilómetros y 400 metros de desnivel.

Girona Gravel Ride: Inscripciones abiertas  

Hablamos de bajar hasta Caldes de Malavella y Cassà de La Selva, en una ruta paralela a la vía verde.

Una pista cómoda y ancha -resume Jordi Cantal-. Se trata de un recorrido bueno para iniciarse en el gravel, sin estridencias ni sufrimientos innecesarios. Es un gravel americano, es decir adecuado a rodar con tranquilidad sin más objetivo que disfrutar de la propuesta”.

Girona Gravel Ride carretera JoanSeguidor

La segunda opción se basa en un recorrido de 77 kilómetros, también hasta Cassà, donde se sitúa el avituallamiento, para subir por Les Gavarres.

Son 900 metros de desnivel, en parte por ese tramo más accidentado, volviendo por Montnegre y Vall de Sant Daniel, un tramo del recorrido ya realizado en 2019, con vistas excepcionales.

El año pasado 188 ciclistas tomaron parte en la Girona Gravel Ride, una cifra idónea, porque es controlable, permite sacarle jugo al recorrido y se puede garantizar la calidad.

Una filosofía apoyada en el disfrute de la bicicleta

Esto es un reto, una aventura o una mera manera de disfrutar del paisaje, esto no es un mundial de gravel ni la Strade Bianche, aunque nos podamos inspirar en ella” afirma Jordi Cantal.

Por que vuelve cierto postureo con la bicicleta, una máquina sucia, maltratada por el rigor del camino, el color de la leyenda.

Siempre habrá quien quiera apretar, pero aquí la norma es rodar, parar y avistar el paisaje” concluye Jordi.

L´ Étape du Tour llega a España

4 de julio L´ Étape du Tour en Madrid y dos recorridos preparados

L’Étape Spain by Tour de France celebrará su primera edición el próximo 4 de julio, con salida y llegada en Villanueva del Pardillo (Madrid) y dos distancias: una más exigente con aproximadamente 170 km y 3.000 M d+ / y una más corta, de unos 120 KM y menos de 1.500 M d+.

La ruta, que llevará a los ciclistas a afrontar puertos míticos alrededor de la capital, estará diseñada por expertos del Tour de France y permitirá a los ciclistas sentir el ambiente de la ronda gala. Todo ello con los más altos niveles de seguridad y ofreciendo un sistema de tiempo y orden de llegada, así como la disputa del KOM y la QOM.

L’Étape, la magia del Tour de France para amateurs

El sello L’Étape nace a raíz de la celebración del Tour de France. En el marco de la carrera ciclista más grande del mundo, miles de aficionados participan en L’Étape du Tour de France, el buque insignia de estas series donde ciclistas amateurs disfrutan de una de las etapas que los profesionales afrontarán en el Tour de France de ese mismo año.

Para que la magia del Tour también esté presente en otros continentes, L’Étape se ha extendido internacionalmente, llegando a países como China, Tailandia, México, Brasil, Australia y ahora también en España.

Etape Tour JoanSeguidor

Alberto Contador, un embajador de lujo

Uno de los grandes protagonistas de L’Étape Spain by Tour de France será el exciclista profesional Alberto Contador, que será embajador de la prueba.

El vencedor de 2 ediciones de la Grande Boucle, así como 2 Giros de Italia y 3 Vueltas a España, es uno de los 7 ciclistas en la historia que han conseguido la Triple Corona: ganar las tres grandes vueltas a lo largo de su carrera profesional.

Una prueba abierta a todos

La primera edición de L’Étape Spain by Tour de France, que organiza RPM-MKTG junto a la compañía francesa A.S.O. (organizadora del Tour de France) está dirigida a todo tipo de aficionado al ciclismo de carretera.

Los interesados pueden hacer un preregistro en la web letapespain.com y así optarán a un precio especial cuando se abran las inscripciones a principios del mes de marzo.

Villanueva del Pardillo, ciudad sede

Villanueva del Pardillo es un municipio de la provincia y Comunidad de Madrid, distante a 27 kilómetros de la capital y enclavado en el entorno natural de la Cuenca del Guadarrama.

Con una superficie de 25 KM2 y situado a 650 M sobre el nivel del mar, Villanueva del Pardillo acogerá la salida y llegada de esta primera edición de L’Étape Spain by Tour de France.

Accede a la web oficial de L’Étape Spain by Tour de France

Marco Pantani: cuando murió el hombre, nació el mito

Tour del 98 - Marco Pantani JoanSeguidor

Las tardes que firmó Marco Pantani no se olvidan nunca

Recuerdo la primera vez que supe de Marco Pantani…

Su grácil figura ya danzaba al ritmo de vértigo sobre la máquina. 

Pobre mata de pelo por los laterales ya anunciaba una incipiente alopecia.

Rara vez con gorra, subía como los ángeles.

Suyos comenzaban a ser los más épicos ataques.

Fue en el Giro de 1994.

Un fin de semana dolomítico lo trajo a nuestro imaginario.

Primero con una cabalgada extraordinaria camino de Merano, una jornada que marcó un hito en la persona de aquel ruso de tremendo descenso, Dimitry Konyshev marcó los cien por hora cuesta abajo y desde la motos se palpo el miedo con las manos.

Al día siguiente Pantani saltaría la banca en el Mortirolo. Arrancó en el pie de puerto, reventó a Berzin y De Las Cuevas, primero, y a Miguel Indurain, posteriormente, en el Valico di Santa Cristina. En Aprica Italia, el mundo, el ciclismo habían presenciado al nacimiento de un ídolo de masas.

 

Mañana 14 se cumplen 16 años de la marcha de Marco Pantani.
Una pérdida envuelta en dramatismo y sinsabor. Su historia fue asimétrica, un antes y después de aquella mañana en Madonna di Campiglio.
Junio de 1999, jornada, una más, por los Dolomitas.
Pantani, uno en la espalda, se manejaba con solvencia enorme.
Aquel era su Giro, el segundo de  su carrera. Un contingente policial rodeó el hotel del Mercatone Uno, su equipo.
La orden consistía en llevarse al líder del Giro, al ídolo de un país, por dar valores alarmantemente altos en hematocrito.
Pantani era expulsado de una carrera que ya era suya.
De ese golpe no acabaría de levantar cabeza.
Incluso victorias tan discutibles como la que le obsequió Lance Armstrong en el Ventoux le supieron a humillación.
Porque antes de aquel mal trago, Pantani no ganaba, Pantani enamoraba, seducía, arrastraba.
Desde ese Giro 94, al del 99, comprobó todos los estados de la vida.
Un tremendo accidente en la Milán- Turín del 95 le proporcionó una lesión mayúscula y un 1996 en blanco.
Sin embargo le embriagaron aquellos momentos que le dieron estatus de mito.
El suyo fue un  busto cincelado por días memorables.
Quizá ninguno como aquel desarrollado bajo la cortina de agua que regó el Galibier en el Tour de 1998.
Se extendió aquello de que cuando atacaba Pantani otros miraban para la cuneta.
Jan Ullrich cayó en desgracia en el Tour a partir de esa jornada.
La forma de arrancar, de superar rivales, de avasallar, todo, hicieron de Pantani el escalador más apreciado de la época moderna.
Aquel Tour empezó mal, en Dublin con la expulsión del Festina, y acabó peor, con todos los equipos españoles de vuelta a la península como protesta.
Pantani fue el halo de vida sobre esa carrera pero en menos de un año estaba out.

La nube de recuerdos del Pirata dibuja el ciclista total, que amasaba la pasión de las cunetas, alzaba corazones, causaba pavor en los rivales… su trágica pérdida, culminando un progresivo declive, no hizo más que añadir atractivo a su figura.

 

El mismo que nadie olvida.

Hace poco a la pregunta qué corredor nos ofreció más espectáculo –ver resultado a la izquierda- Pantani salió elegido por delante de nombres como Contador, Gilbert, Bartoli, Museeuw y cia.

Su presencia sigue latente.Nunca vimos nada igual.

 

El invierno del ciclista es la clave de la temporada

Serra de Bernia JoanSeguidor

En el invierno ciclista se juega gran parte de la suerte de la temporada

En ocasiones es importante ser un experto en el arte del montaje de puzzles, y es que en el día a día, con obligaciones laborales, familiares, o las dos juntas, encajar la pieza del entranamiento en el invierno ciclista no es tarea fácil, sobretodo cuando disponemos de menos horas de luz que nos permitan salir a la carretera con mayor tranquilidad.

Aun recuerdo mi etapa de juvenil, que si lo pensamos un poco, en cuanto de disponibilidad de tiempo, no dista tanto del que puede tener un cicloturista.

Clases de mañana y tres tardes, con las del martes y la del jueves libres.

Estos dos días si eran divertidos, típicos del invierno ciclista.

Salir de clase a las 14h, pitando a buscar el metro, comer con embudo, cambiarse más rápido de lo que lo hacía Supermán y  todo para poder estar a las 15:00 sobre la bici, porque quedaba con un compañero a las 15:30 a la salida de Barcelona.

 

Os podéis imaginar, solo 2h de luz.

Recorrido de ida y vuelta a gas, para conseguir estar a la entrada de Barcelona a las 17:30, 17:40 para aprovechar la luz de las farolas y no andar jugándonos la vida por la carretera.

Sí sí, llevábamos luces, pero aún y así andar por la carretera de noche no da mucha seguridad, aunque las lleves

Si la jornada salía redonda, a veces hasta nos daba tiempo de subir un puertecillo de 4 kilometrillos, y  según pasaban las semanas, y los días ganaban minutos de luz, nos aventurábamos en busca de la siguiente rotonda para ganarle 10 kilómetros al entreno, pero buenos eran, aquí todo suma.

El resto de días tocaba rodillo, y el fin de semana aprovechar para sumar las horas que el resto de semana no permitía.

 

Yo notaba la diferencia entre la época pre navideña y la post navideña.

En la pre navideña, la bici solo en fin de semana y yo que hacía carretera, aprovechaba para disfrutar de la BTT por cambiar un poco de aires y mejorar la técnica.

El resto de días al gym, y ahí poco importa la luz del día: Natación, gimnasia, ejercicios de compensación que el resto del año quedan más olvidados, alguna clase de spinning y jornadas listas.

La post navideña ya tocaba volar para aprovechar horas de luz, machacarse en el rodillo y fin de semana de horas de carretera.

ciclista de negro featured

Sin ser el invierno la mejor época de la temporada, es la más importante para el ciclista.

Donde se va labrando la famosa base.

Tiempo para rodar en grupeta sin desenterrar el hacha de guerra, donde el objetivo es sumar horas, y entre semana desempolvar la rutina de rodillo, que por suerte actualmente y gracias a la tecnología podemos hacer sesiones mucho más amenas, incluso compartidas con los amiguetes o salidas en carretera, cortas pero intensas.

Como hemos dicho, no es tarea sencilla, pero con una buena planificación, no tenemos excusa para iniciar el camino hacia los objetivos de la temporada y es que por suerte, actualmente contamos con mucha información en cuanto a metodología de trabajo, profesionales muy bien formados en ello, y tecnología que nos permite obtener un plus en muchos de los trabajamos que realizamos.

Desde Fisioterapia Monasterio

Desafío Lagos de Covadonga: ¿con o sin cajón de salida?

Desafio Lagos de Covadonga JoanSeguidor

Los cajones de salida en una cicloturista es un oxímoron

Ayer leyendo este comentario sobre la marcha Desafío Lagos de Covadonga…

https://twitter.com/Viscontiforever/status/1227166051198230529

… nos acordamos lo que nuestro compañero Jordi Escrihuela escribió en este mal anillado cuaderno hace unos meses.

De aquella jornada que describe nuestro colaborador, de lo que sucedió en esa Desafío Lagos de Covadonga, nos llegaron varias versiones, algunas muy duras con el organizador, y otra del propio organizador abrumado por lo que sucedió.

 

En esta ocasión al ver el tweet sobre el cajón, quisimos comentarlo con la organización y nos aseguran que nada de cajones.

Desde Desafío Lagos de Covadonga nos ponen al corriente de una propuesta que significa 55 euros sobre el precio medio de la marcha.

Es un paquete premium, no por un cajón de salida, un paquete que incluye hasta una fabada al final de la prueba, que no carrera, nos negamos a llamarla así, aunque muchos se empeñen en ello.

Que pongan una fabada ya es un buen premio, espero esté buena, pero le añaden desayuno, masaje, zona de descanso y el dorsal preferente, que en este caso es una forma de no hacer cola para recoger el dorsal.

Así podríamos decir que la Desafío Lagos de Covadonga tenga cajones y separe el grano de la paja.

Inscríbete a la Epic Gran Canaria, pon código 2754CBBULN y te ahorras un 10% 

Sin embargo, nos alertan por otro lado, que en la nota de prensa se habla de cajón de salida exclusivo…

Antes del inicio de la prueba, el participante Premium tendrá un cajón de salida reservado en exclusiva para estar al frente del pelotón los primeros kilómetros.

¿Hay o no cajones en la Desafío Lagos de Covadonga?

Si los hubiere, se disimulan muy bien.

¿Cómo serán esos primeros kilómetros?

Habría que ver qué hace la gente que sale a cuchillo en una marcha que un día sí fue cicloturista y se niega a pagar ese sobrecoste.

Si los organizadores, ante un panorama tan viciado, alguna vez pudieron cambiar el concepto, parece que han bajado los brazos.

Al menos en marchas como ésta, que ofrece un recorrido goloso y un paraje cargado de historia,.

Ya sabemos que algunos se creerán Marino en el 83. 

Que las marchas tengan cajones es una norma, algo tan triste como los espectáculos que vemos en cada jornada que se dice de cicloturismo y acaba sacando gente de este bello mundo.

Al fin y al cabo los trasnochados somos quienes creemos que es aberrante que haya quien hace de esto un tema personal.

Luego nos escandalizados cuando encuentran alijos de mierda para ciclistas de cincuenta años, con su familia, trabajo y todo eso.

Imagen: FB de Desafío Lagos de Covadonga

FullGas tiene nuevo embajador, José Antonio Hermida

2020 viene cargado de novedades, y una de ellas es el nuevo embajador para FullGas 

FullGas es la marca de suplementos alimenticios que, con diferentes productos, ofrece soluciones para el antes, durante y después de salir en bici, aportando energía de larga duración.

Con esta nueva colaboración, FullGas tiene la gran oportunidad de contar con un icono del ciclismo de montaña como es Jose Antonio Hermida, con un gran recorrido a sus espaldas, que brinda la oportunidad de testear la gama y contribuir a ofrecer un producto específico para cada necesidad energética, gracias a un sinfín de posibilidades como geles, barritas energéticas, batidos proteicos, sales minerales, y mucho más.

¿Quién es José Antonio Hermida?

Hermida es medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, cuatro veces campeón mundial (en los años 1999, 2000, 2005 y 2010, las tres primeras en la prueba por relevos) y tres veces campeón de Europa (en los años 2002, 2004 y 2007). Participó en cinco Juegos Olímpicos de Verano, entre los años 2000 y 2016, obteniendo una medalla de plata en Atenas 2004 en la prueba de campo a través. Ganó siete medallas en el Campeonato Mundial de Ciclismo de Montaña entre los años 1999 y 2013, y siete medallas en el Campeonato Europeo de Ciclismo de Montaña entre los años 2001 y 2009.

El deseo de Strava para 2020: 50 millones de usuarios

Strava Lombardia - Thibaut Pinot JoanSeguidor

Strava quiere superar los 3.000 millones de actividades en la plataforma

Los atletas de Strava han compartido más de 1000 millones de actividades en los últimos 13 meses, haciendo que el total de actividades subidas en la comunidad social de fitness supere los 3000 millones desde que se creó en 2009.

Un 5,73% de esos 1000 millones de actividades han sido registradas por la comunidad española, situándose así como la quinta más importante en el mundo para Strava, por detrás de Estados Unidos, Gran Bretaña, Brasil y Francia y por delante de Alemania. 

Más de 50 millones de atletas ya se han unido a Strava y alrededor de 1 millón lo hacen cada mes.

A medida que va creciendo su comunidad atlética mundial, el ritmo de actividades subidas de los miembros de Strava también se incrementa, llegando a los 19 millones de actividades subidas a la semana en 2019 (Year In Sport).

Desde que superó la cifra de 2000 millones de actividades registradas a finales de 2018,  Strava ha visto como el promedio de actividades registradas al mes ha aumentando en un 40%. Esto incluye un 59 % más de actividades subidas por mujeres, un 46 % más de actividades de running y un 41 % más de actividades registradas desde fuera de Estados Unidos. 

“Fundamos Strava para conectar, a través de nuestra tecnología, a los atletas con la sensación de compañerismo que se tiene al ser parte de un equipo”, afirma Michael Horvath, CEO y cofundador de Strava. “Doy las gracias a los millones de atletas de todo el mundo que se han unido a la comunidad de Strava y que ahora han subido más de 3000 millones de carreras a pie, en bici o a nado, caminatas y otras actividades. Nuestro equipo se levanta cada día obsesionado con nuestros atletas, ansioso por seguir construyendo las experiencias innovadoras que les conectan con lo que les motiva y alimenta sus vidas activas.”

Strava celebró su actividad subida número 1000 millones en mayo de 2017, ocho años después de su fundación, y alcanzó los 2000 millones de actividades subidas tan solo 18 meses después, en diciembre de 2018. Ahora, en los últimos 13 meses se han registrado 1000 millones más llegando hasta los 3000 millones. El ciclismo y el running son las actividades más compartidas por los atletas, aunque en Strava se cubren 30 tipos más de actividades.

Los segmentos, una de las funciones más populares de Strava, son secciones de carretera o de sendero creadas por sus miembros en las que los atletas pueden comparar sus tiempos y competir por lograr un mejor puesto en la clasificación. Los atletas de Strava han creado casi 20 millones de segmentos desde que empezaron, con 3 millones de segmentos nuevos generados desde diciembre de 2018, cuando se subió la actividad que hizo que se llegara a los 2000 millones. Cada mes se crean cerca de 25000 nuevos segmentos.