Nairo y el mal de altura en el Stelvio

Pasara lo que pasara en el Stelvio, Nairo era el mejor del Giro 2014

En estos días de Giro, que deberían ser de Giro, revisamos algunos pasajes del pasado inmediato en a carrera más bonita de la faz de la tierra y empezamos por la curiosa relación de Nairo Quintana con el Stelvio…

«Hemos coronado juntos el Stelvio y en el descenso Europcar y Hesjedal han comenzado a bajar fuerte. Tanto Izagirre como yo hemos seguido su rueda y, cuando hemos llegado abajo, hemos visto que el grupo estaba partido. En ningún momento fue un ataque bajando ni escuché nada de que la carrera fuera a neutralizarse, ni por parte de la organización, ni desde el coche del equipo»

Eso dijo Nairo tras acabar aquella famosa etapa del Giro de 2014 en la que el colombiano asaltaba la etapa y la maglia rosa.

Un ataque en toda regla, de aquel ciclista que había maravillado en el Tour anterior, de blanco impoluto, poniendo en problemas al propio Chris Froome.

Un ataque que dejó víctimas en la cuneta, con Patrick Lefevere lanzando fuego contra todos, especialmente la organización que lanzó un tweet que tuvo que desmentir sobre la propia neutralización.

«Tenemos que demostrar que en la cima del Stelvio la radio dijo que había motos con banderas y que no se tomarían riesgos y que al final del descenso cada grupo podría comenzar con las distancias que tenían cuando coronasen. Entonces, el Giro eliminó su ‘tuit’ y culparon al hombre de la radio. Creo que cambiaron su decisión porque eran felices de que Quintana, Hesjedal y Rolland estuvieran escapados y que era bueno para el Giro»

Cruz 400×100 Banner Landing

 

¿Qué pasó con Nairo y Urán en el Stelvio?

Creo que en esa historia todo el mundo puso de su parte.

Nairo Quintana dice que se solapó a los Europcar y Hesjedal, que por aquel tiempo hacía de ilustre dinamitero de la corsa rosa, que no oyó nada, pero la foto de la moto con la bandera roja es tan cierta como que ondeó por la niebla de la cima del coloso.

Nairo Stelvio
Ciclismo Internacional

Otra cosa es que en aquel caos, entre unos y otros se hicieron los suecos, cosa que en Movistar sabe hacer muy bien.

Esto es como esas faltas que no se sabe muy bien desde dónde se lanzan y en pleno debate, va uno, saca y gol.

Pero Rigo Urán también puso de su parte, no estando donde se le precisaba, con la maglia rosa en ristre, ¿pecó de ingenuo?

Creemos que sí, para formar el cocktail perfecto: entre unos y otros pusieron en la historia, una vez más el Stelvio, aunque siendo sinceros y haciendo un análisis más a largo plazo, creo que Nairo era el ciclista, de largo, más fuerte de aquella carrera.

Si no hubiera sido el Stelvio y su confusión, hubiera sido después, nunca vimos a Rigo Urán al Nivel de Nairo los días clave.

Gore 400×100 MArzo2020

 

Tres años después nuevo capítulo de Nairo en el Stelvio

Si en el primero le salió bien, esa vez no.

En la base del Stelvio, entonces la maglia rosa, Tom Dumoulin, se apea de la bicicleta, se quita la preciada camisola, se retira los tirantes y… el dolor de estómago le estaba matando.

No cazaría ya a sus rivales, apretando la general que finalmente ganaría.

Aquel día Nibali ganaría escapado con Landa, Nairo se pondría a medio minuto en la general, pero a pesar de la pérdida el neerlandés mantuvo la compostura en una situación muy complicada, tanto que incluso llegando descolgado empezó a ganar, aquel día, el Giro de Italia.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.