No está siendo un Giro barato, es de circunstancias

Tuvalum

Todos los ciclistas que disputan el Giro ofrecen más dudas que certezas

Qué Giro tan dispar estamos viviendo.

Cada disputa por una etapa está resultando emocionante, cargada de pasión, con nombres interesantes, desde consagrados como Sagan o Démare a gente que crece tipo Guerreiro, Narvaez y Ganna.

El recorrido contribuye, con perfiles de clásica, una cada día, corrida como tal, junto a una meteorología que le añade elementos de épica como la lluvia y los fríos del otoño.

Un cuadro diferente al de mayo, con la primavera trepando por las montañas, el sol alargando las jornadas aunque meteorología cambiante en las cumbres.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

A la espera de la nueva ronda de test para a Covid19, un elemento que obviamente pesa en el ánimo de la carrera, y lo que pueda ser la última semana, pronósticos hablan de que si el Stelvio parece que se podría subir, no ocurre lo mismo con la etapa que entra en Francia, el foco queda ahora en una general en la que, sinceramente, nada es lo que parece.

Hablamos de una terna de aspirantes, el top 12, es decir los que quedan en cinco minutos o menos, compuesta en su gran mayoría por nombres nuevos en estas lides.

A excepción de Vincenzo Nibali, hablamos de corredores muy jóvenes e inexpertos o veteranos con probadas explosiones en otras grandes que disputaron.

Es decir todo en el aire.

Si vemos al líder Joao Almeida, el luso realizó una heroica defensa en Piancavallo, quedándose a siete de meta, al ritmo de Hindley, pero guardando una maglia rosa para la que tenía menos de un minuto de colchón.

Lo cierto es el que portugués se ha ganado nuestro cariño y simpatía, pero no son pocos los lobos que le pueden hacer el lío de aquí al final y no lo decimos por si principal rival, el más cercano, Kelderman que fio toda la subida a Piancavallo a su compañero neozelandés por que no tenía ni para soltar a Tao Geoghegan.

Si con la maglia a tiro, el líder descolgado tan lejos de meta, Kelderman no hizo más, no podemos menos que creer que poco o nada le quedaba en esas piernas.

Curiosamente Sunweb vuelve a optar al Giro el año de la salida de Tom Dumoulin, por que Jai Hindley está a menos de tres minutos del líder, tercero y con una forma que a la vista de todos estuvo.

Él solito lo hizo todo.

Sólo le aguantó el prometedor Tao, el Ineos de la quiniela, que está ahí también, con todo a su favor para ver si esa generación intermedia del equipo inglés toma el mando.

Selle Italia
Castelli GIRO
Cruz 400×400

 

Bajando en la general Pello Bilbao parece haber tocado techo, con el Tour en las piernas, mientras que Rafal Majka es como el perro del hortelano.

El polaco podría apretar con su compañero Konrad, ambos están a tres-cuatro minutos de Almeida, y junto a los Sunweb son los únicos que podrían hacer pinza.

El resto van solos: Nibali sin gregarios de la calidad de Ciccone o Brambilla y Pozzovivo en un quiero y no puedo, sabiendo que por edad y futuro de su equipo, un NTT que está en la cuenta atrás para nuevo patrocinador, no le quedan muchas más opciones.

Quedan McNulty, incógnita, y Fuglsang, a cinco minutazos, en una historia que ya nos sabemos del danés.

Esto es el Giro 2020 ahora mismo señores, una carrera que es una moneda al aire, donde las certezas que pudiera arrojar la general se pueden venir abajo en cualquier momento, con un pelotón lleno de gente que nunca se vio en una igual.

Sin embargo, es lo que hay, no creo que sea un Giro barato,  es un Giro de circunstancias y ojalá llegue a Milán.

Gore 400×100 MArzo2020

 

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.