No es justo comparar el fútbol con el ciclismo

El ciclismo popular me parece una manera perfecta de disfrutar de la bici y todo lo que ésta ofrece. Ocurre, no obstante, que en este mundillo nos con muchas y diferentes mentalidades, todas muy respetables. Estamos los que nos gusta la competición y machacarnos porque nos apasionan las carreras, y otra mucha gente que se lo toma más relajadamente. Con todo, creo que el éxito del ciclismo reside en que es un deporte poco lesivo para las articulaciones en general, y que se puede practicar hasta edades muy avanzadas.

Como en general, las personas que me suelo encontrar en las carreras en las que participo son una mezcla de enamorados de la competición, además de los profesionales y gente menos competitiva, si bien he de apuntar que prácticamente sólo corro carreras competitivas. Cuando voy tranquilo en bici, que también me gusta, lo suelo hacer con amigos, pero sin apuntarme a marchas. Una cosa que sí noto por donde voy en todos los corredores, es la pasión por la bici, sea cuál sea la modalidad. Es algo común a la mayoría de gente.

Dado mi pasado futbolista, no son pocas las veces que la gente se acerca para compararme el ciclismo con el fútbol. “¿Esto sí que es duro comparado con el fútbol?” me comentan muy a menudo. Yo le quito hierro y les digo: “No debe serlo tanto, puesto que yo lo practico sin que me den nada a cambio y estoy encantado”.

Lo que yo pienso realmente es que no deberíamos comparar deportes diferentes, porque siempre nos va a llevar al error. Los futbolistas hacen el entrenamiento que los preparadores físicos consideran oportuno para rendir al máximo en su especialidad, exactamente lo mismo que hacen todos los deportistas en sus respectivos deportes.

En mi experiencia personal lo peor del mundo del fútbol son los golpes o lesiones crónicas que no incapacitantes. La gente se sorprendería si supiera, el sufrimiento que para muchos jugadores es el simple hecho de salir a entrenar y no digo ya a competir, debido a diferentes lesiones.

En mi caso, y yo he sido bastante afortunado, he sufrido muchos esguinces de tobillo a lo largo de mi carrera, y te puedo asegurar, que en esos momentos es cuando de verdad he sufrido físicamente, aunque desde fuera no se perciba.

Por ejemplo en el ciclismo, en el nivel que yo lo practico, siempre comento que la dureza verdadera la marcan las inclemencias del tiempo, ¿quién no se ha quedado helado en la bici?, y las caídas.

Si hablamos a nivel físico, son deportes totalmente diferentes, y la resistencia es el ejemplo claro de lo que hablo. En el fútbol priman aspectos técnicos sobre los físicos en una proporción muchísimo más grande que en el ciclismo y eso que estoy convencido que el ciclismo es mucho más que fuerza pura.

A mí el ciclismo profesional me apasiona como espectador, pero está claro que todo lo que lo ha rodeado estos años no ha ayudado a que tenga buena imagen. No obstante no soy tonto y sé que la porquería no es una cosa exclusiva de este deporte. Mi opinión es que en todos los deportes se debería tener clarísimo cuales son las cosas que uno puede hacer o tomar, y luego sería extremadamente duro con los que infrinjan las reglas. Me parece muy injusto que el que respeta las normas se pueda ver perjudicado por los que no lo hacen.

Como deporte popular espero que el ciclismo siga en alza, por todo lo bueno que creo que puede hacer a los individuos y a la sociedad en general. Y en cuanto al ciclismo profesional, sin tener una opinión clara, lo reconozco, a hacia dónde debería ir, tengo la misma sensación que en otras facetas de la sociedad: el progreso es bueno a priori, pero veo en muchas cosas, pongamos el futbol por ejemplo, que hemos llegado tan alto, que ocurre que nos olvidamos del deporte en sí y se convierte en otra cosa. No sé quizá se llame nostalgia, pero me pasa muchas veces.

Por Roberto Solozábal

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.