Pasar hambre no es una obligación del ciclista

Peso ciclista

Hacer apología del peso del ciclista es una irresponsabilidad

El viernes mismo un director de ciclismo me confiaba por privado, cuando le preguntaba por el peso de un ciclista como Remco Evenepoel y lo poco fino que se le ve, respecto a otras estrellas, que en el ciclismo español ni hay capacidad de sacrificio ni ganas de ejercitarla para llegar al nivel del crack belga.

No es la primera vez que el peso del ciclista entra en este mal anillado cuaderno con toda suerte de opiniones.

En nuestro caso no podemos cuestionar que ciclistas como Bardet, Froome, Bernal… o Valverde el año pasado sean de esos que nuestra abuela seguro les daría un bocata si les viera por la calle, porque son profesionales y lo su suerte va en esto y en mil aspectos más.

Sin embargo, que el peso del ciclista y el pasar hambre sea el lema de una marca como Rapha pues… 

 

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Pero lo es, y se plasma en sus envases haciéndose, eco de la leyenda:

«Para conseguir el peso de carrera, cuenta la leyenda que Marco Pantani se pasaba seis horas sobre la bicicleta sin nada más que agua y al llegar a casa, se tomaba una simple rodaja de sandía»

Esta es la leyenda que luce Rapha en uno de sus bidones, una inspiración como esas sobre el límite y esas chorradas que acaban en más de un disgusto para alguien que no sepa interpretarlas.

El mensaje es un desastre, una aberración para quien ame de verdad el ciclismo como modo de vida saludable y forma de largar, con calidad tus años en este mundo.

Una invitación a las monstruosidades que hizo un ciclista, en este caso Marco Pantani, para lograr lo que logró, porque en definitiva le iba el pan en esto.

WD-40 400×400
Gran canaria 400×400
Cruz 400×400

 

Entendemos que haya gente que haga salvajadas en Strava, no lo criticamos, ojo, sólo mostramos nuestra extrañeza ante tamaña «hazaña», entendemos que haya quien le guste ir con lo mejor y salir a full equipo, dando de comer a no pocas marcas y por ende a sus empleados, pero hacer tonterías con la comida en estos tiempos, donde el pasar hambre es un lujo que no nos podemos permitir, más que nada porque no es saludable si queremos que la experiencia en la bicicleta sea placentera, es de ser muy corto de miras.

Habrá quien le guste estar fino, porque come sano, pero lo necesario para seis horas sobre la bici, y habrá quien arrastre su alambrado cuerpo porque pasa más hambre, como diría mi padre, que un maestro escuela.

Es respetable, sí, hacer apología de ello en una marca que se tiene por seria y comprometida no sólo con el ciclismo limpio, que también saludable, es una aberración.

Si Rapha pretende inspirar sus clientes así, quizá debería saber las locuras que más de uno es capaz de hacer por quitarle un minuto a Strava para saber que con estas cosas mejor no bromear y que una buena mesa esté presente antes y después de quemar tresmil calorías en cualquier salida en bicicleta.

Gore 400×100 MArzo2020

¿Te ha dejado en casa el apagón de Garmin?

Campus Melcior Mauri grupeta JoanSeguidor

Subir la salida al Garmin es sólo una parte del placer de la bicicleta

En la esfera de os deportistas amateurs, aquellos que sacamos tiempo de donde no lo hay y combinamos el deporte con la vida, la familia, el trabajo, han sonado todas las alarmas con la caída de Garmin.

Quien tenga un reloj de la marca lleva unos días sn poder subir sus actividades, ni a la plataforma propia de Garmin, ni al propio Strava.

Miedo, caos, casi pánico, cuando se cae una de esas redes que sujetan nuestra vida, surgen todos los temores.

El trenzado de las redes sociales con lo diario es tal, que resulta imposible marcar la línea entre lo social, personal e íntimo.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Una locura que hace tiempo que describimos, que respetamos, pero no compartimos.

Las redes son un motor excelente para que el menos pintado un día se calce unas zapatillas y salga en bicicleta, a rodar y mejorar, a machacarse algunos días, pero siempre consciente de que en casa hay alguien esperando.

El problema viene cuando la historia se envenena y suceden situaciones como las que Unai Yus nos describía hace un par de post, locuras al servicio de Strava como hoguera de vanidades.

Salidas insanas, llevando al cuerpo al límite de todos los límites, un poco como cuando el confinamiento describíamos situaciones dantescas en el rodillo.

Si lo sabemos, cada uno es muy libre de hacer lo que le plazca.

WD-40 400×400
Gran canaria 400×400
Cruz 400×400

 

Pero el retrato de una sociedad que se alarma porque el Garmin no conecta no es el más beneficioso, al punto que oímos que si no se puede subir a la plataforma para qué salir…

Pues sencillo, el ciclismo, la bicicleta antes de Garmin era placer, aire en la cara, sudor en los brazos, mirada despejada, paisajes inspiradores, todo eso era, y es la bicicleta.

La salida hecha cuenta, esté o no en Garmin, y no cabe vuelta de hoja, la salida cuenta porque el cuerpo la disfruta y padece a partes iguales, y eso amigos no tiene precio.

Veremos en qué queda el hackeo de Garmin y esa plataforma que no hace tanto recomendábamos sin saber que le acechaban de esa manera.

El ciclismo es todo: madrugar, salir, apretar, la parada en el bar, la foto y el perfil de la salida… todo en su medida, todo en el pack.

imagen: Jordi Santacana Fotografía

Gore 400×100 MArzo2020

Este ciclismo, antes que deporte, es negocio

Ciclismo negocio

Perder de vista que el ciclismo es como cualquier otro negocio es perder la perspectiva

 

¿Por qué hay una temporada de ciclismo de mínimos? por puro y duro negocio.

Cuando en la Vuelta a Burgos saltó, antes de empezar la segunda etapa, el aislamiento de tres colombianos del UAE Team, hubo reacciones drásticas en muchos casos, tanto que muchos pedían que se suspendiera la carrera, y a otra cosa.

Nosotros pensamos que no se puede desistir a las primeras de cambio…

Sustos como los colombianos que han sido apartados de la #VueltaBurgos2020 vamos a tener muchos, la clave es…

Posted by El Cuaderno de Joan Seguidor on Wednesday, July 29, 2020

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Y entonces surgió el eterno debate ¿economía o salud? y lo que siempre sucede en estos casos: ¿Esto es deporte, es negocio o es salud?

A estas alturas de la película creer que el ciclismo está aventurando sus estrellas, equipos y estructuras por medio mundo sin el objetivo del negocio es no entender nada.

Desde que se paró la temporada en marzo, la obsesión de las grandes organizaciones, RCS o Giro de Italia y ASO o Tour de Francia, ha sido emplazar sus carreras en el nuevo calendario, como fuera, salvando la mayor cantidad de carreras.

WD-40 400×400
Gran canaria 400×400
Cruz 400×400

 

Es un tema de negocio, sí. pero también de supervivencia.

Si el otro día hablábamos de decenas de organizaciones para deportistas amateurs, lo mismo ocurre aquí

Lo que ha pasado no es una tontería, es el completo colapso de miles de contratos, compromisos, avales, permisos y otros muchos aspectos que hacen del deporte profesional lo que es, un tremendo y contundente negocio que s deja de respirar, se muere.

Por eso se está corriendo la Vuelta a Burgos, por eso tendremos estreno de agosto con la Strade Bianche y seguiremos por todo lo que está programado.

Las grandes organizaciones tienen la sartén por el mango, porque el sistema se lo ha dado, pero al mismo tiempo son las garantes de que el libro de la historia del ciclismo siga llenando páginas en blanco, páginas cuya lectura extrañamos estas semanas de atrás, con una primavera sin clásicas, un mayo sin Giro y un julio huérfano de Tour.

La salud del deportista interesa, claro que interesa, hasta la línea exacta donde concurren los intereses de los patronos y organizaciones

Los ciclistas son conscientes que ahora mismo están en el alambre, pero ellos son los primeros en querer trabajar, como los camareros, recepcionistas y gobernantas de medio mundo.

Se juegan el presente, ya les ha recortado un buen pellizco de sueldo y tienen que negociar renovaciones, prolongaciones y cambios de equipo.

Todo eso está en juego, y no es pequeño el negocio, incluso estando el ciclismo a años luz de otros como NBA, fútbol o tenis.

Foto: UAE Team

Gore 400×100 MArzo2020

¿Qué sentido tienen algunas locuras que vemos en Strava?

Strava locuras JoanSeguidor

El exhibicionismo de Strava empuja a locuras sin fin ni objetivo conocidos

Las RRSS nos tienen al corriente de muchas cosas, incluidos los entrenamientos de nuestros amigos, rivales y compañeros, entrenamientos, pero también algunas locuras vía Strava.

Y a raíz de esto, hace pocas fechas retuiteé una reflexión del triatleta Eneko Llanos que decía: “Mis salidas largas son de 4:30-5:00”.

Lo normal hasta hace pocas fechas, una mierda pinchada en un palo si echas un vistazo a esa red social de entrenamientos y/o locuras llamada Strava

Equator – 1024×140

 

A raíz de ese retuit, algún amigo, aún en activo en profesionales, me escribió diciéndome que había días en que se sentía un pésimo profesional por entrenar con coherencia.

Y digo entrenar con coherencia, no entrenar poco.

Partamos de la base de que todo es respetable, que cada uno con su tiempo y con su cuerpo hace lo que le viene en gana y no voy a criticar a nadie, haga 30 o 300km.

Pero vamos al tema, hoy es domingo, el día que la mayoría de los que trabajamos aprovechamos para hacer una salida más larga.

Pero “sólo” he podido hace 77km porque ha caído la del pulpo en Donostia.

Y eso a pesar de salir a las 6:30 de la mañana.

Esa es mi realidad.

 

Y como digo, cada uno tenemos nuestra realidad, nuestras historias, compromisos, obligaciones, etc…y entrenamos todo lo que podemos.

Si no hacemos más y mejores kilómetros, es porque no es posible.

Ahora ya es media mañana, me estoy tomando un café en casa y abro Strava.

Voy a curiosear, voy a satisfacer mi punto voyeur.

Vivimos en la era del exhibicionismo/voyerismo y las RRSS son el fiel reflejo de ello.

Empiezo a ver salidas en bici de gente a la que sigo.

Me llenan sensaciones contradictorias.

Por una parte admiración por ser capaces de meterse esas rutas

Por otra sorpresa porque sé que varios de ellos tienen familia y un trabajo que los mantiene ocupados muchas horas a la semana.

Me invade también la rabia y envidia por no ser yo quien disfruta reventándose de esa manera…

Pero he dicho que no voy a juzgar a nadie, pero quiero analizar un poco este fenómeno, que es tan antiguo como la tierra pero parece que ahora se ha popularizado.

Volviendo a esa red social en la ue casi todos colgamos nuestras rutas.

Veo palizas de 300km sin tener que rebuscar, rutas de más de 200km con desniveles positivos de 5000m….rutas de montaña de más de 100km….y lo más gore, los everesting.

Resumiendo, más de diez horas de pedaleo sentados en un sillín

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Locuras en Strava: ¿Por qué y para qué?

Aquí es dónde quiero rascar un poco más.

Personalmente creo que la falta de carreras oficiales, de marchas cicloturistas y de todo tipo de eventos ha hecho que la gente se haya buscado este tipo de retos y los haya popularizado.

Y digo popularizado porque esto no es nuevo.

Eventos como la Paris-Brest-Paris llevan en el calendario un porrón de años y la gente entrena para ello y tiene la obligación de hacer brevets de 200 y 300km.

Pero los que hacían esas pruebas (hay más, pero la más famosa es la francesa) eran “los cuatro más colgados de la peña ciclista”.

Sé que hay mucha gente que si no tiene un objetivo, una motivación, les cuesta salir a pedalear.

No es mi caso, disfruto de un paseo de hora y media o de una tirada de cinco horas

Me apasiona pedalear y no necesito proponerme algo para salir 5-6 días a la semana.

WD-40 400×400
Gran canaria 400×400
Cruz 400×400

 

Pero hay gente, que si no tiene un objetivo, pierde esa motivación o pereza para vestirse y montarse en la bicicleta.

Porque no nos engañemos, lo más difícil del entrenamiento, es eso, arrancar.

También creo que existe una minoría que tienen que ser “los más”, y en ese afán del exhibicionismo, se meten auténticas palizas para ser quien más kilómetros y desnivel acumule.

Tampoco lo voy a criticar, cada cual calmamos nuestro ego como queremos.

El porqué ya lo hemos destripado, ahora vamos al para qué

Hay una gran parte de esas rutas que son retos personales o colectivos para para visibilidad a diferentes causas.

Me parece genial.

Todo lo que sea solidaridad, visibilidad y sensibilización es loable.

Y espero sinceramente que todo sean retos, personales o solidarios y que no sean entrenamientos para un objetivo competitivo.

Porque ahí ya sí que dejo de entenderlo todo.

La mayoría de la gente que veo haciendo esas rutas es gente no profesional, con obligaciones laborables y familiares que no le van a permitir recuperar y asimilar esa ruta.

Si no se asimila, no hay mejora.

Además, las cargas de entrenamiento deben de ir acorde al objetivo.

Una cosa es hacer volumen, fondo, base….llamarlo como queráis y otra hacer 300km

¿Qué prueba tiene esa distancia?

Gore 400×100 MArzo2020

 

Con esta reflexión no quiero dar lecciones ni consejos a nadie, que cada cual haga lo que le venga en gana. Pero a ser posible que sepa por qué lo está haciendo y que lo haga con coherencia y sin perjudicarse la salud.

Por Unai Yus

Bicicleta eléctrica: Uno de cada cuatro españoles tiene o tendrá una

biciccleta hybrid berria electrica

Si no tiene una bicicleta eléctrica, es probable que la compre durante este año

España iguala la media europea: una de cada cuatro personas ya tiene una bicicleta eléctrica o es probable que la compre este año (26%).

En toda España, el 21% tiene más probabilidades de comprar o usar una bicicleta eléctrica este año, comparado con el año pasado, y el 5% ya tiene una.

Mejorar su condición física, ahorrar tiempo en los desplazamientos o aumentar la distancia recorrida son algunas de las principales razones para comprar una bici eléctrica, pero 1 de cada 3 personas en España compraría una bici eléctrica por el impacto medioambiental de sus desplazamientos; el porcentaje más alto de los países encuestados en Europa.

En España, al igual que en el resto de Europa, el principal motivo que podría frenar la compra de una bici eléctrica es el precio

A nivel europeo, 2 de cada 5 encuestados consideran que es demasiado elevado (40%), mientras que en España el porcentaje se sitúa en el 29%.

La revolución de la bicicleta eléctrica ha cobrado impulso en los últimos años, y lo que antes era un espectáculo poco común en las carreteras y las vías de ciclismo de Europa se está haciendo cada vez más habitual, a medida que cambian las actitudes y el pensamiento sobre la bicicleta eléctrica.

Especialmente porque el año 2020 ha demostrado que los europeos se están adaptando al mayor cambio en su vida cotidiana en generaciones, a medida que el mundo se enfrenta a la pandemia de la COVID-19.

Un nuevo informe europeo con una muestra de más de 13.000 personas de 11 países diferentes para SHIMANO STEPS indica que una cuarta parte de los europeos (24%) ya poseen una bicicleta eléctrica o es probable que compren o usen una durante este año, en comparación con el año pasado.

En España el número es similar, equivalente a cerca de uno de cada cuatro (26%).

El informe sobre bicicletas eléctricas SHIMANO STEPS 2020 tiene por objetivo comparar las actitudes hacia las bicicletas eléctricas en los principales países europeos y estudiar qué es lo que está frenando la adopción generalizada, junto con las razones por las que la gente se inclina por las bicicletas eléctricas para los desplazamientos, el ocio y el transporte.

Por ejemplo, en el Reino Unido es donde menos gente dice que tiene intención de comprar o usar una bicicleta eléctrica este año, con sólo un 7%, mientras que casi uno de cada tres (30%) en Italia dice que lo haría.

En España, la cifra global se sitúa en el 21% y hay señales prometedoras en el área mediterránea: la gente de esa zona es más probable que use o compre una que en cualquier otra región.

¿Por qué comprar una bici eléctrica?

Más de 1000 personas fueron encuestadas en toda España y cuando se les preguntó el motivo más relevante que los animaría a comprar una bicicleta eléctrica este año, la mayoría (33%) afirma que sería mejorar su salud física (33%), ahorrar tiempo en los desplazamientos (30%) y aumentar la distancia o el desnivel que actualmente podrían recorrer con su bicicleta normal (30%).

Destaca, también, que dos quintas partes (41%) de los adultos de entre 35 y 44 años dicen que usarían una bicicleta eléctrica para ahorrar tiempo en sus desplazamientos diarios y un 47% de los mayores de 55 lo ven como una buena opción para mejorar su salud física.

Junto a las razones de salud, también hay un creciente reconocimiento de las razones medioambientales para usar una bici eléctrica. El 27% de los encuestados en España dicen que se plantearían comprar una bici eléctrica porque están preocupados por el impacto medioambiental de sus desplazamientos. Esta cifra es la más alta de todos los países encuestados en Europa.

Además de la salud física, los españoles también reconocen los beneficios para la salud mental de montar en bicicleta, ya que uno de cada cinco (22%) afirma que sería una de las principales razones para usar o comprar una bicicleta eléctrica este año. También, cuando se les pregunta por el principal objetivo de tener una bici eléctrica, la mayoría (51%) afirma que la utilizaría para viajes y desplazamientos al trabajo, (de nuevo el mayor porcentaje de toda Europa) insinuando que el atractivo de una bici eléctrica no se limita al ocio o al fitness.

Obstáculos a la hora de comprar una bici eléctrica

En España, al igual que en el resto de Europa, el principal motivo que podría frenar la compra de una bici eléctrica es el precio.

A nivel europeo, 2 de cada 5 encuestados consideran que es demasiado elevado (40%), mientras que en España el porcentaje se sitúa en el 29%.

Además, a pesar de que muchos consideran importante el uso de la bicicleta eléctrica para mejorar su salud física, todavía existe una pequeña percepción de que la aptitud física no mejoraría utilizando este tipo de bicicletas, con un 18% que afirma que eso podría desanimarlos.

Sin embargo, un estudio reciente del International Journal of Behavioral Nutrition and Physical Activity mostró «evidencia de que el ciclismo eléctrico puede mejorar la condición física cardiorrespiratoria. El uso de bicicletas eléctricas puede contribuir a cumplir las recomendaciones de actividad física y a mejorar la condición física. P

or ello, las bicicletas eléctricas ofrecen una posible alternativa al ciclismo convencional». Eso sí, solo un 2% de los españoles considera que son un producto para gente de edad avanzada.

«Ya sea un ciclista de montaña aventurero o un ciclista urbano, ahora hay una bicicleta eléctrica para cada uno», dice Jeroen Van Vulpen, Gerente de Marca de Shimano. »

Vemos que las e-bikes continuarán siendo una buena opción para las personas que quieren disfrutar al aire libre e ir en bicicleta por diversión, para estar en forma o para un viaje asequible y más respetuoso con el medio ambiente.

La forma en que viajamos a través de pueblos y ciudades en toda Europa no será la misma que antes de la COVID-19. Desde los autobuses a los trenes, barcos y aviones o el transporte público… todos se han visto afectados y el espacio personal se cotiza a la alza. Dar ese salto de una bicicleta normal, o de otros métodos de transporte privado o público hacia una bicicleta eléctrica es una decisión que puede verse afectada por muchos factores bien diferenciados. Este informe pretende, en cierto modo, arrojar luz sobre eso. Esta información contribuirá sin duda a nuestro propio aprendizaje. Esperamos sinceramente que todos los interesados en las bicicletas eléctricas puedan aprender también de ellas».

 

Cicloturismo en la nueva normalidad

La Alp-Cerdanya Cycle Tour

Así fue una de las primeras experiencias de cicloturismo en la nueva normalidad

 

Kalas 1024×140

Este fin de semana vimos un par de citas de cicloturismo enmarcadas en la nueva normalidad… quisimos saber más.

La quinta edición de la marcha cicloturista Alp-Cerdanya Cycle Tour tenía que ser especial.

Era una buena ocasión para celebrar la consolidación de la cita, un número de los “redondos” para guardar en la memoria.

Y sí, ha sido especial, pero por motivos bien distintos a los esperados. El pasado 19 de julio, en Alp, vivimos la primera marcha cicloturista en la nueva normalidad, la que nos obliga el maldito coronavirus.

Cuando en septiembre de 2019 el grupo de trabajo encargado de organizar la Alp-Cerdanya Cycle Tour se reunió para plantear la flamante quinta edición, el objetivo era construir un evento digno de ser recordado tanto por los que repetían año tras año, y a los que queríamos premiar por su fidelidad, como a los que vinieran por primera vez a descubrir nuestra CicloExperiencia de los Pirineos, como acordamos que sería el eslogan para 2020.

Así se planteó la campaña de inscripción, con la mente puesta en todas las actividades festivas que queríamos preparar el fin de semana de la cita. Llegamos a abrir inscripciones en febrero, con una gran acogida inicial.

La propuesta gustaba, ¡bien!

En marzo,  nos topamos de bruces todos con la inesperada y cruel realidad de la COVID-19

Eterna espera… 

Para bien o para mal, esta marcha no es un negocio.

Su celebración quedó en pausa indefinida sin más.

Cada miembro de la organización se centró en conciliar su vida familiar y profesional, vigilantes ante todo de la salud y expectantes ante la situación que llevó a la declaración del estado de alarma. ¿Qué pasaría en julio? De entrada parecía un parón temporal breve, que afectaría un tiempo a las inscripciones… fue que no. Semanas y semanas de confinamiento.

 

Mientras iban llegando cambios de fecha y alguna cancelación, nosotros esperamos.

La climatología de la Cerdanya no permite mucho margen para ir mucho más allá de los primeros días de septiembre y si julio fuera imposible, lo normal era cancelar y ya está.

Ver y esperar.

Nueva normalidad y ¿cicloturismo?

Cuando llegó el calendario de desconfinamiento, vimos que sí podríamos llegar.

Si todo evolucionaba bien ¿por qué no?. Comenzó la ronda de reuniones con el ayuntamiento de Alp, principalmente, y la Federació Catalana de Ciclisme.

¿Es factible hacer una marcha cicloturista?

¿Qué debemos hacer para cumplir con las normas de cicloturismo en la nueva normalidad?

Los protocolos que nos iban facilitando no eran sencillos y, lógicamente, implicaba un cambio radical de planteamiento respecto a lo que debía ser inicialmente… ¡septiembre parecía el siglo pasado!

Asegurar distancias interpersonales, evitar la mínima aglomeración, higiene de manos, reducir cualquier actividad del village a lo estrictamente necesario, avituallamientos individualizados, control de temperatura… y la responsabilidad de todos los participantes de asistir única y exclusivamente si no tenía síntomas ni contacto con algún posible positivo de coronavirus en los últimos 15 días.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Era difícil, pero no imposible

Comenzamos a redactar el protocolo de actuación, a planificar cómo debía ser cada momento, desde la recogida de dorsales, la entrega de maillots, la salida, el límite de inscritos, etc.

La decisión más drástica fue eliminar el recorrido más largo, el Endurance, de 180km, para controlar avituallamientos y horarios.

Los inscritos en esta ruta entendieron la situación, si no se puede, no se puede… y mejor eso que nada después de meses sin normalidad sobre la bici.

 

WD-40 400×400
Gran canaria 400×400
Cruz 400×400

Colaboración total

Las idas y venidas de textos, propuestas y sugerencias para acabar de aprobar un protocolo para la prueba han sido constantes, pero lo más destacable es que cuando estas modificaciones han sido incluso a 48h de la marcha, por fuerza mayor, el conjunto de los participantes ha aceptado las lógicas molestias con una enorme responsabilidad.

Era fácil enfadarse por cambios imprevistos, seguramente sí. No obstante, todos sabíamos que era cuestión de adaptarse a lo que se pedía desde el plan de emergencias de la Generalitat de Catalunya (PROCICAT) o aceptar la suspensión.

El protocolo aprobado estaba ahí y todos los permisos en regla.

Solo faltaba seguir el guión.

Y gracias al comportamiento de todos, se cumplió con éxito total. La recogida de dorsales y la bolsa del corredor, que incluía parte del avituallamiento para el día siguiente, con pasillos independientes según tramos de dorsales (bloques de 200), tres horarios de salidas (7.30h, 8.30h y 9.30h) para no superar los 300 ciclistas en cada salida.

Y dentro de cada una, parrillas de menos de 100 ciclistas con marcas en el suelo para mantener una distancia interpersonal de más de 2,5 m2 que salían cada 10 minutos.

Y una recomendación final, evitar crear pelotones

No hizo falta llamar la atención a nadie.

Todos sabíamos por qué era necesario cumplir con ello y el beneficio de ser responsables, disfrutar de una jornada ciclista que llevábamos muchos meses esperando.

Al acabar la marcha, nuevamente mascarilla, envase individual de comida para reponer fuerzas y vuelta a casa. Esta vez no pudo haber masaje, ducha, piscina y sobremesa con los compañeros. Ni carpas de patrocinadores y celebraciones con la familia. El público también entendió que en la distancia colaboraba también a hacer posible la marcha.

Gore 400×100 MArzo2020

 

El ingente trabajo interno dio sus frutos, pero sin la predisposición de todos los participantes no hubiera sido posible de ninguna manera. Ser la primera marcha de la nueva normalidad tal vez ayude a que otras puedan seguir el camino.

Mientras se mantenga la consciencia que se vio el otro día en Alp, y si la situación general se mantiene controlada, no es imposible

Texto: Juanma Muraday

Foto principal: QuieroMisFotos.com

La enorme presión de la Vuelta a Burgos

Landa en la Vuelta a Burgos JoanSeguidor

En la Vuelta a Burgos el ciclismo se pondrá a prueba en la «nueva normalidad»

Equator – 1024×140

 

Leímos no hace mucho al responsable de la Vuelta a Burgos que le costaba dormir por las noches, lo cierto es que le podemos entender.

En un país incendiado por brotes  más brotes de Covid19 se tiene que poner en marcha en pocos días la nueva temporada ciclista.

Sin estar en el World Tour, y eso que nos consta que llamó a la puerta en más de una ocasión del selecto club, la Vuelta a Burgos es el ombligo del ciclismo mundial, ahora mismo concita todas las miradas.

 

Miradas indiscretas y escrutadoras, porque la carrera recorre un camino que nadie ha pisado antes.

Este fin de semana un par de machas cicloturistas se desarrollaron en España, La Indurain y La Cerdanya Cycle Tour, dos pruebas que, cabrá verlo en unos días, parece que han salido airosas del envite, que no era pequeño.

Fueron pioneras en este bendito país del ciclismo de la Covid19, herederas de un calendario de machas truncado por la pandemia y garantes de esa nueva normativa que tiene que imponerse si se quiere sacar adelante alguna prueba con cara y ojos.

Días antes hubo una cronoescalada a Montjuíc en Barcelona.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Son piezas que se reconstruyen para paliar una situación catastrófica, pero a nadie se le escapa que la Vuelta a Burgos es otra cosa, es ciclismo profesional, con estructuras jugándose muchos cuartos, algunos la simple existencia.

Decía Lefevere el otro día «otro parón sería una catástrofe», pues bien, todo empieza en Burgos

Normal que no les llegue la corbata al cuello, que la organización de la Vuelta a Burgos, o lo que es lo mismo, la Diputación emprenda esto, en estos momentos, es de admirar.

WD-40 400×400
Gran canaria 400×400
Cruz 400×400

 

Por que la Covid19 vino para quedarse un tiempo largo, nunca se ha ido de hecho, aunque algunos actúen como tal, y al menos nos cabe la satisfacción de recuperar esos pequeños placeres, como las sobremesas de ciclismo en directo, que ya bastantes refritos hemos tenido desde marzo.

¿Riesgos?

Los hay, claro que los hay, pero convivir con el bicho tiene que ser obligatorio, convivir y saber recudir los riesgos, no parece tan complicado.

Todo el mundo mira a la Vuelta a Burgos 

Todo eso se pone en juego por Burgos: ser cuidadoso, llevar menos estructura a las carreras, mirar la carrera por la televisión y no agolparse en cunetas, ni en salidas, ni llegadas.

Pero si el ciclismo moderno por algo se ha caracterizado ha sido por la distancia que las carreras han impuesto entre ciclistas y aficionados.

Y si hay que subir puertos vacíos, pues como en el fútbol, de cuya experiencia podemos beber, incluso para intentar minimizar la posibilidad de sustos, como la del Fuenlabrada.

Crucemos los dedos y que la Vuelta a Burgos tenga la recompensa a tantas horas de desvelo del organizador y espera del aficionado, la rueda tiene que girar, porque en la bicicleta, si no hay movimiento, te caes.

Gore 400×100 MArzo2020

 

La Indurain: ¿Se debería haber celebrado?

La Indurain

La organización ha hecho bien asegurando La Indurain incluso en estos tiempos

Equator – 1024×140

 

Leemos múltiples reacciones ante la celebración de La Indurain este fin de semana de miedo por los rebrotes de Covid19.

? Momento para recargar pilas. Los avituallamientos están compuestos por productos individuales y envasados.Los…

Posted by La Indurain – Marcha Cicloturista on Saturday, July 18, 2020

 

 

Incluso algunas de personas que nos consta son auténticos «catedráticos» de Miguel Indurain y su figura…

El estropicio que el coronavirus, Covid19, cómo coño queráis llamarlo, os lo podéis imaginar en un fn de semana que tendríamos que estar disfrutando del final del Tour de Francia.

No hay sector que escape y el ciclismo de ocio, tampoco

Y así leemos que La Indurain se ha celebrado, como hace unos días una cronoescalada a Montjuïc, con Miguel también presente, Miguel y el Banco Santander, como La Cerdanya Cycle Tour, un día más tarde.

Ja podeu consultar els resultats! ?__Ya podéis consultar los resultados! ?https://results.chronotrack.com/event/results/event/event-58814

Posted by La Cerdanya Cycle Tour on Sunday, July 19, 2020

Leemos comentarios de todo tipo y respetándolos todos, tenemos que estar de acuerdo con la celebración de La Indurain.

Que parece triste, casi clandestina, que todo se vistió por el rojo del mecenas, empequeñeciendo la figura de quien hace 25 años firmaba su quinto Tour consecutivo, pues quizá.

Pero es lo que hay, en estas fechas, y desde hace cinco meses todo nos parece triste, gris y cogido de un hilo

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Pero la vida sigue, e igual que hemos metido ciertas rutinas en nuestra vida, igual que se desinfectan las mesas de los bares antes que te sientes y en algunos cines abren con distancias de seguridad, tenemos que aprender a convivir con el virus incluso en estos actos de recreo que son las marchas cicloturistas.

Porque al final si este sector, como otros tantos, no encuentra algo de aire, el año que viene y los siguientes organizarán no sé quién.

Nadie organiza una marcha cicloturista cumpliendo los requisitos de sanidad para provocar un rebrote de Covid19

WD-40 400×400
Gran canaria 400×400
Cruz 400×400

 

Si La Indurain se ha celebrado no deja de ser un clavo ardiendo de esa normalidad que tanto ansiamos recuperar un día, normalidad de la que, recuerdo, muchos despotrican.

Pero al margen de eso, organizar en estas circunstancias es lo que nos queda y si los astros se alinean a favor no hay que menospreciar la opción.

Al fin y al cabo en breve tendremos, esperamos, la Vuelta a Burgos que no deja de ser el conejillo de indias para todo lo que vendrá después.

El ciclismo profesional se pondrá en marcha en una campaña para enterrar porque le va la supervivencia en ello, el ciclismo del ocio también necesita aire.

Gore 400×100 MArzo2020

Otra cosa es saber los motivos del no apoyo de Villaba a La Indurain. 

Si había un año en el que la repercusión sería nula o casi nula apoyando la prueba iba a ser éste y los organizadores hacen bien en buscar todos los apoyos posibles, si bien no lo hacen a cambio de nada.

Sin saber qué ha empujado al pueblo de Miguel Indurain a no apoyar la marcha de su ídolo, se explica en la noticia de aquella manera, quizá el presente ofrezca otras urgencias más perentorias que apoyar ago que no deja de ser accesorio en estos tiempos.

La organización hará bien de sacar la macha de su entorno actual, si así le place, pero en tiempos donde no hay para todo, priorizar ciertas cosas, la salud por ejemplo, se impone en todos los lados.