¿Quién se acuerda de la Vuelta a Madrid?

Vuelta a Madrid JoanSeguidor

Este fin de semana deberíamos estar viendo la Vuelta a Madrid

La crisis que el coronavirus nos está propinando no sólo se lleva por delante Lieja, Romandía o Tirreno, entre otras muchas, también hay otro ciclismo que está siendo borrado del mapa, un ciclismo como la Vuelta a Madrid, menos divulgado, pero que también es parte de este deporte…

Al otro lado tenemos a José Manuel Díez, director de organización para hablar de una carrera que debería estar celebrándose estos días.

José Manuel: ¿Cuál es la foto ahora mismo de la Vuelta a Madrid?

«La VaM ahora mismo está suspendida. Inicialmente se aplazó y posteriormente se decidió su suspensión definitiva en 2020″

Ya veo, ¿qué estado de ánimo tenéis ante la suspensión?

«El estado de ánimo es bajo, si bien a medida que pasa cada día estamos más ilusionados esperando la edición de 2021»

¿Cuándo se empieza a trabajar en cada edición?

«Como muy tarde cada edición se comienza a elaborar durante el desarrollo de la edición precedente. Esto es un trabajo continuo»

Desde la Federación Madrileña de Ciclismo, entidad organizadora de la XXXIII Vuelta Ciclista Internacional a la…

Publicada por La Vuelta a Madrid 2020 en Martes, 21 de abril de 2020

Y ¿cómo se ha ido fraguando la suspensión???

«Inicialmente, ante la imposibilidad de celebración por el Covid 19 y sus correspondientes estados de alarma, se decidió aplazar su celebración. Se sopesó su celebración durante el mes de julio, pero ante la falta de garantías de poder celebrarla en este mes, se decidió su celebración durante el mes de septiembre (17 a 20) y de hecho así se solicitaron las nuevas fechas a la UCI. Posteriormente y tras cambiar sus fechas el Tour de Francia, ocupando su final las fechas solicitadas por nosotros, nos vimos obligados a tener que suspender definitivamente su celebración»

¿Qué teníais pensado para este año?

«Teníamos cuatro etapas, llegadas a Alcalá y San Lorenzo del Escorial, una crono y el final habitual de La Castellana. La participación, a falta de finalizar de contratar equipos continentales extranjeros, iba a ser buena, teníamos muchas solicitudes»

¿En qué situación deja esta suspensión a la Vuelta a Madrid?

«En espera y deseo de que sea un simple lapsus en su desarrollo futuro»

¿Habrá edición en 2021???

«En principio así está previsto. Contamos con los apoyos institucionales (Deportes de la Comunidad de Madrid, Turismo de la Comunidad de Madrid a través de su programa Ciclamadrid, Ayuntamiento de Madrid así como el resto de ayuntamientos de etapas, etc) y ya se está trabajando con los sponsors privados para garantizar su futuro. Debemos no obstante ser prudentes y ver como evoluciona finalmente toda la problemática Covid19»

La Vuelta a Madrid se decide hoy en un marco espectacular, el Paseo de la Castellana, donde los ciclistas darán 19…

Publicada por La Vuelta a Madrid 2020 en Domingo, 12 de mayo de 2019

¿Qué os parece que se estén recuperando varias carreras por país en el calendario UCI y de las españolas solo la Vuelta???

«Obviamente a nivel español es imprescindible para los equipos que se celebre la Vuelta a España. Sobre el resto de pruebas, la UCI ha priorizado las tres grandes y los monumentos. Al quedar prácticamente la temporada reducida a 100 días, el resto de pruebas no tienen cabida. Coincidir con varias de estas pruebas celebrándose a la vez, si para ellas ya es complicado, para el resto de pruebas sería un suicidio tanto mediáticamente como desde el punto de vista de la participación»

Pero en España ¿qué queda?

«No deja de ser triste que el calendario español quede tan pobre. No obstante debemos tener en cuenta que la gran mayoría de pruebas españolas se celebran habitualmente en el primer semestre anual»

¿Un deseo?

«Esperemos poder vernos en 2021»

Imagen: La Vuelta a Madrid 2020

Eventos Gran Fondo post COVID 19: un reto organizativo doble

Gran Fondo Post Covid19 JoanSeguidor

Los nuevos gran fondo deben nadar entre cancelaciones y nueva normativa

Los eventos de participación popular, ciclodeportivas o  gran fondo se enfrentan a un doble reto; después de verse forzados en reubicar las fechas en algunos casos; el primer reto supone cómo mantener al participante motivado a varios meses vista para que mantengan su inscripción, que siga informado y en forma para un otoño que se presenta muy denso en cantidad de eventos.

Desafortunadamente en algunos casos ha supuesto la cancelación de la edición del año en curso, poniendo en una situación delicada algunas empresas organizadoras, asociaciones o clubs.

Y un segundo reto operativo, cómo adaptarse a las nuevas normas sanitarias que impondrán las autoridades competentes, y que no están del todo claras aun pero supondrán una reducción en numero de participantes en algunos casos; que sumadas a las dificultades económicas de los patrocinadores o instituciones locales que apoyan; pondrá el foco en la gestión eficiente de recursos por parte de los organizadores.

De todas formas, recopilemos a continuación algunas soluciones ya adoptadas por pruebas gran fondo de la geografía internacional que pueden ayudar a mantener a flote el nutrido calendario cicloturista.

Cruz 400×100 Banner Landing

 

Cambiar el formato de salidas, entrega “wellcome pack”, dorsal, “briefings” virtuales, pasa por ser una de las primeras soluciones necesarias; y que evitaran imágenes de mareas rosa, naranja o otros colores de maillot.

Salidas multitudinarias de miles de corredores sorteando caídas, frenadas imprevistas: Unas salidas visualmente espectaculares con música y cuentas atrás épicas, pero que generan una tensión en los primeros kilómetros hasta las primeras rampas en muchos de sus participantes.

Estos cambios se aplican ya desde hace tiempo en Estados Unidos o Canadá , con las “Rolling Start”, que permiten pasar por la línea de salida durante una amplia franja horaria y reservando pelotones de salida de treinta a cuarenta ciclistas; que se pueden agrupar por club, grupo de amigos o por tiempo estimado de finalización.

Gran Fondo

Estas decisiones pueden no satisfacer al perfil mas competitivo que participa en gran fondo pero es solucionable con las salidas denominadas élite como primer grupo que agrupa el perfil mas competitivo y que al ser mas pequeño es mas controlable a nivel de restricciones de tráfico, policía y control de cruces.

Este modelo se aplica en el Giant Seorak Gran Fondo, con dos pelotones élite (masculino y femenino) que toman la salida 5 minutos antes de la salida de los populares, donde los cerca de 5000 participantes salen en una salida abierta durante una hora donde el “chip” se activa al pasar por la línea de salida automáticamente.

También aplica esta solución en Noruega la Styrkeproven, donde además de disponer de cinco puntos diferenciados de salida según la distancia, también realizan las inscripciones asignando una hora de salida, con grupos de nivel lo mas similar posible en función del tiempo que consideran que les tomará completar el recorrido, siendo asignados a una hora de salida ya conocida desde el momento de formalizar la inscripción y reservando un pelotón élite para los mas competitivos también con salida diferenciada en tiempo respecto al resto.

Gore 400×100 MArzo2020

 

Suiza, en el “Cyclotour du Leman” pone en las carreteras que dan la vuelta alrededor del Lago Leman cerca de 3.500 ciclistas con salidas en tres puntos diferenciados en grupos de no más de 30 ciclistas, que se inscriben por grupos, clubs o tiempo estimado de salida.

En este caso se trata de una marcha no competitiva, pero que es admirable el bajo impacto que genera en el transito de la región, donde sólo impacta a nivel de cortes de tráfico en tramos de unos cientos de metros en los paseos ribereños de Lausane, Ginebra o Evian. O el caso mas representativo puede ser Sudafrica, en la Amashova Durban Classic, que pone en carretera a cerca de 10.000 ciclistas por grupos , desde los élite hasta los amateurs de perfil mas tranquilo en grupos no mayores de cincuenta ciclistas por pelotón, separados por unos minutos con salidas a la vez separadas físicamente.

Son soluciones conocidas pero que las circunstancias actuales forzarán a las organizaciones más latinas del sur de Europa a adaptarse a ellas para establecer en esta nueva normalidad.

Por Dani Buyo, Gran Fondo World Tour ® CEO

Imagen: www.photoset.es

Ciclismo: ¿Dónde queda el calendario español?

La Vuelta Jesus Herrada JoanSeguidor

El ciclismo español parece no pintar nada en el reparto de lo que quede de calendario

Con la última actualización de que dicen será la minitemporada ciclista 2020, a partir del primero de agosto, nos preguntamos qué ciclismo veremos en España este año, si habrá calendario ciclista.

Hasta la fecha, hemos seguido ese famoso guión de Mallorca, Valencia y Andalucía antes de llegar la hecatombe.

Desde entonces nos vamos enterando por goteo de las cancelaciones de carreras ciclistas en este lado de los Pirineos.

La Volta anunció el paso a marzo de 2021, la Itzulia y San Sebastián le han seguido.  

Cruz 400×100 Banner Landing

 

La Vuelta a Burgos pende de un hilo y hoy leemos con cierta complicidad este tweet…

 

Jaén es sede de los Campeonatos de España, a falta de fecha, porque hoy es imposible precisarlo.

Más allá, nada en el horizonte, nada que saber cuando miramos la web de la española y vemos que las noticias van sobre entrenos en rodillo para cuatro semanas y esas obviedades que ya tienen medios que las publican.

Se están aplazando y suspendiendo eventos hasta agosto, pero poco leemos de ellos… hasta escudriñar el calendario.

Mientras vemos que Italia, Francia y Bélgica van colocando sus carreras, monumentos y no monumentos, aquí cunde una especie de bajada de brazos y dejar la vida pasar.

Las organizaciones españolas en el World Tour no han pujado por un hueco imposible con la cantidad de carreras que se quieren hacer en tan poco tiempo, pero es que de las otras tampoco se oye nada.

Gore 400×100 MArzo2020

 

Hace nueve años, en lo peor de la crisis económica, preguntamos cuán grande sería el socavón que quedaría en el ciclismo español.

De aquella pregunta cayeron muchas carreras, ahora vemos que a historia se repite, el tsunami vuelve a estar ahí.

¿Qué será de Asturias, Madrid, Castilla y León…?

Nadie sabe nada más allá de un reporte de suspensión.

El ciclismo español no tiene calendario porque ya no es dueño de sí mismo.

Parte de ASO, la Vuelta a España puede ser la primera grande de la historia con menos de tres semanas, y se ha ido a octubre-noviembre para darle sitio al Tour.

La decisión no se tomó en Madrid, se hizo en París y se acató en Madrid.

¿De quién es la culpa?

Ahora mismo nos da bastante igual, sólo pensar en qué puede quedar el calendario español de ciclismo tras este 2020 impide que busquemos un culpable.

¿Ciclistas desconfinados = ciclistas confiados?

Nairo Arkea JoanSeguidor

Leemos de todo sobre los ciclistas desconfinados este fin de semana

Leyendo algunos muros de Facebook creo que los ciclistas desconfinados este sábado han perdido una ocasión muy clara este sábado…

Viendo el muro de Strava veo que algunos sois muy tont@s y egoístas.

Entrenos de 5 horas , saltándoos los términos municipales, pero no 1 km no ,os metéis hasta la cocina… Según esto hay poblaciones que han invadido a otras…grupetas en MTB…

Sois la vergüenza del ciclismo, y dice mucho de la clase de personas que sois. Ciclistas desde luego que no,por mucha bici y ropa que llevéis.

Y es que encima subís vuestras «hazañas» porque no dais más de si…Sois patétic@s.

¿Qué es lo que no entendéis de todo esto?

¿Os va la vida en ello?

Si es verdad que existe la ley del karma espero que actúe con vosotr@s despiadadamente y lo antes posible ,pandilla de mongol@s.

Así se expresa nuestro amigo Juan Ocaña en el Grupo de Solo Ciclismo que tanto frecuentamos.

Cruz 400×100 Banner Landing

 

También leemos comentarios de vías interurbanas cortadas…

Mensajes de respeto a los límites urbanos…

Gore 400×100 MArzo2020

 

Pero la mismo tempo, muros en los que se quita gravedad a algunas imágenes, por que quizá no fueron tan generalizadas como se hace ver.

LA NUEVA NORMALIDAD

Creo que es normal que después de 50 días la gente quisiera salir a hacer deporte (incluso los que no lo han hecho en la vida) las personas no estamos hechas para estar entre 4 paredes más de lo necesario.

Hoy el tercer día la cosa a cambiado muchísimo, 3 ciclistas me he cruzado y un 15 por ciento de la gente que salió el primer día a correr,creo que es normal la gente ya va a empezar a dosificar los días de deporte, y ya ve la luz al final del túnel.

A partir de ahora creo que ya se puede sacar conclusiones, y hacer balance de la situación, y no guiarse por los dos primeros días que la gente salió a la calle en busca de aire y libertad después de 50 días de confinamiento obligatorio por una pandemia de la que nadie a tenido la culpa, (ni tu alcalde, ni el policía de tu pueblo, ni el presidente de cualquier país).

Para l@s viej@s del visillo del strava, fotógrafos sensacionalistas, pesimistas de por vida, y gente que sólo pone problemas y no pone ninguna solución,seguir así chavales… Que ya os habéis dado cuenta que la vida son 4 días y en cuanto menos te das cuenta esto se a acabado.

DE TI DEPENDE DE CÓMO QUIERES VIVIR LA VIDA. vive y deja vivir

Esto lo firma otro seguidor de este mal anillado cuaderno, Roski Bike.

¿A quién hacemos caso?

El sábado, cuando volvimos de nuestro paseo matutino dimos cuenta de la oportunidad histórica para la bicicleta, sin coches en las calles ni en las carreteras.

Vemos que hay dos caras de la misma moneda y estamos de acuerdo, en parte con ambas, los Strava los carga el diablo y alguno se lo tendría que hacer mirar y lo que pasó este fin de semana merecerá más valoración cuando veamos lo que puede pasar en días venideros.

Una cosa es cierta, en nuestra mano está que esta pesadilla acabe lo más pronto posible.

En la humildad reside el éxito del documental de Movistar

Giro Movistar JoanSeguidor

En el documental de Movistar se consigue eliminar los filtros

Visto el documental del Movistar Team en su totalidad, con un montón de críticas leídas, a favor, en contra, en medio, hay una palabra que nos surge al verlo: humildad.

Y es así, un ejercicio de humildad donde cada personaje, alguno más que otro, se pone frente al espejo y un pilotito rojo que le ha estado siguiendo durante toda una temporada.

Cabe ir por eso al génesis de serial y saber el motivo de su realización.

Cruz 400×100 Banner Landing

 

El kilómetro cero del documental del Movistar está en un coche de equipo durante el año 2018, cuando Pallete, el presidente de Telefónica, abrió el melón a una producción de este tipo.

La gente tiene que ver esto” vino a decir, dando relevancia a lo que el otro día nos expuso Manolo Saiz, los mecenas no solo deberían estar para poner dinero en las empresas que gestionan los equipos y sí entrar en el meollo del negocio.

Porque ese día Pallete, con su sugerencia, abrió la puerta a algo que el ciclismo tenía vetado, meter cámaras dentro de los buses, en las cenas, en los desayunos, en las habitaciones, en los coches, en la bicicleta y hablar sin filtros.

La clave reside ahí, es un encargo del mecenas, no de la empresa que gestiona el equipo.

Nada que ver con el dulcificado documental de los 40 años de Abarca por ejemplo, en el que Eusebio Unzue y los suyos llevaron el peso de la producción.

Aquí es Telefónica la que mete un grupo de periodistas y cámaras a tomar cientos de horas de grabación para sacar lo bueno y mejor de una campaña que retrata bien lo que ha sido este equipo durante años.

Y así vemos que lo que se intuía era cierto, aunque con matices.

Hay cosas que no quedan claras, pero tampoco nos quita el sueño, lo sustancial queda retratado y lo sustancial, entre otras cosas el tridente para el Tour, es cosa de un Eusebio Unzúe, que no sé yo si estará contento con el resultado de documental del Movistar, pues casi todos los caminos confluyen en él y el 2019 no fue un año sencillo en el equipo.

Ni siquiera en la victoria, como el Giro de Carapaz, la cosa acaba bien, todo es raro, casi amargo, como las andanadas que lanza Pablo Lastras, un tipo que como corredor era todo sutileza y amabilidad, y que en el serial se retrata duro y frío.

Una cosa sí que se logra, ver la llama de Nairo apagándose según avanza la cinta y el desencanto de Landa con una situación que sólo tuvo un culpable, su querido director.

Gore 400×100 MArzo2020

 

Sin embargo no podía ser de otra manera, cualquier otro documental, con cualquier otro barniz no habría resultado creíble, éste lo es y no es sencillo lograr este efecto en el espectador.

Por cierto, que es muy difícil pasar sin mueca las lágrimas de Arrieta…

Cuántos Michael Robinson necesitaría el ciclismo

Michael Robinson Joanseguidor

Con trabajos como el de Michael Robinson sabríamos de historias increíbles de ciclismo

La semana que dejamos atrás, además de ser la séptima del confinamiento y la que marcaba el límite de nuestra vuelta a la calle con la bicicleta, ha significado el adiós a una de las personas que levantaba unanimidad: Michael Robinson caía bien a todo el mundo.

Y no era por cualquier cosa, su humildad, sus mirada inquieta, su sonrisa sincera vestían uno de los personajes que todo lo que tocaba llevaba el sello de calidad y sensibilidad.

Michael Robinson fue una persona que tuvo bien claro que el deporte no eran sólo gestas, ni publicidad, ni anfiteatros llenos, el deporte era un surtidor único de historias humanas.

Cruz 400×100 Banner Landing

 

Y el ciclismo en esto es una mina, un subsuelo rico en leyendas, como pocos existen.

Ver sus «Informe Robinson» sobre ciclismo hablan de todo eso que comentamos, aquí nuestros amigos del Tío del Mazo hacen un recopilatorio excelente.

Siempre sostuvimos que el ciclismo tenía por aquí, por lo documental e incluso series una salida no explotada que bien podría valerle unos atípicos que seguro le vendrán muy bien en los tiempos venideros.

Viajes al pasado, caminos por entre historias como las de Markel Irizar o Adriano Maroli… son esas historias que el ciclismo guarda, que Michael Robinson supo ver y sacar a la luz.

Pero com éstas hay cientos, miles, que darían la dimensión humana del ciclismo.

Gore 400×100 MArzo2020

 

Por ejemplo el serial del Team Movistar ha abierto el melón para un futuro próximo en el que estas cosas no deberán ser la excepción.

Poner una cámara en el contexto de un equipo, las miradas, las palabras, las complicidades tejen la grandeza de este deporte para lo televisivo.

Ojalá hayan más Michael Robinson que sacudan el polvo de esas  historias y se dimensiones como merecen.

Y ya puestos, que el buen humor del inglés, su sosiego y su tranquilidad cundan por las redes y neutralice la mala hostia que muchas veces toma algo tan intrascendente como la discusión ciclista.

¿Momento de oro para la bicicleta? Ciclistas, no la caguéis ahora

ciclistas bicicleta JoanSeguidor

Si los ciclistas actúan con responsabilidad, la bicicleta puede ganar muchos enteros en nuestras vidas

Salir esta mañana a la calle fue vivir la auténtica primavera de ciclistas, bicicletas por doquier, a su ritmo, con su pausa, con su mirada, respirando el aire libre ansiado durante semanas, buscando el paisaje que hace que una hora en la carretera sea como cinco minutos de rodillo, tostándose al sol, con los modelos que se compraron durante el confinamiento, guapetes y conjuntados.

Así han sido las cosas esta mañana, una mañana atípica de sábado de mayo sin grandes marchas en el horizonte, sin ciclismo en la televisión, pero también sin exclusividad para el rodillo, las ligas virtuales y las subidas de Bkool.

Poco a poco, ya hemos puesto el pie en la calle, ahora cabe soñar.

Cruz 400×100 Banner Landing

 

Y sí, es cierto, suena escaso, decir que puedas circular por tu municipio, algunos son pequeños, urbanos, sin atractivo, pero amigos la nueva normalidad es esto.

Me escriben que algunos han entrado en municipios ajenos, allá ellos, en este juego hay mucho de serio y más de trascendente.

La nueva normalidad es esto, una libertad condicionada con rayas difusas que apela a la moralidad de cada uno.

Haber llegado a este punto, siete semanas después de haber salido por última vez, entonces con la normalidad en toda su expresión, creo que merece responsabilidad y también perspectiva.

Hoy muchas ciudades españolas van a cerrar al tráfico grandes avenidas de centros urbanos.

Esto en fútbol se dice corta y al pie, es una oportunidad de oro para demostrar lo que nuestro amigo Jordi nos explicaba el otro día en un artículo que nos encanta admitir ha tenido muchísimas lecturas…

que la bicicleta está en el filo de todos los cambios que pueden venir, que tiene recorrido, margen de mejora, que puede tomar calles y plazas, vías interurbanas y el paisaje.

Gore 400×100 MArzo2020

 

Pero la bicicleta no va sola, necesita ciclistas, que se amolden a una realidad que dista de ser la que queremos, pero que es la que es impuesta por un bicho que nos ha dado la vuelta como un calcetín.

La bicicleta necesita ciclistas, no trileros que busquen la trampa y el resquicio para irse a donde no se les está permitido o salgan cuando no deben hacerlo. 

Eso es lo que necesita la bicicleta para que más de uno vea que es la solución y no el problema para lo que está por venir.

Por cierto ¿qué será de las ligas de ciclismo virtual?

Imagen: Dani Luque

El placer de descubrir y compartir en bicicleta

Descubrir en bicicleta algunos paraísos cercanos es un regalo

Si nos detenemos a pensar, la mayoría de nuestras amistades que no salen en bici a veces conocen tierras más lejanas y remotas, programan largos viajes a países exóticos y, en muchas ocasiones, se olvidan del placer de descubrir en bicicleta su entorno más cercano que, con total seguridad, no tendrá nada que envidiar a destino turista alguno.

Creo que esto suele suceder, y no es extraño que haya gente que se desplace miles de kilómetros para contemplar paisajes y monumentos a otras ciudades de otros continentes y luego se sientan como turistas en su propia urbe.

Esto no nos ocurre a los que andamos en bici, porque nos permite adentrarnos en nuestro medio más próximo de manera natural, acercándonos de forma sosegada para conocer lo que nos rodea, nuestro propio patrimonio natural y cultural.

Podemos empezar, claro está, por nuestras localidades vecinas, para ir ampliando horizontes y, por qué no, viajar también llevando nuestra bici a esos destinos que nos llaman de manera irresistible y que disfrutaremos mucho más permitiéndonos conocer más a fondo, y con más detalle, todos y cada uno de los rincones que descubramos al ritmo de nuestras tranquilas pedaladas, sin estrés, sin horarios, sin prisas.

Al regresar a estos lugares con familia o amigos no ciclistas, la intención es que nuestros acompañantes experimenten lo mismo que nosotros sentimos cuando descubrimos estos apartados dominios a lomos de nuestras bicicletas.

Y de eso hace ya mucho tiempo.

Hace casi 30 años, con nuestro antiguo club ciclista, los veteranos nos llevaban a conocer estos sitios, que estaban tan cerca pero a la vez tan lejos.

Se trataban de destinos cicloturistas muy poco conocidos dentro de aquel numeroso grupo de amigos, que asaltábamos con nuestras bicicletas en inolvidables matinales de sábado de aquellos recordados años.

Eran extraordinarias experiencias llegar sólo con el esfuerzo de nuestras pedaladas hasta aquellos emplazamientos disipados por el paso del tiempo.

Cruz 400×100 Banner Landing

 

Era una época en la que disfrutábamos del placer de descubrir… y compartir.

Cada salida que hacíamos, todos los fines de semana, prometía aventuras en bicicleta imborrables.

Sitios llenos de cultura descubiertos a golpe de pedal, rodeados por paisajes entrañables, eso es descubrir en bicicleta. 

Durante aquellos años, en cada excursión, se nos revelaba algo siempre diferente: una aldea, un bosque, una montaña, un valle, un río o incluso, por qué no, una playa.

Por eso, cada principio de temporada, esperábamos con ansias el boletín anual con el calendario de excursionismo.

Allí se recogían todas las novedades de aquellas pioneras salidas cicloturistas y mirábamos con interés todos los destinos que nos esperaban durante el año, miles de kilómetros en forma de recorridos diseñados por los ciclistas más experimentados dentro del seno del club.

Aquel cuaderno de rutas era nuestro vademécum particular y en él quedaban marcados itinerarios, trayectos de ida y de vuelta, perfiles de las etapas, altimetrías confeccionadas artesanalmente con muy pocos medios, pero que eran suficientes para saber a lo que nos íbamos a afrontar cada jornada.

¡Qué tiempos! ¿Verdad?

Entonces, claro, no teníamos internet, ni redes sociales, ni páginas web, pero disponíamos de nuestra libreta de excursiones.

Hoy en día queda poco margen para la improvisación, la admiración y el asombro.

Parece que esté ya todo descubierto y no haya espacio, por muy remoto que sea, que no sea bien conocido, documentado y experimentado por mucha gente: las recomendaciones, los consejos sobre sitios de visita obligada ya no tienen cabida, y queda lejos el aventurarse en el terreno de lo desconocido.

Hoy pedaleamos por rutas cicloturistas guiadas, carreteras marcadas y caminos trillados, siguiendo los pasos de otros que han abierto estas nuevas vías.

El factor sorpresa y el placer de descubrir lo hemos perdido completamente, porque antes de iniciar una de estas excursiones en bici, habremos contemplado fotos del lugar que vamos a visitar, además de leer todas las opiniones vertidas sobre nuestro destino de fin de semana.

Pero esto hace 30 años no era así, claro está.

Gore 400×100 MArzo2020

Lo que funcionaba era el boca a boca de cada cosa que descubrir en bicicleta: llegar, ver y explicar al resto de la gente, a tus amigos, a tu familia…

Buscábamos compartir nuestras conquistas con nuestro entorno y, de esta manera, no pocas veces, estas excursiones servían luego para volver con la pareja y los hijos, padres, abuelos… o incluso hasta con compañeros de trabajo.

Ellos nos preguntaban:

¿A dónde habéis ido este fin de semana?

Y nosotros explicábamos nuestras batallitas recomendándoles, sin duda, los lugares en los que habíamos estado almorzando el sábado o domingo anterior.

Sabían que nuestra sugerencia sería buena, y aquellos parajes valdrían sin duda la pena conocer, ya fuese por su indudable belleza o por contener algunos tesoros ocultos aún ignotos: su entorno, su gastronomía, su historia o su arte.

Y este rincón… ¿cómo lo conociste?

Ésta era sin duda una pregunta muy habitual, entre nuestros conocidos.

Pues por haber pedaleado hasta allí en bicicleta.

Contestábamos satisfechos y con un punto de orgullo.

De esta manera, también nuestros familiares y amigos se beneficiaban del placer de compartir nuestras aventuras con la bici, porque si no hubiera sido de esta forma, muchos de aquellos pueblos visitados gracias a nuestras recomendaciones, no lo habrían hecho nunca.

Hoy en día, debido al exceso de información que sufrimos, es posible que al regresar a un lugar, mágicos para nosotros, acabemos desencantados.

¿Por qué?

En primer lugar, porque estos pueblos y paisajes ya no son desconocidos para nadie, y nos puede ocurrir que, persiguiendo la tranquilidad, la paz, el silencio y la calma, hallemos todo lo contrario: bullicio, colas interminables, restaurantes con el cartel de “completo”, calles que antes estaban desiertas, tan sólo con las piedras de sus muros y árboles por testigos, aparezcan repletas de gente caminando y haciéndose fotos.

Todo esto nos obliga a reflexionar y plantearnos que quizás es mejor no publicitar en exceso aquellos rincones que merecen ser preservados de la masificación del turismo.

Pienso que debemos proteger las pequeñas joyas que aún queden por descubrir… si es que existe alguna.

Eso sí, compartir nuestras experiencias con nuestros más allegados y hacerlos partícipes también a ellos de nuestras vivencias, esto no dejemos de hacerlo nunca.