Ciclismo sin público: ¿Tiene sentido?

Ciclismo sn publico Joanseguidor

El Tour de Normandía no quiere ciclismo sin público y aplaza su edición 40

Esta misma mañana reportábamos la opción, quizá la mejor de las posibles, que aborda la Volta a Catalunya: una carrera a puerta cerrada, ciclismo sin público.

Obviamente nadie va a expulsar a gente de las cuentas durante el desarrollo de cada etapa, la jornada del domingo de París-Niza nos dejó este bonito vídeo con Alaphilippe y Benoot escapados.

Sin embargo la gente se puede alejar de meta, e incluso no me extrañaría ver etapas de montaña de alguna grande con el puerto final cerrado al público, algo que el coronavirus pone sobre la mesa pero que, tras experiencias como la Alpe d´ Huez, de Tour 2018, o Ventoux, Tour 2016, hace tiempo que planea.

Ciclobrava – 400×100 Landing
400×100 Sea otter Landing
Gravel Ride 400×100

Hemos leído que el Tour de Normandía se suspende.

Son el caché ni capacidad mediática de las italianas, la carrera del norte de Francia suspende la edición que significaría los 40 años de historia de carrera por motivos muy nítidos…

«El ciclismo es un deporte popular y el Tour de Normandía es un festival popular que debería seguir así. El mundo entero está ante algo desconocido que nos deja sin ayuda. Siendo una organización de voluntarios, con las medidas ya impuestas y las que puedan venir, no celebraremos nuestra 40 edición en 2020».

La reflexión del organizador, llamado Arnaud Anquetil, no sé si tendrá que ver con maitre Jacques, creo que describe el vacío al que se somete nuestro deporte, que sí, quizá pueda alargar una campaña que es un laberinto, pero admitiendo que el ciclismo sin público es… menos ciclismo.

Ciclo 21 – 400×100
Cruz 400×100 Banner Landing
Mov_Gore

Astana ¿Qué pasa con los sueldos?

Astana Team JoanSeguidor

Astana le debe todo el 2020 a su gente

Con quince años en el pelotón, entró en aquellos convulsos tiempos del Tour de 2006, aquellos días recordad también se acababa el mundo para el ciclismo, con una de las plantillas más potentes del World Tour, Astana admite que debe dinero a su gente.

No es la primera vez, hace dos años, casualmente, ya ocurrió, y ahora refrescamos la pieza -abajo- de entonces para hablar del presente.

Coinciden estas noticias en horas muy bajas para los países exportadores de petróleo, pero al margen de eso, espero la suerte del equipo no esté indexada al 100% a ese baremo, que el World Tour tenga un equipo que le debe dos meses a sus trabajadores no es lo hablado cuando nos vendieron las bondades de este sistema.

Ciclobrava – 400×100 Landing
400×100 Sea otter Landing
Gravel Ride 400×100

Aquí corren profesionales como Luisle, los Izagirre, Omar Fraile, Alex Aramburu y Oscar Rodríguez, estos tres últimos con contratado hasta 2021, leemos aquí.

Es más, nos preguntamos si Aramburu y Rodríguez habrán cobrado alguna nómina en el equipo celeste si por lo que vemos se les adeuda todo lo que «corrido» en 2020.

Pero no sólo ellos, Jakob Fuglsang, Miguel Ángel López, uno de los corredores más espectaculares del pelotón, Alexey Lutchenko…

Astana maneja viruta por valor de veinte millones de euros al año, un pastizal, hablando de ciclismo.

Hace dos años ya admitieron problemas serios, ahora piden paciencia… no puede ser sencillo pedirlo cuando te dejas lo mejor de tu juventud a gente con ese nombre en el pecho.

Ciclo 21 – 400×100
Cruz 400×100 Banner Landing
Mov_Gore

—escrito 24 de febrero de 2018

La situación de Astana nos hace temer lo peor

Lo trágico son las personas, los corredores, los auxiliares, el equipo técnico, mecánicos… lo trágico es el factor humano del Astana.

Eso es lo triste de toda esta historia que espero no acabe como otras veces hemos visto.

Lo supimos ayer. Astana se tambalea, se debate en el fino hilo de los números que no cuadran porque el mecenas no cumple.

¿El motivo?

No quiero ser mal pensado.

¿Es casualidad que Astana no cumpla sus compromisos?

Astana lleva en ciclismo más de diez años. Recordaréis su entrada, fue atropellada, por la estampida del Liberty y Wurth tras la Operación Puerto.

Cogieron el mando de un equipo que ha pasado por mil estadios y ha visto líderes de todos los colores.

Astana ha sido varios equipos bajo el mismo nombre, pero con estructuras y corredores muy separados.

De los primeros kazajos, Alexander Vinokourov al frente, a la actualidad, con un equipo coral, sin líder definido.

Páginas: 1 2

La mujer y la bicicleta

«El día en que la mujer se suba a la bicicleta, el hombre la va a seguir” David Byrne

«Me congratulo cada vez que veo a una mujer montada en bicicleta…. la feminidad libre y sin ataduras» Susan B. Anthony

La bicicleta es el compañero ideal para muchas mujeres” Ann Strong

Hoy, día 25 de este atribulado mes de noviembre, se celebra el día internacional de la eliminación de la violencia contra la mujer, una celebración que resulta increíble en esta sociedad que se precia de avanzada y superior, moralmente, a las anteriores y muchas contemporáneas a ella.

Tan sólo unas citas, las de arriba, y las palabras de un negocio vinculado a la mujer que va en bicicleta, algo que poco a poco va creciendo y tomando forma, para explicar que la bicicleta no entiende de sexos ni condiciones si quien la conduce quiere recibir lo mucho bueno que pulula por la vida.

Así que sin más preámbulo queremos dejaros con las reflexiones de Anna, la persona que gestiona D´bike d´Dona, una nueva tienda para mujeres que quieren ir en bicicleta en Girona.

Nuestra idea surge de la demanda creciente en el sector femenino que quiere introducirse al mundo del ciclismo, al mismo tiempo que era idóneo tener en un mismo sitio todo lo necesario para realizar y disfrutar de este deporte: desde bicicletas con la geometría especifica femenina a textil adecuado, accesorios y todo lo necesario para la práctica del ciclismo.

La mayor parte de gente piensa que solamente se distinguen las bicicletas, ropa, cascos, etc de mujer de las de hombre en el color. Pero se equivocan. La mujer necesita una bici con unas medidas específicas para ella, una ropa con un diseño y material específicos para ella, zapatos de su numeración y con la horma diferente, guantes más estrechos, cascos más pequeños… y podría seguir una lista muy larga! Así como los hombres tienen sus necesidades específicas en este deporte, las mujeres tenemos las nuestras.

En lo que hace referencia a la bicicleta, la mujer necesita una máquina con una geometría adecuada a ella ya que las medidas de su cuerpo son distintas a las del hombre. Físicamente la mujer suele ser más larga de piernas y el tronco superior más corto, (al contrario que los hombres, de piernas más cortas y tronco más largo).  Por ese motivo, la forma de la bicicleta variará para mujeres y para hombres. Las mujeres necesitamos, por lo general, una bicicleta con una geometría del cuadro con unos cm de diferencia a las bicicletas de hombre, de esa manera la posición será más cómoda y adecuada a la fisonomía femenina.

Creo que apostar por el ciclismo femenino es muy interesante porque la participación de la mujer en pruebas ciclistas ha ido creciendo, sobretodo en triatlones.  No obstante creemos que todavía tiene que crecer el nivel de participación, pues la cantidad de usuarios no ha parado de subir.

Cada vez somos más las mujeres que queremos practicar el ciclismo por nuestra cuenta. Y, al ser más, se forman grupos dónde hay niveles similares y se programan salidas conjuntas para hacer deporte y pasar un buen rato mientras se practica.

Por eso para el futuro creemos que hay un buen potencial. La tendencia de la generación actual esta cambiando. Ahora la gente en general prefiere disfrutar de ocio deportivo al ocio nocturno. Y el sector femenino en particular, está focalizando el deporte como estilo de vida sana, y el ciclismo es un buen deporte para poder practicar en grupo, si uno quiere puede practicar este deporte acompañado.

INFO

En el RH Hotel Bayren & Spa ponemos a disposición del ciclista un espacio en el que podrá limpiar y acondicionar su bicicleta con toda comodidad y seguridad.

Lacets de Montvernier: La culebra del ciclista

Lacets de Montvernier no es el puerto + duro, pero sí uno de los + icónicos

«L’une des stars du prochain parcours» Christian Prudhomme dijo sobre Lacets de Montvernier hace cinco años.

No tuvimos ninguna duda. La visión desde la carretera de esta escalonada ascensión nos impresionó desde el primer momento. Espectacular.

Pensamos que tenía que entrar con todos los honores en esta sección. Nos frotamos los ojos, nos miramos y una media sonrisa se nos escapó del alma.

Al ver la sinuosa cinta asfaltada que, de lado a lado de la montaña, se retorcía subiendo agarrada a la ladera salvando el tremendo desnivel, atravesando pasos naturales entre las rocas del abismo, lo tuvimos muy claro: ¡queríamos subirlo!

Una escalada de 17 curvas de felicidad, la que nos proporciona estos Lacets de Montvernier, haciendo de esta subida una experiencia única, muy vistosa, que hará las delicias de cualquier cicloturista.

Algunas fuentes hablan de 18 cordones, porque parece ser que uno de ellos está «cuestionado» como tal.

No seremos nosotros quienes le otorguemos la categoría de lacet o no, pero sí contaremos que las horquillas, sobrepuestas una encima de la otra, literalmente, que se aferran a la montaña en unos 3 kilómetros, dan como resultado una curva cerrada cada 150 metros.

Eso es mucho lazo continuado.

De acuerdo que Alpe d’Huez cuenta con 21, pero lo hace en una distancia cuatro veces mayor que en Montvernier.

Los ciclistas que las acometen a bloque comentan que tienen que frenar en sus curvas para luego coger velocidad para intentar ascender lo más rápido posible este corto y explosivo desafío.

No será nuestro caso.

Ciclobrava – 400×100 Landing
400×100 Sea otter Landing
Gravel Ride 400×100

 

La contemplación «sólo para nuestros ojos» de las continuas herraduras nos seguían produciendo muestras de asombro y cada uno de nosotros exclamaba un adjetivo para intentar describirlas: «singular», «imposible», «diferente».

Sólo es un pequeño puerto (¿sólo?). Una menuda joya escondida que se está haciendo célebre porque su foto ya se está empezando a publicar en revistas de turismo y que ha recibido el espaldarazo definitivo con su inclusión en la 18ª etapa del Tour de Francia de hace dos años, aunque ya fue «vista» por los seguidores en el Critérium du Dauphiné también esa misma temporada.

Los lacets remontan los 286 m de desnivel desde Pontamafrey (departamento de la Savoia, región Roine-Alps) a 492 m de altura, salvando el valle bañado por el río Arc para llegar a la Chapelle Nôtre-Dame-de-la-Balmes antes de dirigirnos hasta la pequeña población de Montvernier a 778 m, situada en una gran meseta al abrigo de los grandes Alpes.

Así es. Toda esta zona es un lujo para el cicloturista, el hogar de cinco de las diez ascensiones más famosas de Francia: Galibier, Iseran, Madeleine, Glandon y Croix de Fer.

Y ahora el Col du Chaussy.

Ciclo 21 – 400×100
Cruz 400×100 Banner Landing
Mov_Gore

 

Un gran paso de montaña de difícil grado a 1533 m de altitud que se inicia aquí, en esta divertida, estrecha y empinada carretera que es sólo una cuarta parte de su ascensión y siempre pedaleando a un constante y mantenido 8% que nos llevará por una fabulosa ruta que nos pondrá en el camino hacia el Col de la Madeleine.

Mirando de nuevo estos especiales Lacets de Montvernie nos sigue pareciendo improbable que hayan podido construir un camino por ahí.

Pero sí, la encontramos trepando bruscamente por el acantilado esta asombrosa obra de ingeniería de caminos de montaña, que con total seguridad habrá seguido los pasos de una mula ascendiendo por esta ladera, como no podía ser de otra manera.

Finalizada las obras en el año 1934, después de seis años de construcción, sus ingenieros poco o nada podían imaginar que iban a hacer tan dichosos a tantos seguidores del ciclismo que cuanto más cuesta arriba se hace más felices son.

Sólo nosotros, las vacas, las ovejas y el cielo azul. Y unas barandillas «donde agarrarnos» que nos protegerán del precipicio. Suerte que por aquí hay muy poco tráfico y además los vehículos de gran tamaño tienen prohibida la circulación.

Mucho mérito tiene el fotografiar los lacets. A no ser que montemos en helicóptero o dispongamos de un dron puede ser difícil plasmarlas en papel. Creemos que nosotros lo hemos conseguido y hemos intentado llevaros estas imágenes a vuestras retinas y por eso pensamos que el hecho de que sean «poco visibles» haya sido una de las razones por las que la subida se ha debido mantener en relativo anonimato hasta ahora.

Los Lacets de Montvernier son divertidos, entretenidos, enganchan, pero son sólo el glaseado de un gigantesco pastel de grandes ascensiones que es la vallée de la Maurienne.

Por Jordi Escrihuela

 

Tom Boonen sería una alegría efímera

Tom Boonen Roubaix JoanSeguidor

Pensar en el regreso de Tom Boonen nos hace salivar

Pues parece que en esta primavera loca podemos hasta soñar con la vuelta de Tom Boonen.

Leemos que superestrella belga medita volver a las carreteras a competir, a las puertas de los cuarenta, una edad en la que están otros corredores que compiten por lo mejor.

Recuerdo este post de hace unos años, cuando Nico Van Looy firmó en este mal anillado cuaderno que Tom Boonen quería ser Valverde.

Toma ya.

Ciclobrava – 400×100 Landing
400×100 Sea otter Landing
Gravel Ride 400×100

 

Se basa Tom Boonen en el regreso del tenista Kim Clijsters, ocho años ausente. 

Tom dejó esto hace menos tiempo, hace tres años, en su querido velódromo de Roubaix, siendo el 13, número que no debió dejarle satisfecho.

Esa tarde que vio Greg Van Avermaet tocar el cielo adoquinado, Boonen pasó de la carretera a ver el ciclismo en la televisión.

Precisamente esto le lleva a pensar que podría ser mejor pro, a su condición física, que entiendo habrá cuidado, le añade lo que ha visto y aprendido por la caja tonta.

Ciclo 21 – 400×100
Cruz 400×100 Banner Landing
Mov_Gore

 

La posibilidad de ver a Tom Boonen de nuevo en ruta nos podría hacer salivar, más en días desazón y perplejidad por todo lo que está pasando, pero hemos de admitir que esa misma perplejidad nos asiste cuando leemos la noticia del astro belga y sus ganas de volver.

Querer es una cosa, poder, otra muy diferente.

Tom Boonen es muy libre de volver e intentarlo, pero lo cierto es que las segundas partes rara vez fueron buenas.

Andrea Tafi especuló con ello y desistió, aunque el italiano es mucho más mayor que Boonen.

Un sueño húmedo del aficionado ciclista sería volver a ver esa chepa, manos en la parte baja del manillar, mirada asesina y nuca tan rapada como angulada.

Esa estampa, desde luego que la extrañamos, como las trifulcas a cien kilómetros de Roubaix, pero eso, en estos días de plomo y realidad, es soñar, y mucho.

Aunque si se nos permite, nos encantaría verle con el quinto adoquín y la cara del cascarrabias De Vlaeminck mirando la escena.

Coronavirus: El ciclismo empieza a estar superado

Strade Bianche JoanSeguidor

El socavón que el coronavirus dejará en el ciclismo será importante

Decir que el ciclismo ahora mismo está superado, como la sociedad en general, por el coronavirus es retratar la realidad.

No podría ser de otra manera, lo que ayer mismo barruntábamos sobre la Milán-San Remo, y aunque parezca sensacionalista, toma forma en toda su extensión.

La incidencia del coronavirus en el ciclismo es una mancha de aceite que amenaza con crecer. 

¿Dónde llegará?

¿Cuánto afectará?

Son cuestiones que, dentro de la frivolidad de todo aficionado que quiere disfrutar de su deporte, nos asaltan.

Ciclobrava – 400×100 Landing
400×100 Sea otter Landing
Gravel Ride 400×100

 

La realidad es tozuda, no es sensacionalismo, por muchas veces este mal anillado cuaderno es subjetivo, pero esto que estamos ahora contando lo estamos viendo está pasando.

El confinamiento de ciclistas en los hoteles de Abu Dhabi, las imágenes e historias de Cofidis han sido virales, es la imagen misma de una realidad frustrante e inquietante, adjetivo que, os juro, odiamos.

El relato de Nathan Haas, ciclista muy vinculado a la salud mental del colectivo, sería desternillante si lo que estuviéramos viendo no fuera una amenaza a que todo se caiga por el abismo.

Freno de disco Alaphilippe JoanSeguidor

La suspensión de las dos últimas etapas del UAE Tour fuero el prólogo de un reguero de noticias que todas alienadas marcan unas semanas muy complicadas.

Ánimo para los Herrada y sus compañeros, les quedan nada menos que diez días, hasta el 14 de este mes en ese recinto hecho sobre la nada para menesteres muy diferentes a los que les toca padecer.

UAE Tour es una carrera de RCS, el organizador del Giro y de todas las «majors» italianas. 

Y entre ellas están las tres que han de venir: Strade, Tirreno y San Remo, así, rápido, el cogollo de la primavera transalpina, que hacemos bien en decir que es la primavera más genuina que existe.

Pero el reguero de situaciones deja bien a las claras que el ciclismo es un deporte superado por el coronavirus.

Así es la versión 70 km de esta Ciclobrava

A la espera que el Gobierno Italiano dé el golpe de gracia a las tres carreras, pero si están cerrando escuelas y universidades, qué no harán con el ciclismo, asistimos al goteo de renuncias por parte de los equipos.

El primero fue el Education First, le siguió el Jumbo Visma y prosigue el Mitchelton, quien, si no nos equivocamos también pone a parte la París-Niza.

El golpe es tremendo, pero si la cosa viene de arriba, creo que RCS podrá salir airoso de los compromisos que se rompen con estas suspensiones.

Ciclo 21 – 400×100
Cruz 400×100 Banner Landing
Mov_Gore

 

Emerge por eso un cierto tufo de descontrol en todo esto.

Es como si el Atalanta, Madrid y City se negaran a jugar la Champions. 

Si en otros ámbitos las decisiones siguen una dirección lógica y normal, aquí todo se hace a título individual, rompiendo la baraja por uno de los lados.

Es normal y lícito que haya equipos que muestren sus temores, pero ¿no sería normal una acción conjunta?

Mientras la UCI se borra para suspender cualquier carrera.

Esto no es sensacionalismo, ni alarmismo, es la realidad pura y dura, lo que veníamos días barruntando, lo tenemos aquí.

Y el ciclismo es el hermano pequeño en toda esta historia…

Gobik en la Volta Catalunya 100: maillots para el recuerdo

Con cien ediciones a la espalda, la Volta a Catalunya entrará en un reducido y selecto club, formando parte del mismo con Giro de Italia y Tour de Francia.

Aprovechando la presentación de los maillots Gobik de la carrera, Rubén Peris nos dio algunos nombres que estarán en Catalunya en dos semanas: Miguel Angel López defenderá título, y con él dos ganadores de la Volta como Alejandro Valverde y Nairo Quintana.

Chris Froome posiblemente esté, lo mismo que Mathieu Van der Poel, que no está en la preinscripción, pero que declaró públicamente que quiere estar en la Volta.

Sobre la Volta y el coronavirus

“No hay plan B” así lo explicó Rubén Peris, a carrera perdida, el calendario sigue con toda normalidad.

Puede haber alternativas a una cima nevada, a problemas puntuales, pero el coronavirus es, como estamos viendo, una enmienda a la totalidad de todo lo que toca.

“Vamos con todo” dice Peris, como dicen desde París-Niza y la Strade, entre otras.

Gobik pone los maillots de la Volta 100

volta catalunya 100 maillots

Al margen de toda la provisionalidad que rodea la actualidad, Gobik ya ha puesto a la vista de todos su trabajo para conmemorar la Volta 100.

José Ramón García hizo de maestro de ceremonias presentando los maillots de líder de la general, manteniendo los rasgos históricos del Sants, junto al de montaña y de regularidad.

Sin embargo, se ha rizado el rizo con las piezas de mejor catalán y conmemorativo del centenario.

Como el resto de maillots se han plasmado en versiones CX Pro, “el modelo icónico de la marca, unisex” afirmaron desde Gobik.

“El maillot de catalán tiene la intención de ser identificativo” y el de las 100 ediciones “queremos que sea algo que podamos recordar, inspirado en los trencadís de los mosaicos modernistas catalanes”.

Esperemos que en pocos días la Volta 100 ruede por la ruta establecida…

Nicolas Portal y las cosas que importan

Nicolas Portal muerte jOANsEGUIDOR

Nicolas Portal nos deja partidos por la mitad

Nicolas Portal ha muerto, nos quedamos de piedra al leer este tweet del Team Ineos…

Una de esas noticias que en este ocaso de invierno raro, llamando a una primavera que pinta también extraña, nos deja helados.

Mientras sabemos de las andanzas de los Cofidis en la cuarta planta de su hotel de Emiratos, confinados por el coronavirus, sabemos de la muerte de Portal y leemos todo tipo de reacciones ante su pérdida.

Esta llamada familia ciclista es una caravana ambulante por medio mundo que cruza personas de todo tipo en tu camino. 

Nicolas Portal era uno de los directores del Team Ineos, el primero en recibir muchas veces a los corredores al pie del bus.

Le vimos correr en el Caisse d´ Epargne, participando del famoso Tour que acabó en manos de Oscar Pereiro.

Desde 2011 era técnico en el Team Sky, ha visto ganar el Tour de Francia en primera persona las siete veces que ha caído en manos de los ingleses.

Siete veces entre cuatro corredores.

De Nicolas Portal siempre nos acordaremos de aquella charla (o discusión) que mantuvo con Mikel Landa en Peyragudes, Tour de 2017, cuando se encendieron las luces rojas en el Sky por que Fabio Aru y Romain Bardet descolgaron a Froome.

Ahora todo eso son recuerdos, como leemos a Matt Rendell «uno no sabe qué decir ante la muerte de una persona».

Pues eso, que la muerte de Nicolas Portal nos deja partidos por la mitad.

Pensar en otras cosas suena frívolo.

Imagen: FB de Team Ineos