Organizadores de ciclismo, la crisis en silencio

Tuvalum

Si los organizadores de ciclismo se van al carajo ¿quién montará tinglados en el futuro?

 

Kalas 1024×140

El caótico año que nos ha tocado padecer ha dejado, y deja, víctimas por doquier, no hay distinción ni diferencia, el coronavirus ha hecho polvo miles de sueños, vidas y cuentas de resultados, entre otros, y algo que a nosotros nos toca, los organizadores de ciclismo, un nicho que no es muy grande, ni relevante, frente a grandes hoteleras, centros de ocio nocturno… pero que las está pasando canutas.

Y no podía ser de otra manera, esta crisis del coronavirus si algo tiene es que todo lo que implique juntar gente, arremolinar masas y todo eso es un mal negocio, algo contraindicado, que tarde o temprano acaba cayendo.

Lo estamos viendo desde marzo, las cancelaciones son constantes, cuando no la patada hacia adelante, esperando que la situación mejore.

Pero la escena no mejora, en todo caso empeora y se envenena, queremos reabrir actividad, porque nos ahoga, económicamente hablando estar parados, pero reabrir implica aumentar riesgos y estos se traducen en estadísticas fatales.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

y este grupo van muchas organizaciones de ciclismo, algunas de ciclismo en exclusiva, otras de triatlones, e incluso de running, y un poco de lo que salga.

Un colectivo socialmente invisible pero que está con las carnes abiertas.

«Ibán, no puedes imaginarte lo que es esto, es un sin vivir, un colapso. Cancelamos o retrasamos la marcha y a gente nos pide que devolvamos las inscripciones, pero ¿cómo les cuentas que ese dinero que te reclaman ya está gastado en temas de montaje?» recuerdo que nos contaban en los primeros días del confinamiento de marzo.

Selle Italia
Castelli GIRO
Cruz 400×400

 

Hace pocos días, otro organizador potente me contaba «si no sacamos la cabeza, aunque sea un poco, nos ahogamos«.

Me lo comentaba a raíz de la Indurain y la polvareda que se armó, que si había que hacerla, que si no, que a quién se le ocurrió hacerla…

Esto no se realiza ni por capricho ni por tentar la suerte, se hace mínimamente para tener algo de aire, para sobrevivir a un golpe brutal a un sector, sólo había que mirar el calendario hasta el pasado mes de marzo, que estaba subiendo como la espuma, a veces demasiado, sí, pero aquellos eventos que no merecían la pena y que se identificaban como una forma indisimulada de sacarle los cuartos al ciclista, quedaban en la cuneta.

Nunca mejor dicho.

En este tiempo hemos visto como han sobrevivido y mantenido el contacto con la gente como han podido, con eventos virtuales, newsletter recomendado películas y documentales de ciclismo… todo eso está muy bien, pero no da lo que debería dar, no al menos al nivel de la profesionalización que ha experimentado el sector.

Si los organizadores de ciclismo se van al carajo ¿quién montará tinglados en el futuro?

Gore 400×100 MArzo2020

 

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.