Pasar hambre no es una obligación del ciclista

Hacer apología del peso del ciclista es una irresponsabilidad

El viernes mismo un director de ciclismo me confiaba por privado, cuando le preguntaba por el peso de un ciclista como Remco Evenepoel y lo poco fino que se le ve, respecto a otras estrellas, que en el ciclismo español ni hay capacidad de sacrificio ni ganas de ejercitarla para llegar al nivel del crack belga.

No es la primera vez que el peso del ciclista entra en este mal anillado cuaderno con toda suerte de opiniones.

En nuestro caso no podemos cuestionar que ciclistas como Bardet, Froome, Bernal… o Valverde el año pasado sean de esos que nuestra abuela seguro les daría un bocata si les viera por la calle, porque son profesionales y lo su suerte va en esto y en mil aspectos más.

Sin embargo, que el peso del ciclista y el pasar hambre sea el lema de una marca como Rapha pues… 

 

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Pero lo es, y se plasma en sus envases haciéndose, eco de la leyenda:

«Para conseguir el peso de carrera, cuenta la leyenda que Marco Pantani se pasaba seis horas sobre la bicicleta sin nada más que agua y al llegar a casa, se tomaba una simple rodaja de sandía»

Esta es la leyenda que luce Rapha en uno de sus bidones, una inspiración como esas sobre el límite y esas chorradas que acaban en más de un disgusto para alguien que no sepa interpretarlas.

El mensaje es un desastre, una aberración para quien ame de verdad el ciclismo como modo de vida saludable y forma de largar, con calidad tus años en este mundo.

Una invitación a las monstruosidades que hizo un ciclista, en este caso Marco Pantani, para lograr lo que logró, porque en definitiva le iba el pan en esto.

WD-40 400×400
Gran canaria 400×400
Cruz 400×400

 

Entendemos que haya gente que haga salvajadas en Strava, no lo criticamos, ojo, sólo mostramos nuestra extrañeza ante tamaña «hazaña», entendemos que haya quien le guste ir con lo mejor y salir a full equipo, dando de comer a no pocas marcas y por ende a sus empleados, pero hacer tonterías con la comida en estos tiempos, donde el pasar hambre es un lujo que no nos podemos permitir, más que nada porque no es saludable si queremos que la experiencia en la bicicleta sea placentera, es de ser muy corto de miras.

Habrá quien le guste estar fino, porque come sano, pero lo necesario para seis horas sobre la bici, y habrá quien arrastre su alambrado cuerpo porque pasa más hambre, como diría mi padre, que un maestro escuela.

Es respetable, sí, hacer apología de ello en una marca que se tiene por seria y comprometida no sólo con el ciclismo limpio, que también saludable, es una aberración.

Si Rapha pretende inspirar sus clientes así, quizá debería saber las locuras que más de uno es capaz de hacer por quitarle un minuto a Strava para saber que con estas cosas mejor no bromear y que una buena mesa esté presente antes y después de quemar tresmil calorías en cualquier salida en bicicleta.

Gore 400×100 MArzo2020

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.