#Profiles2020 ¿Dónde está Peter Sagan ahora mismo?

En Bora reparten galones mas allá de las opciones de Peter Sagan

Hubo un tiempo que el sol salía y se ponía en ciclismo con Peter Sagan, quizá ahora es un poco de lo mismo, pero no creo que sea tanto como entonces.

El rodillo del tiempo, que surgen nuevos nombres, la motivación,  no siempre es la misma… muchas cosas sobrevuelan en la vida de una estrella que trasciende lo que es su deporte y actividad.

Peter Sagan parece en esa tesitura, su brillo sigue siendo importante, es el corredor mejor pagado del pelotón, su palmarés es de vértigo, desde aquella tarde entre París y Niza que le rebañara una etapa a Purito.

Hace diez años ya.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Sagan es el corredor que rompe los moldes del ciclista y los límites del ciclismo pero son señales, gestos, destellos y luces lo que nos hace pensar que este corredor ya está en otro estadio.

Mirad la campaña previa al Giro de Italia -ojalá se celebre, ojalá- renunciando a su objetivo natural, Flandes y Roubaix, renunciando de inicio, luego ya sabéis de las carambolas que se dan.

Lo que ha hecho para el Giro de Italia es la medida de lo que hablamos, una talla de ciclista que deja atrás las servidumbres que se le piden a un ciclista: cuidarse, entrenar y centrarse.

No digo  que Peter Sagan haya renunciado a lo competitivo, cada año le acompañen los resultados o no, esta ahí, adelante, midiendo su grandeza con los mejores en las plazas más importantes.

Volverá a San Remo buscando la victoria que tantas veces se le ha negado, desde la archiconocida derrota con Ciolek, el día del diluvio y la nevada anterior, a los sprints perdidos con Kwiatkowski o Alaphilippe.

Siempre se cruzó alguien mejor en su camino como nunca nadie le tose en el objetivo del verde del Tour, donde este año cimentara uno de sus registros más célebres, como ese trío de mundiales que ganó del tirón, cosa que nadie consiguió antes.

WD-40 400×400
Gran canaria 400×400
Cruz 400×400

 

Competitivo sigue siendo, pero no es la estrella rutilante de la carretera que era hace tres o cuatro años, cuando daba igual la carrera que pusieras que Peter Sagan estaba en el corte bueno, un poco como ahora Van Aert.

Entonces era capo de la carretera y por ende de su equipo, hoy éste reparte galones entre varios, pues a nadie se le escapa el crecimiento de un ciclista total como Max Schachmann, venido del Quick Step con excelentes referencias, y lanzado en este periplo por el Bora.

Como el alemán crecen otros elementos y se le añaden otros que dudo mucho que vengan con la misma misión como por ejemplo la de Daniel Oss, fichado para que Sagan ganara Roubaix.

Niels Politt es un fichaje que habla de la amplitud que Bora quiere darle a su proyecto, más allá de Peter Sagan.

Y hace bien, enu n mercado que seguro quedará muy tocado por todo lo que ha acontecido este año, todo lo que sea pescar en rio revuelto será bueno, y una estructura como Bora necesita más madera.

Peter Sagan siempre podrá decir que esta gran empresa prendió al calor de su figura, una figura que sigue resplandeciendo, pero no con la unanimidad a la que nos tuvo acostumbrados.

Gore 400×100 MArzo2020

 

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.