¿Por qué el Giro de Dumoulin fue único?

El Giro de Dumoulin fue un ejercicio de equilibrio entre escaladores

El Giro de Tom Dumoulin, el de 2017, partía con una tara de inicio muy difícil de superar, venía precedido por uno histórico, el segundo de Nibali, en la semana final más vertiginosa de los tiempos recientes.

Pero el Giro de Tom Dumoulin estuvo a la altura y el acierto del gigantón neerlandés, rodeado de livianos escaladores, desde Nairo a Pozzovivo, pasando por Pinot, y el zorro Nibali, acabó imponiéndose en las circunstancias más complejas.

Y es que aquel momento de urgencia estomacal, no en el pie del Stelvio, como dijimos el otro día, y sí del Umbrailpass, lo puso todo al límite, tanto, que hoy quizá nos olvidemos, pero aquello tuvo mucho mérito.

Cruz 400×100 Banner Landing

 

Por que repasando aquella carrera se toma la medida del tipo de ciclista que este deporte se perdió el año pasado por mor de la caída en la primera semana, también, de la corsa rosa.

Tom Dumoulin ganó el Giro de hace tres años combinando las omitidas esencias de la crono con la paciencia de tener y remar en un terreno adverso, como es la montaña para él.

El otro día recordamos un vídeo de Dumoulin ganando a Froome y Purito en una de las paredes que la Vuelta busca con Levante con el azul del Mediterráneo de fondo.

Hubo alguna chanza ¿atacar de lejos es hacerlo a más de un kilómetro de meta?

Atacar a esa distancia en el ciclismo moderno, cuando sabes que te quedan desniveles de dos dígitos e irte a cuatro minutos el kilómetro, es hacerlo de lejísimos, más cuando el ataque dura lo que dura todo el corte de Youtube de la subida.

Gore 400×100 MArzo2020

 

En el Giro de 2017 apostar por Dumoulin, con aquel festival de montañas era hacerlo a saco roto, pero dio rédito, esa manera de limar y limar en los días finales, con una desventaja sobrevenida por el apretón que le dejó fuera de carrera el tiempo que Nairo aprovechó para acercarse…

Tom Dumoulin ganó la carrera ese mismo día, cuando no se descompuso, con Nibali, Pozzovivo, Nairo y compañía echando fuego al ritmo, porque no debían esperar de ninguna manera y Movistar, siempre Movistar, dejando escapar libres a sus presas.

Hoy vemos a Tom Dumoulin fuera del top ten de los mejor pagados, como algo lejano, pero es un tío que pisó dos podios, Giro y Tour, el mismo año, y la chavalería, incluso el liderato incuestionable que muchos atribuyen a Roglic deberían tener presente.

Que no corra hace casi un año, no nos permite ser desmemoriados de lo que fue capaz de hacer.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.