Los ciclistas más hateados

Laurent Fignon JoanSeguidor

Diez ciclistas que pasan por ser de los más hateados de la historia

Hace unos años recuerdo en un foro ciclista leer sobre una circunstancia que hasta entonces ni me había planteado, ciclistas hateados, la posibilidad de «odiar» a un ciclista por mil razones, por que te negó el saludo en una línea de meta, por que no tiene tu forma de pensar, quizá te bloqueó en redes -un saludo a JJ Rojas- o sencillamente no te gusta cómo corre.

La conversación en sí giraba en torno a Iban Mayo y Paco Mancebo, ya ha llovido, si el primero se llevaba buenos elogios, el otro cargaba con la cruz de correr de forma conservadora.

Hubo uno que, refiriéndose a Mancebo, dijo: «Es el típico ciclista que odio«.

Aquello nos impactó, ¿cómo es posible odiar a un ciclista, cuyo oficio nos despierta admiración y cariño en idéntica medida?

Pues sucede y nosotros hemos pensado en diez nombres, varios de ellos recientes, que ha despertado lo peor de los aficionados, sobretodo en estos tiempos en los que, como vimos al inicio del Tour, el espectador está muy encima de si se «fuman» o no una etapa.

Oreka Training
Cruz 400×400
Cambrils 400×400 OCT20

 

Si nos vamos a los clásicos, el «ganador más desgraciado de la historia del Tour» fue Roger Walkoviak, quien vivió en una suerte de maldición amarilla con cientos de aficionados y medios de comunicación echándole en cara ganar la mejor carrera casi de carambola, como si el humilde ciclista francés tuviera control sobre la suerte de la misma,

Se acuñó la expresión «ganar a lo Walko» por él y pasa por ser el primero de los ciclistas hateados de la historia

Pasan los años y un tipo que no dejó indiferencia y que calló muy gordo durante mucho tiempo -un servidor iba a la Escalada de Montjuïc y le silbaba a su paso- fue Laurent Fignon.

En carrera debió ser odioso, lo mismo que en el trato con la prensa y la afición, cosa curiosa, por que hoy valoramos con mucho cariño su legado y recuerdo, admitiendo que lo necesario que sería en el ciclismo actual un tipo cono él.

Con Fignon, creció Bjarne Riis, el calvo que para muchos sacó a Indurain del palmarés del Tour, como si no hubieran otros nueve corredores entre el danés y el navarro.

Riis despierta muchas antipatías y carga casi en monopolio por una época en la que las aberraciones estuvieron al orden de día

Incluso hoy, la concurrencia celebra que haya dejado la estructura del NTT, que curiosamente encontró viabilidad cuando él abandonó el barco.

El siguiente «odiado», aunque amado, no sé si en la misma medida, es Lance Armstrong, cuyo principal pecado fue querer volar tan alto, que olvidó quien dejaba en la cuneta y le pasó factura.

Gore 400×100 MArzo2020

 

Tiempos recientes…

Empezaríamos por un ciclista que en este mal anillado cuaderno siempre ha caído de pie.

Tipo especial, que se metió en algún Tour con guardaespaldas, Cadel Evans fue la pesadilla de los que entienden esto como un juego de valientes y al ataque, pero al margen de esta consideración, la gente olvida con frecuencia que al australiano le tocó jugársela contra una generación muy complicada y sacó muy buenos resultados.

Si no corría más es porque no le quedaba, eso siempre lo tuvo, no dejó nada por dar cuando la carrera le pedía marcha.

Otro australiano que se ganó buenas antipatías fue Simon Gerrans, el carterista de Egoi Martínez en aquella etapa del Tour, pero que con el tiempo perpetró una serie de victorias que disgustó a rivales y aficionados.

Olvidan que nadar y guardar la ropa es una virtud muy apreciada también en ciclismo y Gerrans era especialista, casi tanto como Rui Costa, el eterno segundo en todos los grupos donde va, rara vez le dio el aire.

Nairo Stelvio Giro 2014 JoanSeguidor

Aunque sus mejores años parecen haber quedado atrás, Rui Costa pasó una racha de auténtico «killer» con un mundial como joya de la corona despertando muchos comentarios por su forma de correr.

En Nairo Quintana acaban muchos caminos, uno el de la pasión exacerbada de lo suyos –el otro día nos explicaron que lleva a al afición colombiana a ser tan ruidosa-, el otro el de quienes pensamos que este ciclista hace tiempo que perdió la magia.

Siguiendo por lo segundo, Nairo Quintana ha sido, quizá ahora ya no tanto, uno de los ciclistas más «hateados» en redes, con apodos que hablan de su forma de correr, siempre con el rabillo del ojo mirando al lado, pendiente del rival, cosa que exacerbó a algunos en la ruta como Dumoulin o Yates.

Ha puesto el codo en un destacado sitio para la anatomía del ciclista.

Un corredor que abre mares por donde pasa es Mark Cavendish, campeón del mundo, cientos de triunfos pero con una ristra de sprints que habla de un personaje que ha puesto la victoria como la prioridad en su trayectoria, al punto de sacar del sprint a rivales cuando se veía superado.

Ello no quita para que hablemos de una leyenda.

Y uno para terminar, Rafal Majka, un ciclista que ha hecho del puesto virtud, que en su día fue un buen gregario de Alberto Contador, pero que con el tiempo se hizo un especialista en salvaguardar lo suyo, por mucho que fuera un top ten en una grande, por que etapitas hace años que caza.

En el Giro, el Bora fue uno de los equipos que tuvo dos corredores entre los mejores, la colaboración entre Majka y Konrad fue inexistente… al fin y al cabo el polaco ya estaba de salida.

Son diez, a nuestro juicio, alguno querríamos haber metido, alguno como Vanmarcke, Porte, Andy Schleck… en nuestro caso, pero no hay sitio para todos.

Tres opciones para descubrir la propuesta ciclista Cambrils

La profundidad ciclista de Cambrils marida con todos los terrenos

El marco ciclista de Cambrils, en medio de la Costa Daurada, una marca turística que también incluye las montañas del interior, es un cuadro perfecto para el aficionado a la bicicleta.

Enclavada en una zona con una gran tradición turística, pionera podíamos decir, la oferta del lugar marida perfectamente con quien quiera pasar unos días de asueto, tranquilos y relajados en rutas sencillas, medias o complicadas, a su elección, a lomos de la bicicleta.

Hablamos con Juan Sánchez, mecánico de bicicletas que gestiona desde Rodabike el turoperador Cycling Holidays, trayendo a Cambrils ciclistas alemanes, canadienses, ingleses y también del resto de España desde hace dos años.

«Son carreteras variadas y tranquilas, con tráfico reducido en muchas de ellas, buen clima casi todo el año y una población con servicios de primera» comenta Juan sobre Cambrils y su entorno.

Aquí tenemos variedad, con el Baix y Alt Camp como enclaves más cercanos, la dureza y singularidad del Priorat y Montsant, tierras consagradas al vino pero de paisajes muy cuidados, y no lejos el Delta de l´ Ebre, un privilegio entre arrozales para rodar sin más pretensión que disfrutar de la ruta.

«Si quieres desniveles hay que ir hacia el interior -precisa-, en la costa las rutas son suaves y poco exigentes, aunque eso también depende de la velocidad a la que quieras ir. Tenemos carreteras infinitas«.

Cambrils, ciudad ciclista y de turismo

Eso, como decimos en un entorno de gran tradición turística, con una planta hotelera de todos los tipos, adaptada al ciclista, pero también al acompañante que pueda viajar con él, con establecimientos que llevan ya tiempo trabajando un perfil muy apetecible, pues el ciclista acostumbra a ser un cliente muy respetuoso con el entorno, que quiere disfrutar del lugar y asegura un buen nivel de gasto.

La gastronomía del lugar es perfecta para quien quiera sacarle rendimiento a la bicicleta, son abundantes los frutos secos, pero también para quien pretenda cerrar la jornada con una rica cena basada en pescados y vinos de la zona.

Oreka Training
Cruz 400×400
Cambrils 400×400 OCT20

 

Tres salidas recomendadas…

Para gustos, colores, y Juan nos da tres rutas que hablan de la profundidad ciclista de la zona.

Si salimos de Cambrils al sur, paralelos a la costa, por la antigua N340, donde el tráfico es menor, podemos tener una primer experiencia ciclista de unos 70 kilómetros de ida y vuelta hasta El Perelló.

Ruta suave, con el mar apareciendo y desapareciendo de nuestra mirada, que si alargamos un poco más puede llevarnos hacia L´ Ampolla, puerta del Delta de l´ Ebre.

A nivel medio, tenemos una salida de unos 90 kilómetros dirección Montroig para llegar a Colldejou, seguir por Torre de Fontaubella y vuelta por Pradell de Teixeta.

Aquí ya hay más desnivel, unos 800 metros y el paisaje es un anticipo de lo que hay al otro lado de la faja de montañas que se aprecia de Cambrils.

Eso es el Priorat, por donde trazamos la tercera ruta, pasando por el pantano de Riudecanyes y subida hacia Duesaigües antes de entrar en Priorat y bajar a Porrera.

El paisaje cambia, es de interior, la línea de costa queda oculta ante la primera línea de montaña, aquí las opciones son varias, se puede ir hacia Mussara o al Col d´ Alforja para completar unos 125 kilómetros y un desnivel que se va a los 1500 metros, cosa más seria.

Son sólo tres propuestas, pero sobre un mapa que ofrece todas las combinaciones que se necesiten, no en vano aquí hizo su stage hace un par de años el Bahrain con Vincenzo Nibali dando fe de las bondades del lugar.

+ INFO 

#PodcastJS Martín Bouzas, dejar el ciclismo cuando se convierte en tu profesión

La historia de Martín Bouzas demuestra que no todo es glamour en ciclismo profesional

Cuando hace unas semanas Martín Bouzas firmaba una carta en la que explicaba los motivos para dejar el ciclismo justo en el momento que podía decir que es profesional, pensamos en él y sus motivos para uno de nuestros primeros podcast.

Hablando con el ya exciclista gallego, te percatas de la profundidad que implica la apuesta de ser ciclista profesional y que aquello que se decía de «lo importante no es llegar, es mantenerse» cobra todo el sentido.

Así, hoy, Martín Bouzas es una persona liberada, un ciudadano normal en un pequeño pueblo coruñés que ha dado la vuelta, cual calcetín a su vida.

Oreka Training
Cruz 400×400
Cambrils 400×400 OCT20

 

En nuestra charla, Martín Bouzas dibuja el camino hacia la renuncia de ser ciclista profesional. 

¿Cuántos juveniles sueñan con algo así?

Seguro que no son pocos, en un contexto que podéis imaginar cómo está, con una importante lista de corredores esperando encontrar acomodo en un equipo cara 2021 con la certeza que les tocará negociar a la baja.

Pero a veces el sueño de ser profesional no es tan bonito como se idealiza, a veces todo confluye para perder la ilusión y aquello que era pasión pasa a ser tortura.

No es ni será el primero, chavales en sub 23 ya han salido aquí contando su experiencia, Guillem Cassú y José María Rodríguez Alcalá y todos acaban argumentando de forma similar.

En definitiva que la vida sigue más allá del ciclismo…

Gore 400×100 MArzo2020

 

Castelli nos propone el Culotte de este invierno

El Castelli Sorpasso Ros Wind Bibtight nos sorprende por unas prestaciones óptimas para el invierno más crudo 

¿Puede Castelli reinventarse en cada pieza que lanza al mercado? Eso nos prometieron en esta su tercera generación de culotte de invierno.

Hoy hemos testado el modelo Castelli Sorpasso Ros Wind Bibtight, denominación complicada de recordar, desde luego, que sin embargo pone nombre a una prenda que ha resultado ser una sorpresa.

Composición del Culotte

El nuevo culotte de Castelli es un hub en innovación de tejido, superando el típico patrón de tallas, a menos que compres un culotte de precio básico o en marcas para consumo generalista.

Sobre la Nanotecnología…

Antes de entrar a describir la prenda, queremos destacar la inserción de tejidos inteligentes, para las zonas más sensibles…

culote Castelli Ros

Hablamos de tramos como la parte frontal de las piernas, los muslos, donde el GORE-TEX de WINDSTOPPER se combina con el aporte de Nano Flex G, un tejido thermoflex que retiene el calor, cosa que apreciamos en cuanto empezamos a movernos o nos dé sol.

El efecto calor es notable e inmediato.

castelli ros culote

El Thermoflex no es más que un tejido compuesto por fibras huecas que retienen el calor, aunque evacua la humedad, eso añadido a los nanofilamentos que crean repelencia al agua.

Este material lo tenemos también en la parte trasera del culotte, con el objetivo de repeler salpicaduras de agua de la rueda, creando una prenda de varias superficies en este culotte de Castelli pensando para salidas de agua o frío intenso.

culote castelli ros

Aquí tenéis detalle del cambio de tejido en la parte trasera con ese repelente de agua.

culote castelli ros

Sobre los tirantes y sujeción del culotte de Castelli

Todos los que montamos en bici, sabemos lo molesto que resulta llevar unos tirantes que se doblan, se arrugan o se dan la vuelta, generando incomodidades con el maillot, chaquetas o camisetas interiores, por eso valoramos mucho cómo responden los tirantes.

El culotte de Castelli incorpora unos tirantes de tejido elástico, muy ajustado, que se estira perfectamente desde la cintura, liberando a ésta de gomas y dejando el cuerpo más libre.

Costuras dobles para que los ciclistas más exigentes puedan ajustar la pieza hasta su colocación adecuada, para ello se dispone de tejido flexible y multipieza evitando que la pieza pierda fit por un  continuo uso.

culote castelli ros

culote castelli ros

culote largo ros

Partes Reflectantes en el Culotte Castelli ROS

Como siempre la visibilidad es clave en el uso de la ropa, más en estos tiempos tan peligrosos para el ciclista.

Castelli apuesta una pieza bien visible con varias zonas reflectantes, que son además las más expuestas, en muslos para visión lateral, y en la parte trasera de la zona baja de pierna, al lado de cremallera .

culote ros castelli

culote castelli ros

Ahora, la badana

badana castelli culote ros

Mención recibe esta parte del culolte, la más apreciada por los ciclistas, pues resulta foco de roces y malas sensaciones si no responde, especialmente con el paso del tiempo, por ser la parte que más desgaste sufre.

El material que usa Castelli el Progetto X2 Air es uno de los mejores en su género, cosa que podemos observar en unas imágenes que dan muestra de la calidad y cuidado de los detalles.

No tiene bordes ni costuras,  es una gamuza, micro porosa que permite mayor transpiración y con un tacto extra suave que no se pierde tras varias lavadas.

badana culote roso

Siguiendo las tendencias de otras marcas, se tiende a reducir la zona de badana para un mayor ajuste, así el culotte se acopla mucho más y hay menor sobrante de pieza.

También denotamos como varía su grosor según las zonas, siendo muy fino en su extremo y notablemente más grueso en los apoyos del cuerpo en el sillín.

Como vemos en el vídeo, hablamos de gamuza en su parte interior que, como hemos dicho, varía su grosor en su zona de mayor contacto.

Por otro lado se aprecia la pieza interior de la badana  insertada dentro de la gamuza.

La badana está hecha en material viscolástico y contiene Geles para un mayor confort como es la zona central, aquí alcanza una densidad de 15 y mientras que en la zona delantera densidad es de 9.

Estas variaciones permiten un ajuste óptimo, pudiendo hacer salidas de muchos kilómetros sin tener marcadas costuras o roces.

En general las sensaciones han sin muy buenas, si tuviéramos que poner un “pero” sería que hemos apreciado algunos hilos sueltos en las costuras, quizás por su apurado en el remate de la doble costura.

La calidad de los broches de las cremalleras que se abren ligeramente en su final de recorrido a la altura del tobillo y cuando pedaleamos no queda perfectamente cerrada.

Modo de empleo

Su configuración lo hacen recomendable para temperaturas de riguroso invierno, es una pieza con una calidad y acabados que procuran un calor extraordinario.

Ideal para menos de ocho grados y travesías en las que una sensación térmica de frío sea compañera de la ruta.

Una vez puesto, repetimos, es un guante que queda fijo por horas, sin roces ni dobleces, en este sentido un detalle, la pieza trasera de la rodilla que resiste impecable toda la marcha.

Recomendamos tener cuidado con las cremalleras, tratarlas con mimo para darlas vida o corren el riesgo de deshilacharse.

Así es el Culotte Castelli Ros Wind Bibtight

–       Tejido Nano Flex 3G para garantiza temperatura y calor corporal, tejido elastico, suave y repelente al agua.
–       Tejido Nano Flex Xtra Dry en la parte superior delantera y en los muslos para mayor protección térmica, y en la parte trasera para proteger de las salpicaduras de agua de la rueda.
–       Corte anatómico en las caderas y en las rodillas
–       Zonas reflectantes en parte trasera, costura cremallera y muslos para garantizar la máxima visibilidad
–       Tirantes elásticos planos
–       Cremallera YKK® Camlock® en el tobillo
–       Badana sin costuras Progetto X2 Air altamente confortable para las salidas de larga distancia
–       0°-12 °C / 32°-54°F
–       Peso:302 g

+ INFO

On Biking Up&Down, el 31 de enero por el Guiniguada

Los participantes unirán Las Palmas de Gran Canaria y Santa Brígida con dos tramos cronometrados 

El año 2021 empezará con fuerza para los riders que ya han elegido On Biking Up&Down.

El 31 de enero unirán Las Palmas de Gran Canaria y Santa Brígida por el Barranco Guiniguada.

Así de bien y exigente suena este reto de 35 kilómetros, 17,5 de ascenso y 17,5 de descenso, con control de tiempo y cuyas inscripciones están abiertas.

El alcalde de Santa Brígida, Miguel Jorge Blanco, junto al concejal de Deportes de Las Palmas de Gran Canaria, Aridany Romero, el edil del mismo área de la Villa, Juan Armando Umpiérrez, y el director deportivo, Ángel García, presentaron la competición que ya cuenta con medio centenar de inscritos y que repartirá premios en metálico de 100, 75 y 50 euros para los más rápidos. Además, involucra a todos los amantes del ciclismo de montaña desde la categoría Cadete hasta Master +60.

La cita comenzará a las 09:00 desde la Plaza de Stagno, en la capital grancanaria, con salidas grupales cada minuto cuyos protagonistas afrontarán el tramo de ascenso en tandas de cinco especialistas. Saldrán neutralizados hasta El Pambaso, donde comenzará a contar el tiempo. Será a partir de las 12:00 cuando afronten el recorrido de descenso desde Santa Brígida. Y lo harán con todos los servicios a su alcance: maillot oficial, zona de boxes, taller, avituallamiento, guardarropa, amplio dispositivo de seguridad y emergencias, entre otros aspectos destacados, así como con un importante protocolo sanitario.

Los dos consistorios y DG Eventos son los encargados de promover esta prueba que tiene en el Barranco Guiniguada un recorrido espectacular. Cuenta con el apoyo del Cabildo de Gran Canaria, a través del Instituto Insular de Deportes, Federación Canaria de Ciclismo, Mercedes-Benz Flick Canarias, Fred. Olsen Express, Coca-Cola y Free Motion.

Equipos

La organización anima a los clubes a participar y a aprovecharse del descuento especial. Por la inscripción de diez riders, abonarán ocho. Una iniciativa con la que pretende implicar al mayor número de deportistas posibles hasta alcanzar el límite de 300 participantes por motivos de aforo y tiempo de desarrollo de la carrera.

+ INFO

#Top2020 Julian Alaphilippe sólo puede gustarte

Julian Alaphilippe

Alaphiippe se ha propuesto ser y ha sido protagonista del año

Sabemos que con Julian Alaphilippe sucede una singularidad: la palabra indiferencia no existe en su diccionario, pero tampoco entre la afición cuando su nombre flota en el ambiente.

No será el mejor ciclista del mundo, tampoco en muchas de las facetas que componen este deporte, pero resulta omnipresente y abrumadoramente eficaz, un tipo de mirada que le delata que en tres meses de competición, ha protagonizado varios momentos top, sin olvidarnos que suya fue, allá por marzo, en una tarde de domingo lluviosa y heladora, la última gran exhibición ciclista antes del confinamiento.

Aquel Alaphilippe puso el cascabel al pelotón en la primera etapa de una París-Niza que no llegó ni a Niza, y ese mismo Alaphlippe ha sido protagonista estelar en la reanudación, desde su acoso a Démare en el campeonato francés y la derrota de San Remo ante Van Aert, al capítulo final en Flandes con el motorista.

Y aunque caigamos en el riesgo de volver sobre temas aquí ya escritos, la virtud de Julian Alaphilippe, al margen de la calidad que atesora, es la de estar, siempre aparecer, siempre dar que hablar, y eso en ciclismo entendido con la óptica clásica, no acaba de ser bueno, pero en el presente de redes sociales y gente despachando pasión, inquina y rabia a partes iguales, no es bueno, es buenísimo, significa alargar la inversión, hacerla más rentable, su cabe, y ponerla en valor.

Por eso no es sencillo pasar de puntillas sobre el fino francés y no torcer el gesto, sea para bien, sea para lo contrario.

Su campaña ha tenido de todo, en lo deportivo, pero en lo otro, ay en lo otro, ha sido casi el el hilo conductor de gran parte de lo noticiable que ha sucedido.

Oreka Training
Cruz 400×400
Cambrils 400×400 OCT20

 

Él por de pronto se sacudió la presión casi de inicio, el primer fin de semana de Tour, aún en Niza, sacando el manual de San Remo para ganar su etapa y el amarillo antes que la carrera hubiera roto a sudar.

Una pieza que estaba claro no le iba a durar hasta el final –pensar en el francés como aspirante al Tour no es objetivo– y que perdería por un avituallamiento de esos que demuestran que ni siquiera las figuras, pero tampoco los equipos, se saben el reglamento como deberían.

En todo caso, el Tour no acabaría para él: estuvo omnipresente, escapado casi todos los días, reventando, sucumbiendo al estrés de competirlo todo como si la vida le fuera en ello, pero sabedor que sus mecenas le estarían muy agradecidos.

Vestía, esos días, sin saberlo, por última vez en un año los colores del Deceuninck pues en el Mundial de Imola fue sota, caballo y rey.

La fórmula de San Remo que no le funcionó con Van Aert pero sí en el Tour, en Niza, le sirvió en la Emilia para llegar sólo al circuito de velocidad y calarse el arcoíris.

Julian Alaphilippe le dio a la prenda irisada el estreno más surrealista posiblemente de su historia protagonizando una Lieja-Bastogne-Lieja de inicio a fin, llevándose las fotos en la salida y en la meta, abajo en el Boulevard, celebrando un triunfo que perdería dos veces: la primera por que Roglic no cejó hasta el final y el ganó en el golpe de riñón, por celebrarlo antes de tiempo, y la otra por el jurado que le vio perjudicar claramente a Marc Hirschi, el suizo que ha emergido para hacerle sombra.

A las dos semanas, el desordenado calendario finalizó en Flandes, tras armar la escapada clave y lanzar a los favoritos Van Aert y Van der Poel y acabar en el suelo por no esquivar una moto de carrera.

Incluso con dolor y cara de espanto, Alaphilippe no paró de figurar, de estar, ahí siempre, como el hilo que trenzó la temporada más trepidante de la historia.

Por sus piernas, sus carantoñas, sus trazadas imposibles, y los riegos que en ocasiones reparte por el grupo pasó una buena parte del ciclismo que hemos visto este veinte veinte.

Gore 400×100 MArzo2020

Es tentador decir que Jan Ullrich fue un juguete roto

Jan Ullrich JoanSeguidor

La historia de Jan Ullrich esconde uno de los grandes talentos jamás visto

En este inicio de diciembre de escalada-desescalada, que no sabemos ni a dónde vamos, celebramos el cumpleaños de Jan Ullrich…

Hijo de la Alemana del Este, de Rostock, allá arriba, en las orillas del Báltico, Jan Ullrich fue un prodigio, quizá el que más se pudiera equiparar en cualidades a Miguel Indurain en treinta años de ciclismo.

Un motor de gran cilindrada que sin embargo gripó ante la aventura de la historia y el juicio de los años.

Ese corredor, siendo aún un imberbe pelirrojo, subió al primer podio de un mundial contrarreloj, en Sicilia, para acabar siendo ariete en el fin del reinado de Indurain.

En el Tour de 96 se abrió un periplo de unos diez años en los que Jan Ullrich nos ha regalado grandes momentos, mezclados con sonoros fracasos sociales y personales, que han culminado en la persona que es hoy, un personaje que ha llenado líneas de sucesos, tristes y alejados de aquella grandeza que demostró sobre la bicicleta.

Una grandeza que no sólo se resumió en la victoria, también en la derrota, como esa meta de Luz Ardiden en la que tendió la mano a Lance Armstrong, manifiestamente invulnerable durante todo el Tour.

Una grandeza que evidenció en la misma subida, un par de años después cuando, después de apretar al americano en el Tourmalet, la caída de éste con Iban Mayo fue suficiente para mandar parar.

Y paró, lo hizo sin temor a las consecuencias que le llegaron acto seguido, cuando Lance se fue a por el quinto Tour, que no sale en los anales, pero que recordamos perfectamente.

¿Cuál fue el mejor Jan Ullrich de la historia?

Si no hablamos de rendimiento deportivo, y sí de fidelidad con lo que fue y consiguió una fotografía general, a entradas y salidas del estrellato, con capítulos de todo tipo.

Su explosión en el Tour que gana su compañero Riis y acaba segundo habla de ese motor que, aunque trucado, fue único.

Un motor que le dio para ganar el último Tour de un ciclo que hoy vemos con escepticismo y me gustaría llegar que con lejanía.

Tour de Francia - Jan Ullrich
Pinterest

Cuando Jan Ullrich sacó las pegatinas a Pantani y Virenque en una subida como Arcalís quedamos alucinados, cuando los lanzó al espacio sideral en la posterior crono, conmocionados, pero lo mismo que al pelirrojo se le daban bien las exhibiciones, también le hacían pupa las lagunas que surgían en algunas carreras.

La jornada aquella de los Vosgos, con medio Festina delante, le salvo la cortedad de miras que muchas veces marcó la carrera de Virenque.

Al año siguiente inició su filtreó con la segunda plaza del Tour, aunque resuenan los truenos de la exhibición alpina de Pantani y los fuegos artificiales posteriores de Armstrong.

Estos fueron los compañeros de viaje de Jan Ullrich, está todo dicho, como le preguntábamos a Haimar hablando del Euskaltel, sobre estos mismos y Vino y Hamilton.

Oreka Training
Cruz 400×400
Cambrils 400×400 OCT20

 

Fue una generación que queramos o no escribió páginas de ciclismo que quedan en la memoria, páginas intercaladas con esos escándalos que acompañaron este talento sin igual.

Accidentes de coche, problemas de alcohol, de drogas y follones con el vecindario una vez colgada la bicicleta.

Ullrich llegó con estruendo al estrellato, dejó el ciclismo con el pie cambiado, vinculado a un galeno especializado en ginecología identificado en una lista de apodos que no encontró obvias relaciones con otros, y con el escándalo a la espalda.

¿Fue un juguete roto?

¿El ciclismo contribuyó a ello?

Cada uno tiene su opinión, la verdad sólo la sabrá él, otra cosa es que su image nos trae el recuerdo de uno de los ciclistas más dotados de los últimos treinta años.

Selle Italia: las versiones del SLR Boost

Ligereza, altas prestaciones e innovación en el SLR de Selle Italia para sentir la sensaciones de los grandes

El sillín más emblemático de Selle Italia, el SLR, que durante años ha sido el punto de referencia en cuanto a estilo, prestaciones, confort y ligereza y que ha apoyado a grandes campeones como Contador y Ballan, es capaz de superar las fronteras más avanzadas en cuanto a ligereza y prestaciones.

Creada con el objetivo de consolidar su mito de las carreras de pura raza con el SLR Boost, Selle Italia reduce aún más la longitud y el peso de un producto que ha hecho historia.

El SLR Boost es el sillín corto más ligero del mercado y, con una línea compacta y atractiva, refuerza la imagen de un modelo que representa lo mejor en tecnología y prestaciones.

Las versiones más destacadas del SLR Boost

El modelo SLR Boost está disponible en distintas versiones que se adaptan a las necesidades específicas de cada ciclista.

SLR Boost Endurance Superflow

Para interpretar la creciente demanda de sillines cortos destinados a largas distancias, Selle Italia ofrece SLR Boost Endurance Superflow.

En este caso, la atención se centra, por supuesto, en la comodidad, que se ve incrementada en gran medida por el relleno extra con Light Gel Plus, que lo diferencia del SLR Boost normal, lo que permite al ciclista beneficiarse de una mayor comodidad y de una posición perfecta en el sillín incluso durante los trayectos largos.

Un sillín diseñado y concebido para los que hacen de los largos viajes su filosofía de vida.

SLR Boost Gravel Superflow

El SLR Boost Gravel Superflow, diseñado para los amantes de la aventura por senderos y el descubrimiento de los famosos «caminos de tierra».

En comparación con la versión de carretera, el sillín se caracteriza por la inserción del Light Gel en el acolchado, elegido para dar más relleno al sillín, para adaptarse a las vibraciones constantes de la superficie de la carretera, y garantizando un asiento cómodo y de alto rendimiento en cualquier situación.

Los insertos especiales Hi-Viz en la parte posterior garantizan seguridad y visibilidad incluso de noche y, junto con los detalles verdes, contribuyen a dar al sillín un estilo inconfundible en línea con las tendencias del mundo del gravel.

SLR Boost X-Cross Superflow

El SLR Boost X-Cross Superflow aporta ligereza, innovación tecnológica y el estilo inconfundible del SLR Boost al mundo off-road.

Es el primer sillín corto de bicicleta de montaña en Selle Italia, pensado y concebido para los que hacen de la adrenalina y la aventura su forma de vida.

Los amortiguadores situados entre el bastidor y la carrocería ayudan a amortiguar las vibraciones causadas por los desniveles del terreno y las tensiones típicas de las disciplinas off-road.

Los insertos especiales SuperFabric en los laterales ayudan a proteger el sillín de las abrasiones y arañazos típicos de esta disciplina.

SLR Boost Lady Superflow

El SLR Boost Lady Superflow, con carril en TI316 ∅7mm, ha sido diseñado y concebido exclusivamente para adaptarse a las necesidades biomecánicas de las mujeres.

Un mayor acolchado de gel viscoelástico, combinado con la tecnología Superflow, garantiza un confort de pedaleo sin precedentes.

+ INFO