¿Qué se propone Remco Evenepoel?

Para Remco Evenepoel la primera carrera en pros llega con 19 primaveras

En Remco Evenepoel confluyen historias y clichés a partes iguales.

Su singularidad es noticia sin haber puesto un pie en carrera alguna.

Con eso convive, y con eso sorteará su primera campaña en el World Tour, venido directo desde juniors, y debutando en San Juan.

Porque la grande argentina es el escenario donde el corredor que más ha dado que hablar en Innsbruck y sus mundiales está poniendo el huevo en máxima categoría.

Y ya ha dado que hablar. 

«Algún corredor parece mi padre» dice.


A Evenepoel le vale ser noveno en su primera carrera pro

La presión no es problema, ni la expectativa que pueda generar.

Remco Evenepoel JoanSeguidor
Tim-De-Waele—Getty-Images

A Remco Evenepoel le gustan ambas cosas, y los 19 años que podrían ser sinónimo de timidez, no le amilanan.

Remco Evenepoel fue noveno en San Juan y mejor joven, al lado de Nairo, y disputando la crono.

Ya dijo que seguía a sus compañeros en los entrenamientos e incluso afirma que esta carrera no es el objetivo, que está afinando su estado para más adelante.

¿Un ciclista de 19 años con objetivos?

Se ve que Remco Evenepoel sí los tiene.

Dicen que se le deje en paz, que crezca tranquilo, pero es complicado pasar por alto lo que este ciclista despierta.


Como decimos en Evenepoel reposan historias y clichés

Pero también singularidades.

Es un belga que ama las grandes vueltas y no lo esconde.

Lo dice en el equipo azul, el bloque de Lefevere, la meca de las clásicas, el adoquín y la primavera.

Términos sagrados en una estructura donde va otro “vueltómano” Enri Mas.

Dice Evenepoel que viene a aprender, pero dudamos mucho que este chico, que dice adaptarse al ritmo de los compañeros sin mayor complicación, se esté quieto.

Su año está claro que es de aprendizaje, puro y duro.

La teoría lo dice, y marca incluso hasta dos o tres años así.

Pero en este Remco Evenepoel de chichés acentuados entrevemos una ambición de ambición de manual, y una seguridad en sus posibilidades que no es nada común a esas edades.

Hace 190 kilómetros con Philippe Glbert, Stybar, Viviani y cía, aguanta y lo dice.

Ese corredor eléctrico que demostró remontar desde cero en Innsbruck va tener muchas miradas sobre sus espaldas.

Mira todos los portabicicletas de Cruz

Ese corredor que dice admirar a Alberto Contador, que cuelga vídeos de Contador en sus redes, viene a por todo lo gordo.

Y seguro, casi pondríamos la mano en el fuego que no sabrá esperar lo que dicen los manuales.

Las teorías le pasan por encima, o por debajo.

Foto: © Sigrid Eggers | Deceuninck – Quick-Step Cycling Team

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.