Queríamos invitaros a El Velódromo

Nace El Velódromo…

Un día dijimos que en El Velódromo se guardan las esencias. Es el tarro, el kilómetro cero del ciclismo, donde las bicicletas circulan desnudas, sin frenos, ni cambios: cuadro, manillar, sillín, pedales y cadencia, ritmo…

En esta jornada dominical del Tour de Francia, estamos de estreno en El Cuaderno de JoanSeguidor, estamos de enhorabuena, una criatura llega a la familia, que queremos que sea parte de la vuestra, de ese ratito que cada día nos consta que nos dedicáis. Es El Velódromo.

Es eso, El Velódromo, nuestro tarro, allí donde guardamos las esencias más preciadas. Hace seis años y medio alumbramos la idea de El Cuaderno de JoanSeguidor. Desde entonces hemos hecho más de 3300 post que han pasado revista a un mundo que nos desvela, el que va sobre una bicicleta y el que se ve desde ella.

El Cuaderno de JoanSeguidor nació una tarde de año nuevo con una pretensión: hacer extensible nuestra forma de ver el ciclismo más allá de la crónica y entrevista, llegando al meollo que explica la complejidad de este mundo, sus matices, su entrelíneas.

En este tiempo hemos conseguido trasladar esa forma de hacer a nuestra comunidad, un grupo amplio e interesante de lectores que nos ha valorado y prestado parte, huequecitos de su vida dedicados a ver que se nos pasaba por la mente.

Hemos opinado, a veces hemos dado en la diana, otras hemos torcido el tiro, nunca nos ha dolido rectificar y aprender, hemos contado historias, y nos han contado historias, muchas historias, historias que hablan de la bicicleta, de ciclistas, de personas que cambian el mundo desde este lado del mundo, historias, historias, historias,… y eso será El Velódromo: historias.

A El Cuaderno de JoanSeguidor le siguen quedando páginas en blanco, podemos aseguraros que las que están escritas son parte importante de entre las satisfacciones que te da la vida, como esas piezas que hemos podido plasmas, la vida y el mundo de Mariano Cañardo, la historia de una marca que va a por las dos centurias, Orbea, los equilibrios de Jaume Mir entre las grandes estrellas,… y vendrán más historias. En ello estamos.

Con esta inercia, queremos abrir el tarro, entramos en El Velódromo, donde contaremos y nos contarán cuentos, conoceremos la bicicleta y sus historias, hablaremos de producto, nos presentarán producto, sabremos sobre el ciclismo, sobre ciclistas, sobre días, sobre gestas, premiaremos la memoria, pero entenderemos lo que pasa y nos rodea. Si el ciclismo es circular, El Velódromo será el cogollo…

En El Cuaderno de JoanSeguidor seguiremos plasmado nuestra opinión, generaremos debate, haremos pensar. El Velódromo quiere ser un «storyteller» de la bicicleta.

Mentes inquietas, mentes ciclistas, bienvenidos a El Velódromo, entrad y mirad, porque esto no ha hecho más que empezar y no llevamos ni horarios ni plannings. Todo surgirá, como en las mejores salidas, lo memorable es lo imprevisto, lo inesperado, El Velódromo será eso… y mucho más.

Imagen tomada de Vélodrome National

Entradas recomendadas

1 Comentario


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.