Triunfos, caída… A Evenepoel todo le pasa deprisa

Tuvalum

Cruzamos los dedos para Evenepoel salga lo mejor posible de su caída en Lombardía

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Sabéis quienes leéis este mal anillado cuaderno asiduamente, tras sus triunfos, ahora también su caída, que con Remco Evenepoel hemos pedido calma y buenos alimentos más de una vez.

Quízá es por la edad, por llevar tiempo mirando el deporte más bello del mundo, sabiendo que esto lleva tiempo, que no son 100 metros, que es una maratón, por lo que sea.

Lo cierto es que el vértigo que causaba el fenómeno belga, sus celebraciones ante los mejores ciclistas del mundo, sus declaraciones sobre entrenamiento, sus datos, los vatios que arrastra, todo eso nos daba hasta miedo.

Selle Italia
Castelli GIRO
Cruz 400×400

 

Antes de la caída, el año de Evenepoel era un «in crescendo»

Empezó por San Juan y Algarve, antes del gran apagón, prosiguió con Burgos y hace una semana Polonia.

Y la Vuelta a Polonia es una World Tour, una carrera cuyo día grande cruzó la meta con el dorsal de Fabio Jakobsen en lo alto, como quien saca a pasear el santo en Semana Santa.

Qué susto el de Jakobsen en Polonia y qué susto el de Remco Evenepoel en ese puente dirección al lago de Como.

Tiraba un maestro en Lombardía llamado Vincenzo Nibali y el pequeño Remco fue contra el inicio de un puente yéndose a la derecha del mismo.

Se nos cortó la respiración, se nos quitaron las ganas de seguir viendo el segundo monumento de la temporada.

Por un momento el otoño se adueño del mes de agosto lombardo y Evenepoel se fue con él.

Diez días después de lo de Fabio, Remco ha probado la cara amarga de este deporte. 

El belga se lleva de su primer monumento, ese que corrió para ganar, ahí estuvo el acelerón de Sormano, una lección de lo que esto.

Una caída escalofriante de la que ha salido lo airoso que en un primer momento imaginamos, la cara amarga de un deporte que es un maratón, alternancia de sensaciones y sentimientos.

Su campaña queda en puntos suspensivos… esperamos diagnóstico, que no le impida volver, esta gente es de otra pasta, a Remco todo le viene rápido, si lo hacen los buenos momentos, también los malos.

Incluso habiendo mostrado nuestras reticencias, sólo podemos estar a favor de ciclistas así, que queman etapas de tres en tres, van deprisa, muy deprisa, para o bueno y para lo malo que les haya de venir, en un Lombardía versión verano 2020 en la que Fuglsang siguió engordando el pollo en su madurez y Schachamann comprobó lo que pasa cuando una mujer, ajena a la carrera, puede provocar cuando irrumpe con su coche…

Mereció la pena esperar… y más que va a merecer, crucemos los dedos.

Gore 400×100 MArzo2020

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.