Romain Bardet necesita aire

Para Bardet el salto al Sunweb es una forma de huir de la enorme presión de tener que ganar el Tour

Hace un año por estas fechas sacamos un post que en el histórico de este mal anillado cuaderno pasó por ser uno de los más leídos de su modesta historia.

Nos lanzamos a la piscina, creyendo que había agua, el tiempo dirá, diciendo que hay cuatro ciclistas a los cuales les veíamos con el arroz pasada para ganar el Tour de Francia.

De Adam Yates a Richie Porte, pasando por Nairo Quintana y Romain Bardet.

De éste último, quien haya visto el histórico de este espacio sabrá que el fino francés es uno de los corredores que más admiramos del pelotón, por su trabajo de hormiguita, lo cultivado que nos consta que está y la polivalencia que muestra cada año.

No es un ciclista ganador, pero es versátil, pisando podios tan variados como el del Tour, la Lieja, la Stade Bianche y un mundial, superado sólo por Alejandro Valverde.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Entonces dijimos de Bardet…

Uno de los corredores que empezó a dibujar las carencias de Nairo Quintana fue Romain Bardet. 

El flaco francés quitó la segunda plaza al colombiano hace tres años en el Tour, con una memorable etapa a 48 horas de llegar a París, bajo el diluvio y con un AG2R sembrado.

Pero Bardet, quien todos acertábamos a señalar como la baza francesa más cualificada para el Tour, ya no es el mismo desde que casi pierde el podio contra Landa en la crono de Marsella, hace dos temporadas.

El año pasado se descolgó rápido del grupo de los mejores, y en este Tour Romain Bardet fue una sombra durante toda la carrera, desde la msima crono por equipos, en Bruselas, a la llegada a la Planche des Belles Filles.

Ahora mismo cualquier medio francés habla de Alaphilippe y Pinot como bazas para recuperar el Tour a la causa patria.

Bardet, el niño predilecto de las portadas, ya no aparece. 

Se ha descolgado de lo que queda de año, que no es poco y hace un reset ¿sin Tour?

WD-40 400×400
Gran canaria 400×400
Cruz 400×400
Un año después firmamos esas palabras una por una, incluso engarzamos nuestra opinión con la que dimos no hace mucho, cuando vimos en Romain Bardet la admisión explícita que no podría ganar el Tour por más que quisiera y se dedicaba a otras cosas.
De hecho Bardet esta campaña había trazado un camino que iba directo al Giro de Italia, luego vino lo que vino y las planificaciones se fueron al carajo.
En todo caso, hoy se ha confirmado que Romain Bardet ficha por el Sunweb, un equipo que premia lo colectivo y no centra la presión en uno solo, a no ser que ese se llame Tom Dumoulin.
Hablamos de un fichaje que parece una patada adelante, una forma de huir de lo que ha copado tu tiempo y tus sueños durante tantos años y explorar nuevos mundos.
Por que en ciclismo, el mundo ni empieza ni acaba en el Tour, Romain Bardet lo sabe y su salida de uno de los grandes equipos franceses es sacudirse de una presión que en Francia debe ser terrible: la obligación de suceder sí o sí a Bernard Hinault en el Tour pasados ya 35 años y subiendo.
Gore 400×100 MArzo2020

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.