¿Por qué Sagan es lo mejor que le ha pasado al ciclismo?

Tuvalum

¿Por qué estamos tan convencidos de que Sagan es lo mejor que le ha pasado al ciclismo?

Cuando en Primavera le preguntaron al propio Peter Sagan si él era el Zlatan Ibrahimovic del ciclismo, el eslovaco contestó sin inmutar: “¿Quién es Ibrahimovic?” Tal vez el campeón del mundo no supiera realmente quién es el futbolista sueco ni el porqué de su grande e impactante trascendencia mediática. Y ni falta que le hace. Porque lo que hace Peter dentro y fuera del ciclismo es mucho más grande, impactante y trascendente.

De Sagan se ha leído este 2016 que es ‘el mejor campeón del mundo que el ciclismo podía tener’ y que incluso él es lo mejor que ha pasado a este deporte. Nada es exagerado en torno a su figura, ni desde que irrumpió ganando cuando casi nadie le conocía en la ya lejana París-Niza de 2010 ni cuando en Doha revalidó su arcoíris de campeón del mundo.

Entre medias el propio ciclista y el mundo del ciclismo han construido un relato maravilloso sobre él, el relato que exactamente el ciclismo necesitaba tras tantas problemas y dudas que no hace ninguna falta recordar junto a este apellido.

Es una figura que fascina a los fieles del ciclismo y capaz de atraer a los que dejaron de confiar y ver en televisión (julio incluido) las dos ruedas. Por su forma de ganar, por cómo gestiona la derrota y por ser capaz de reinventarse a sí mismo para dejar de ser segundón.

Porque incluso es capaz de decir que el ciclismo de carretera, este ciclismo, le aburre. O porque casi sin avisar decide participar en una prueba que no es la suya en los Juegos Olímpicos y de repente centra la atención de todo el mundo. Los caballitos, los vídeos-chorra mostrando sus interminables habilidades, la excentricidad en sí misma que fue su propia boda o el modelito que lució cuando recogió el premio que le acreditaba como mejor ciclista de 2016… Por todo.

En Peter Sagan todo vale y todo cabe –para muy bien- y aunque él deslice que este ciclismo no le hace falta, este ciclismo no podría vivir sin él. Él es el modelo de ciclista, de negocio y de espectáculo. Ya quisiera Ibrahimovic.

Los grandes hitos de Sagan este 2016.

Por Adrián García

Imagen tomada del FB del Tour de Francia

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.