Santa Fixie Raval: aero y con nervio por la ciudad + novedades

La relación calidad/precio/estética es la gran baza de la Santa Fixie Raval 

Antes de entrar en la review que le dimos a una Santa Fixie Raval, nos ponemos al día con las novedades sobre colores, talla y venta.

Nos presentan dos nuevos acabados en Matte Grey y Yellow Sunset, y el re-stock de los acabados más solicitados: Matte Black y White.

El Matte Grey y Yellow sunset están disponibles en tallas 52, 55 y 58. Mientras que el Matte Black y White están disponibles también en las tallas 49 y 61.

Para el veranito que empieza, con la bicicleta triunfando por la ciudad, el Matte Grey da un toque de elegancia y distinción mientras que el Yellow Sunset, también mate, es un acabado muy veraniego.

Ambos modelos disponibles con ruedas de 30 y 60 mm y listas para reservar en pre-venta.

El envío empieza YA, a principios de julio.

Por último, completar que Santa Fixie ha implementado un marcador en la ficha de producto donde se específica la fecha prevista de llegada de los cuadros a nuestras instalaciones desde la fábrica.

En un momento donde más de uno seguro que está pensando qué bicicleta comprar para moverse por la ciudad, con la bicicleta ganando enteros en el transporte urbanos de personas, sacamos punta a la Raval de Santa Fixie, una bici que hemos estado testando en su medio natural, y donde se desenvuelve a las mil maravillas, la ciudad.

El unboxing…

Recibimos la bici en caja y desmontada, así que os  tocará montar la rueda delantera, pedales, cortar cables y fundas , ajustar las zapatas a la llanta, hinchar ruedas y a rodar.

Si tenéis las herramientas y los conocimientos, lo podréis hacer vosotros mismo, porque no hay una gran dificultad en ello, pero si no los tenéis y  las herramientas tampoco, tocará buscar una tienda donde os la monten, y evidentemente calcular ese sobrecoste al total de la bici.

Tenedlo en cuenta.

Una vez montada nos encontramos una auténtica preciosidad.

Cuadro y horquilla de aluminio 6061 tan bien trabajado y con unas soldaduras tan pulidas, que nos da la sensación de tener entre  manos un cuadro monocasco.

Líneas muy actuales, con ese toque aero que tanto gusta, combinado con unos componentes que complementa a la perfección la idea que se intenta transmitir con el cuadro.

La que hemos recibido viene montada con freno delantero y trasero, bielas de 165mm y un desarrollo de 46×16.

Pedales anchos tipo BMX, manillar tipo pista y sillín San Marco Monza, que nos ha encantado por su comodidad y por su estética que consigue darle a la bici ese toque “racing” que tanto alegra la vista.

En color negro mate, con llantas Santa Fixie de 60mm, monta unas cubiertas Kenda de 25, que nos ofrecerán más comodidad, y además son antipinchazos, algo que agradecemos, porque en la ciudad entre cristales y suciedad varia, este tipo de percance está a la orden del día.

Todo este montaje que hemos comentado, en talla 52, que es la que hemos estado utilizando, tiene un peso de 9,5 kg.

Las sensaciones sobre la bici son buenas y resulta cómoda.

Se rueda bien con ella, le hemos exigido en tramos de bajada, entrando con mucha velocidad en curva, y se mantiene bien en la plegada dándonos mucha seguridad.

En las arrancadas sientes la agilidad de la bici, la movemos bien y transmite una sensación de nervio muy divertida y que a la hora de moverse por la ciudad gusta y es importante, que entre peatones cruzando por donde no toca, el coche que gira sin mirar… contar con este nerviosismo suma.

Personalmente, la opción del manillar de pista es la que más me gusta.

Ofrece más posibilidades para adaptarnos e ir cambiando de posición si vamos a usarla en salidas largas.

Poder ir cogidos de la cruz mientras rodamos tranquilos, o de abajo si queremos arrancar y hacer más fuerza son variables que debemos valorar y tener en cuenta.

En cuanto al sistema de frenado es correcto, o todo lo correcto que podemos pedirle al precio que nos ofrecen. La bici frena, evindetemente, pero debemos tener en cuenta que en según que situaciones se va un poco larga.

Cosas que nos han gustado.

La rueda trasera viene con un piñón fijo en un lado, y piñón libre en el otro, así que según gustos o el uso que queramos, es tan sencillo como girarla y hacer el cambio.

-Las opciones que nos ofrecen en el montaje. Podemos elegir entre 3 tipos de manillar, doble altura, pista o bullhorn (los típicos manillares de las cabras de los años 80) y las llantas que pueden ser en perfil 30mm o 60mm.

-Como último punto, muy favorable, la relación calidad/precio/estética, sin duda no es tarea fácil competir contra este modelo en la categoría fixie y es que el feedback que nos ha transmitido la gente que nos hemos ido encontrando a lo largo de este mes y medio al conocer los detalles sobre su montaje y precio han sido muy favorables.

Cosas que se podrían mejorar:

-Estaría bien que el montaje no requiriera de andar montando y cortando fundas y cables o como mínimo que vinieran cortadas a medida, porque así alguien sin muchos conocimientos y de manera intuitiva podría incluso atreverse.

-Otro aspecto que no nos acaba de apasionar, es tener que sujetar el cable del freno al tubo horizontal con bridas. Porque se mueven, aunque las apretes todo lo que puedas y porque además hay que cortar y limar muy bien el corte de la brida para que no nos vaya metiendo arañazos.

-Los puentes de freno ya hemos comentado que frenan de manera adecuada, y vamos a ir seguros con ellos, pero quizás subirle un puntito la calidad, aunque encareciera ligeramente el coste final, sería una buena opción.

En conclusión, si nos decidimos por este modelo, vamos a tener  una bici con una estética preciosa, tanto por la geometría del cuadro, como por los componentes que la acompañan. Una bici divertida y nerviosa, con la que podremos disfrutar de los recovecos que nos ofrece la ciudad.

Un piñón fijo o libre en la rueda trasera que nos permitirá hacer uso de uno u otro en función de nuestro gusto o el uso que queramos darle, personalmente la opción freno delantero, con piñón fijo trasero es la que más me gusta, eso sí, hay que estar acostumbrado a usar el piñón fijo.

Una de las grandes ventajas de este tipo de bicis, sobretodo en su uso de ciudad, es que el mantenimiento es sencillo y te olvidas de andar ajustando cambios, desviadores…

Todo ello con un equilibrio calidad precio muy recomendable.

+ INFO

Por Eric Monasterio

 

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.