Simon Yates no puede con el Giro

Tuvalum

Tres de tres en el amor imposible de Simon Yates por el Giro

Lo que ha pasado con Simon Yates en el Giro de Italia es grave, pero, más aún preocupante.

RCS, el organizador del Giro, ya dijo que la escrupulosidad del Tour con la Covid19 no se daría en Italia, obviamente se tomaría en consideración la gravedad de la pandemia, pero no con la seriedad de Francia, donde ya vimos que la cosa funcionó a la perfección.

Por eso el positivo por Covid19 de Simon Yates y su salida de la carrera no nos dejan tranquilos, más cuando en Italia las cosas iban mejor que en otros países, y decimos iban, por que vemos que nadie está exento de que esto se descontrole y las autoridades echen el cierre a una carrera que es, no olvidemos, un embajador de Italia en el mundo.

Los PCR´s de la jornada de descanso en el Giro llegan con un peligroso precedente, aunque con la misma zozobra que los primeros que se hicieron en el Tour con el excelente sabor de boca que nos dejaron los Pirineos en la grande francesa.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

En todo caso para Simon Yates llueve sobre mojado en el Giro de Italia, una relación que era rosa y de amor hasta bien llegados al final de la edición de hace dos años.

Y es que pocas veces vimos el dominio de un ciclista como la de Simon Yates en el Giro 2018.

Si éste pasó a la historia por el golpe de Froome camino de Sestriere y las dudas de Dumoulin ante la gigantesca apuesta del británico, no debería dejarse en el olvido el magnífico desempeño de Simon Yates en ese Giro, con tres etapas ganadas, muchas jornadas en rosa, incluso alguna culminada al ataque y ganado etapa, buenas cronos y una solidez que se vino abajo a 48 horas de Milán.

En esa edición el gemelo que seguirá en Mitchelton nos ganó por su valentía y arrojo, por exponer incluso cuando no parecía necesario, se vino abajo no sabemos si por ser muy generoso o por que se tenía que derrumbar sí o sí.

En todo caso la experiencia de Italia le abrió la puerta a ganar la Vuelta de ese mismo año.

Selle Italia
Castelli GIRO
Cruz 400×400

 

Al año siguiente Simon Yates fue a culminar su «unfinished business» al Giro, llegó a Bolonia cargado de razones y con cierta soberbia, hablando de un estado de forma insultante que debería quitarle el sueño a sus rivales.

Se vino abajo pronto, muy pronto, carente de la pegada del año anterior, se pasó la carrera buscando sensaciones y una etapa que no llegó, y eso que buscó con insistencia, sobre todo esa tarde del lago de Como, una jornada loca en la que Roglic comenzó a derrumbarse.

Otro año sin Giro y a pensar en la rarísima edición de 2020, en octubre, muy alejado de su mayo inicial, aunque cerca de esa Tirreno que Yates ganaría con la solvencia que acostumbra cuando está bien.

Simon Yates volvió a elegir el Giro,  dejando el Tour para su hermano, quien creo que tocó techo esta vez sí, en una apuesta que suena obsesiva, si no fuera por que le da tan poco resultado.

Ya desde el Etna quedó descolgado, aunque a distancia peligrosa de los mejores, no sabemos si por síntomas de la Covid19 que le ha dejado fuera de competencia, Simon Yates vuelve a estrellarse con su muro del Giro, la carrera por la que suspira con un amor y pasión loables en este ciclismo en el que el Tour parece el alfa y omega para muchos, sin percatarse que hay grandeza más allá de Francia y el mes de julio.

Imagen: FB de Giro d´ Italia

Gore 400×100 MArzo2020

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.