Strade Bianche: Wout Van Aert siempre está

Tuvalum

La Strade Bianche le da a Van Aert el triunfo que tanto merecía

Cuando hace dos años, en una tormenta de marzo, Wout Van Aert emergió de entre las estrellas de la Strade Bianche para llegar, incluso, a pisar el podio, estaba claro que no estaba de paso.

Wout Van Aert lleva tres podios en Strade Bianche, dos terceros puestos y ahora una victoria que hace justicia, justicia divina, a todo lo que da a cambio de nada.

Van Aert nunca da una golpe de pedal para especular, sólo busca la victoria, sólo quiere ganar

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Como la mayoría, nos diréis, pero es que este ciclista que es calidad supina rara vez falla a la cita.

Llega con los mejores a San Remo, lo hace en Flandes, rema a la contra en Roubaix, disputa cronos, gana etapas al sprint en el Tour, donde se destroza una rodilla, una caída de la que parece recuperado.

Por eso nos alegramos cuando la Strade Bianche le premia con un triunfo que significa su entrada en la excelencia, en un momento que especial para él, la primera gran clásica que cae de su lado, y para el ciclismo, que significa el regreso a una nueva normalidad por la que cabe navegar con la mejor de las suertes.

Selle Italia
Castelli GIRO
Cruz 400×400

 

La vuelta al gran circuito ha premiado a Van Aert y ha retomado la campaña donde la dejamos, con Max Sachmann delante, demostrando que ahora mismo es la multiherramienta del pelotón y el ciclista franquicia del Bora, cuando la luz de Peter Sagan no le da para brillar.

La Strade Bianche en agosto se esperaba dura, y lo fue. 

Al calor, que en Toscana abrasa especialmente, se le unió ese polvo de tierra dura y pedregosa que dejó irreconocibles rostros, maillots y coches.

Un escenario que, siendo el primero de la renovada campaña, pasó a cuchillo a no pocas estrellas, desde Julian Alaphilippe, corto de forma ante lo que se le avecina, a Jakob Fuglsang que se atrevió a atacar tan de lejos que tenía pólvora mojada cuando la necesitaba a punto.

Esto no ha hecho más que empezar, Van Aert se ha desecho de la pesadilla del Tour, de los calambres aquí mismo hace dos años y ya ha sumado, si el ciclismo es justo, no será la última vez.

Gore 400×100 MArzo2020

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.