Javier Mínguez: ¿Es normal que dirigiera la selección sin cobrar?

Tuvalum

Mov_Gore

Javier Mínguez dice que deja la selección porque se siente engañado

Como si el día de la marmota planease sobre nuestras cabezas, hace ayer cinco años, comentamos esto sobre Javier Mínguez…

Con la entrada de Jose Luis López Cerrón y la paupérrima situación de las arcas de la Real Federación Española de Ciclismo, la política de la casa en material de contratación de técnicos se volvió estricta y austera. La amistad vallisoletana del presidente con Javier Mínguez sirvió para plasmar un acuerdo que dudo se diera en alguna de las selecciones restantes el pasado domingo en Florencia: el seleccionador nacional ejercía sin cobrar un duro. Esto es el ciclismo en España, el país que pone la mayoría de corredores en el corte bueno de la carrera reina y está bajo las directrices de una persona que no cobra por que la situación económica es horrible.

Aquellas palabras salieron de los borbotones que nos dejó el mundial de Florencia y sus consecuencias.

La gestión de aquello no fue sencilla.

Todo lo contrario.

De vernos con las dos mejores medallas posibles, a quedarnos con las dos peores en unos metros fatídicos, en aquel puente que Rui Costa abre gas y Vincenzo Nibali deja cortado a Alejandro Valverde.

Javier Mínguez capeó aquel temporal

DT-Swiss Junio-Agosto

Aquello acabó en drama griego en la ciudad de las maravillas.

Cinco años después leemos Javier Mínguez esto en Ciclo21.

Lo que leemos esos dos años trabajó a coste cero, mientras otros sí cobraban.

Ser seleccionador de ciclismo, exclusivamente de los pros, es un trabajo que de puertas hacia afuera se resume en las seis o siete horas de campeonato del mundo, más los dos ratos de la crono.

Pero no es tan sencillo.

Javier Mínguez entró en una federación arruinada, en un país en estado de shock por una crisis bestial.

Aceptó el cargo por amistad con el presidente.

Y ahora esto:

«Él me dijo que nadie cobraba y que no había dinero para pagarme. Pero, entonces ¿por qué sí lo había para el seleccionador femenino o para que el director técnico cobrara 40.000 euros? Y yo, sin cobrar porque total el torero sólo sale una vez al año a torear. Las cornadas me las llevo yo, que te dan candela en Twitter; las presiones por llevar a un corredor u otro, las soporto yo. Y los demás, en la barrera«

No nos imaginamos a cualquier otra selección de deportes que son capaces de llenar la portada del Marca en esta situación.

Pero esto es ciclismo, y España ha concurrido a dos mundiales con un seleccionador sin sueldo.

Un seleccionador que no sé si será tonto o no, pero que o ha tardado mucho en darse cuenta de la realidad o no ha querido verla.

Porque Javier Mínguez habla de hace cuatro y cinco años.

No obstante, que auténticos pros, con sueldos que no soñamos corran bajo este tipo de dirección explica el tipo de milagro al que estamos asistiendo.

DT Swiss, con los bujes ganadores

No es ni medio normal que el seleccionador dirigiera sin un euro por medio, en dos mundiales además muy singulares, el de Florencia, por su desenlace y los golpes que le cayeron a Javier Mínguez, y el de Ponferrada, por ser en casa y llevar la batuta del equipo anfitrión.

Como no es normal que se percate ahora de lo sucedido.

Imagen: RFEC

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.