Alejandro Osorio, otro colombiano que llega

Alejandro Orosio JoanSeguidor

Mov_Gore

Se llama Alejandro Osorio y el Nippo Vini Fantini es su destino

Alejandro Osorio Carvajal es un muchacho de veinte años que nació en Carmen de Viboral, un pueblo de Antioquia famoso por las cerámicas pintadas a mano que fabrican sus artesanos, y por las serpientes que abundan en el cañón abrupto de sus ríos.

Osorio se perfiló como una de las promesas del ciclismo colombiano cuando ganó una etapa de la Vuelta al Porvenir en 2016.

Peleó aquella carrera, estuvo cerca de llevarse otro par de etapas y acabó cuarto de la general, entonces lo reclutó el GW Shimano, un equipo local con el que logró ser subcampeón de la Vuelta a la Juventud en 2018, la carrera sub 23 más importante del país.

No obstante, el jovencito Osorio aún no había mostrado todo lo que guardaba en las piernas.

Fue este año con la selección Colombia sub 23 a correr el Baby Giro, esa carrera que viene a ser algo así como el Tour de l’Avenir en su versión italiana, y allá se impuso en la cuarta etapa el 11 de junio, donde además se vistió de líder.

DT-Swiss Junio-Agosto

Algunos creemos la selección colombiana tenía de sobra como ganar esa carrera si el técnico Carlos Mario Jaramillo hubiera sabido gestionar el derroche de potencia que demostraron esos muchachos en las montañas: al día siguiente Einer Rubio ganó la etapa y Camilo Muñoz entró cuarto en meta, pero Alejandro Osorio, el más regular de todos, perdió las opciones y acabó sexto en la general, a casi dos minutos del vencedor.

Pero en ciclismo no siempre gana el mejor, ni el más fuerte, y probablemente Alejandro Osorio era uno de los mejores en aquella carrera.

Los cazadores de talentos saben bien aquello, por eso le echaron el ojo y acaba de fichar por el Nippo Vini Fantini, el equipo procontinental de licencia italiana que suele ser un invitado frecuente al Giro de Italia donde ya se lució alguna vez Miguelito Rubiano.

Osorio ha dicho que espera acoplarse a su nuevo equipo para, como no, pelear aquella carrera en un par de años.

En otoño, prueba el gravel

Una promesa más para este país que derrocha calidad y a veces no sabe bien qué hacer con tanto talento.

Imagen tomada del FB Giro d´Italia U23