Tras el coronavirus: Cinco motivos por los que la bicicleta saldrá victoriosa

El caldo de cultivo para que la bicicleta crezca tras el coronavirus ya se está dando

Siempre que veo a un adulto encima de una bicicleta recupero la esperanza en el futuro de la raza humana”

Seguro que más de una vez, cualquier amante de la bici que se precie de serlo, habrá escuchado o leído esta célebre frase pronunciada hace casi 100 años por el británico Herbert George Wells.

Y sin embargo, la cita, sigue tan vigente como el primer día, sobre todo teniendo en cuenta que pertenece a uno de los padres de la ciencia ficción, quien además de escritor y novelista prolífico era un reconocido crítico social con gran visión de futuro, casi profética.

Porque, en efecto, cuando todo esto pase y podamos salir de casa, no sólo para ir a trabajar, también para desplazarnos, movernos ahí afuera con libertad y seguridad, la bicicleta triunfará, por encima de todo.

Nuestra reina se convertirá en una aliada fundamental para el transporte cuando debamos afrontar la nueva realidad que viviremos, huyendo de medios masivos e invasivos, siempre con la recomendación (por no decir obligación) de mantener ese distanciamiento social, de manera que nada volverá a ser igual.

En este sentido, la bici ejemplificará (de hecho ya lo está haciendo) una adaptación inmejorable a las exigencias sanitarias del nuevo estatus social.

Esta capacidad, añadida a otros factores indiscutibles, y que no vamos a descubrir ahora, como son el hecho de ser un transporte ideal, energéticamente eficiente, no contaminante y barato, hacen de la bicicleta el más grande ingenio moderno, la máquina más eficiente del planeta, el invento más noble creado por la raza humana.

Como también dijo el polifacético austríaco Iván Illich (escritor, filósofo, historiador, antropólogo, entre otras muchas facetas) “hace 100 años, apareció la bicicleta y elevó el poder propio de la movilidad del hombre a un nuevo orden, más allá del cual no puede encontrarse un progreso superior. En terreno llano el hombre puede viajar tres o cuatro veces más deprisa que a pie, y equipado con su bicicleta supera no sólo a cualquier máquina sinó también a cualquier animal”.

Así es, porque es el motor humano quien hace que sea eficiente y además elegante.

Compleja en diseño, pero simple por naturaleza, la bici no es nada más que círculos andando en círculos, tras 200 años de prueba y error hasta llegar a lo que es hoy en día.

Doscientos años de innovación e invención, de no rendirse nunca ante nada ni nadie.

Ni siquiera ante una pandemia, nada detendrá a la bicicleta y en los próximos años alcanzará la perfección, siendo el medio de transporte que más se utilizará en el mundo en la próxima década, sin lugar a dudas.

Si antes de la pandemia los viajes diarios se habían multiplicado de manera exponencial, la previsión es que cuando todo esto finalice el número aumente hasta más del doble.

Cruz 400×100 Banner Landing

 

Cinco motivos por los que la bicicleta saldrá victoriosa cuando derrotemos al coronavirus 

Son muchos los motivos por los cuales la bici demuestra sus grandes ventajas colectivas e individuales, pero nosotros hemos querido destacar de entre todos ellos cinco oportunidades únicas que nos dará su uso, sobre todo a nivel urbano.

-La bicicleta será un vehículo esencial para reducir el riesgo de contagio en la población que normalmente se concentra en el transporte público, eso sí, teniendo en cuenta que para circular con ella habrán de establecerse algunos límites de seguridad, entendiendo que no será una actividad colectiva.

En este sentido, algunos expertos hablan lógicamente de salidas individuales, manteniendo la distancia de unos 4 metros entre ciclistas.

Conservaremos la calidad del aire que hemos ganado con el confinamiento, libre de contaminación.

Porque… ¿quién quiere volver a la situación anterior de tráfico, retenciones, humos, de colapso circulatorio en las calles de nuestras ciudades?

Queremos continuar viendo cielos azules, montañas lejanas que antes no alcanzábamos a visualizar, observar cómo la flora y fauna urbanas han avanzado en este periodo de cuarentena, seguir respirando aire puro y escuchar el canto de nuestros pájaros.

-La bicicleta, además, puede ser un gran recurso para el abastecimiento de mercancías de primera necesidad, alimentos y medicamentos, algo que ya se está valorando y llevando a cabo a través de la eficiencia de personas que trabajan en bici y hacen entrega de estos productos con cero emisiones y sin contaminación auditiva.

-Porque como dijo el sociólogo y urbanista ecologista vasco Mario Gaviria “la sensualidad de la bici está en el pedaleo, y el erotismo, en el tiempo de libertad que obtienes al no tener que trabajar para comprarte un coche o pagar los transportes colectivos”.

-Viajar con nuestras bicis por espacios naturales bien conservados, disfrutando de esos lugares, nos hará conocer los problemas ecológicos que les afectan solidarizándonos con su conservación, incrementando nuestra responsabilidad, despertando nuestro interés por la naturaleza y sensibilizando nuestra conciencia ante los atentados a que está sometida.

Con nuestras bicis, nos olvidaremos de todo excepto del “aquí y ahora”, balanceándolas bien, sin dejar de pedalear, y no habrá lugar que no podamos alcanzar, porque cuando el hombre se sube a la bici está creando y no destruyendo.

Eso es Vida.

Gore 400×100 MArzo2020

 

No importa lo lejos que hayan llegado las bicicletas, porque el empuje nunca se detendrá y no hallaremos nuestro límite, siempre y cuando las ciudades se adapten a nuevas ciclovías y espacios seguros para circular y también poder aparcarlas.

Las autoridades deberán impulsar un nuevo espacio para la bici fomentando su uso cotidiano entre la gente, y de esta manera conseguir que en las grandes urbes sigamos protegidos después de la pandemia, con la esperanza de un futuro mejor para nuestra salud, economía y movilidad.

Esperemos que así sea, porque no será fácil.

Los beneficios de ir #Altrabajoenbici

Desde Trek hemos sacado adelante una campaña con un lema tan sencillo como complicado de realizar: #Altrabajoenbici. La campaña persigue un objetivo simple, y es fomentar el uso de la bicicleta no sólo para ocio, sino también para el transporte diario. Queremos devolver al mundo lo mucho que nos ha dado, y lo hacemos realidad dedicando el 4% de los beneficios de Trek al desarrollo de la bicicleta en el mundo entero. Garantizar que los ciclistas siempre dispongan de un sitio en el que rodar es nuestra pasión, nuestro futuro y lo mejor que podemos hacer por nuestro planeta.
  
Y sí. Muchas de las personas que trabajan en Trek usan la bicicleta para ir a trabajar. Los empleados de Trek disponen de duchas en su lugar de trabajo, taquillas y vestuarios para cambiarse y un lugar para poder dejar sus bicis. Para fomentar el uso de las bicicletas para ir a trabajar, es importante que las compañías inviertan en unas instalaciones que lo permitan.

Creemos que con este sencillo trayecto cada mañana conseguimos generar menos contaminación, un medio de transporte más efectivo, estilo de vida más saludable para los ciudadanos. También contribuye al ahorro, a que haya menos ruido en la ciudad y en general, mejora la convivencia social.
  
Somos de la opinión que la bici está de moda. No sólo para ocio, sino que cada vez más se piensa en ella para los traslados diarios. Es un estilo de vida que hay que fomentar y esto es responsabilidad de todos. La bici tiene ventajas para la salud, ventajas económicas, de calidad de vida, de medio ambiente y ventajas frente a los automóviles.
  
Todos sabemos que el ciclismo urbano es común en muchos países de Europa, principalmente Países Bajos, Dinamarca o Francia. Y es que casi el 25% de los holandeses va a trabajar en bicicleta. Es verdad que las infraestructuras ayudan. Los Países Bajos cuentan con más de 29 mil kilómetros de cilopistas y en los pocos lugares donde no las hay los conductores tienen plena conciencia de la presencia de ciclistas. También ayuda que estos países tienen una topografía mayormente plana un clima agradable y distancias cortas. Andar en bicicleta en estos países no sólo es práctico, también es divertido.


 
En Trek tenemos para elegir entre bicicletas urbanas tanto con asistencia de pedaleo como tradicionales. Tan sólo tienes que elegir el uso que quieres darle y el modelo que te guste. Tenemos la Trek FX, nuestra bici híbrida para fitness ideal para carreteras y caminos pavimentados. La Dual Sport y Neko (mujer) que son bicicletas híbridas para aventuras ideales para caminos de tierra, gravilla o pavimentados y que también tienen una versión con asistencia de pedaleo. También contamos con nuestras híbridas urbanas con discos como es la Zektor y la Crossrip. 

Y nuestra última incorporación, la Super Commuter+, ideal para los que quieren dejar el coche en casa. Con ella puedes circular a más velocidad y recorrer mayores distancias con la ayuda de la tecnología de pedales asistidos más potente e intuitiva. Puedes hacer el camino más largo a casa sin preocuparte de la batería, ya que tiene una de las baterías Bosch más duradera del mercado. Además, está equipada para cualquier tipo de desplazamiento urbano ya que tiene luces integradas, guardabarros, portabultos y cubiertas súper anchas para desplazarse por la ciudad independientemente de las condiciones meteorológicas. En definitiva, con la Super Commuter+ podrás elegir la bicicleta en lugar del coche y te divertirás mucho despalmándote por la ciudad.
 
Quienes estamos inmersos en hacer crecer la bicicleta por nuestras ciudades, vemos que mucho trabajo por hacer. Pero cada día se va avanzando en adaptar las ciudades al uso de la bicicleta. Además, tenemos países como Holanda y Dinamarca que nos dicen mucho de los beneficioso de usar la bicicleta. Sólo tenemos que creer y colaborar todos en hacer de las ciudades un lugar apto y seguro para trasladarte con tu bicicleta. Por un lado, hay que trabajar en el cambio de la infraestructura de las ciudades, educar al ciudadanos sobre los beneficios de montar en bicicleta. También es importante que las empresas adapten sus lugares de trabajo para fomentar el uso de la bicicleta entre sus trabajadores.
 
En este sentido algunas de las carencias son las que ya hemos comentado, pero lo positivo es que en muchas ciudades españolas hay muchos proyectos en marcha para promover el uso de la bicicleta como son el aumento de los carriles bici, un servicio público de préstamos de bicicletas, posibilidad de acceder al metro en bicicleta, etc. Además, en España disponemos de un clima envidiable ideal para montar en bicicleta.

Por Susana Teijelo, marketing de Trek Bicycle Spain