Alvaro Hodeg y las vallas

Alvaro-Hodeg-Munsterland-Giro-Victory---_Christof-Koepsel---JoanSeguidor

Es increíble que se produzcan caídas como la de Álvaro Hodeg por un tema tan elemental como las vallas

La llegada del Eurométropole Tour nos dejó sin aliento e impresionados, primero por el golpe que se lleva Álvaro Hodeg en la última curva, y luego por quedarse en el suelo quiero, inmóvil, con el antebrazo girado, signo de rotura, una entre otras más.

Reporta el Deceuninck que el corredor está estable, muy dañado y ya fuera de la carretera hasta el año que viene.

El ciclismo moderno sigue en la senda del peligro, eso nunca lo va a poder evitar, pero lo sucedido con las vallas, sus soportes y Álvaro Hodeg en la carrera fronteriza es para valorar si todo esto merece la pena, tal y como está montado.

Matteo Trentin, seis días después de llevarse posiblemente su peor decepción deportiva, tuiteó varias cuestiones que ponen de relieve que, en esto de la seguridad del ciclista hay mucho titular pero poco argumento…

 

Mientras las prioridades de los que rigen el ciclismo van por un lado, las vallas siguen siendo una trampa mortal para los corredores.

Decimos, el peligro va de la mano del ciclismo, pero limar aquí y allá no debe ser tan complicado.

Y eso es una, las imágenes de algunas carreras del Mundial de Yorkshire, por hablar de lo más reciente, demuestra que este deporte a veces está cogido con hilos.

Lo que le pasó a Alvaro Hodeg en el Eurométropole ya tiene antecedentes.

Y no hace falta irse 25 años atrás, aquella llegada del Tour en la que Jalabert se destroza la cara y la mandíbula por un gendarme mal asomado y un pie de valla que estaba también ahí.

DT-Swiss Junio-Agosto

 

Podemos quedarnos con la caída de Justin Jules en la Vuelta en Luxemburgo que ganara Jesús Herrada en junio.

Fue por el pie de una valla.

O las críticas de uno de los mejores velocistas de la actualidad, Sam Bennett, a las vallas del BinkBank Tour.

Zdenek Stybar se llevó unos buenos cortes en la anterior carrera al BinkBank, el Eneco Tour,  por una caída similar a la de Alvaro Hodeg en el Eurométropole.

 

 

Este tipo de vallas están extendidas en todas las categorías y son un peligro superlativo, porque ponen la traba a competidores que no ven más que la línea de meta, llegados a un punto.

Pero no sólo eso…

SQR – GORE

 

El peligro como el gordo de Navidad se reparte por todo el recorrido.

Es decir que el ciclista tienta la suerte en cada giro que está vallado.

Sabemos que organizar no es sencillo, es más, en ocasiones es una mierda como un templo, con todos fijando el objetivo en cualquier error que surja, pero crear las condiciones para proteger esta gente que se lo juega todo sin más que perder que su propia salud.

Esperemos que la experiencia de Álvaro Hodeg cunda y no haya que esperar, como hemos leído, a una noticia trágica para lamentar no haber puesto remedio antes.

Imagen: ©Christof Koepsel/ Getty Images

Alvaro Hodeg, un ciclista hecho de equívocos

Alvaro Hodeg Volta JoanSeguidor

Mov_Gore

La velocidad colombiana tiene un valor emergente en Álvaro Hodeg

“Alvarito” Hodeg Chagui, el último fichaje colombiano del Quick Step, parece signado por los equívocos.

Álvaro Hodeg es lo que en Colombia llamamos un “turco”, un descendiente de los miles de inmigrantes palestinos, sirios, egipcios y libaneses que llegaron al país en los albores del siglo XX.

Ninguno de ellos provenía en realidad de Turquía, pero el apelativo quedó en la imaginería popular.


Ganador de etapas en Turquí, Polonia y Volta, Alvaro Hodeg ha renovado por dos años, hasta 2021, cono el Deceuninck-Quick Step.

ADN ganador, con 22 años, Alvaro Hodeg ocupa la plaza de colombiano volador en un equipo que además de belga, es el mejor del mundo.

En el equipo de Lefevere dicen que Alvaro Hodeg tiene lo necesario para ser uno de los mejores velocistas del mundo.


 

Los turcos se adaptaron bien a la sociedad colombiana, prosperaron bastante por sus innegables habilidades comerciales y hoy son parte de la élite en las ciudades del Caribe.

García Márquez, que se casó con una de aquellas descendientes de sirios, les dedica muchos pasajes y protagonistas de sus novelas.

Primer equívoco: Álvaro Hodeg es uno de aquellos “turcos” que no son turcos.

Cuando sus antepasados llegaron al país, el funcionario que registró los pasaportes escribió mal los apellidos.

El apellido real era “Hodge”, pero quedaron llamándose “Hodeg”. Segundo equívoco.

Álvarito quería consagrarse en el futbol hasta que una lesión lo dejó por fuera de las canchas y entonces descubrió la bicicleta.

Tercer equívoco.

 

Hodeg nació en Montería, una ciudad a dos horas de las playas del Caribe.

La región está llena de campeones mundiales de boxeo, de grandes futbolistas o jugadores de beisbol, pero hay muy pocos ciclistas.

En Colombia se fantasea con que si se creara una tradición de ciclismo fuerte en la región, a lo mejor nuestro país sería también una cantera de clasicómanos y rodadores capacitados para romper los vientos que soplan en las vías llanas e interminables de la costa.

Por eso Hodeg se formó como velocista en Medellín, en ese velódromo que lleva el nombre de otro gran rodador: Martín Emilio “Cochise” Rodríguez. Último equívoco.

Hodeg se estrenó en Europa con una etapa llana del Tour de l’Avenir y luego vino el fichaje con los belgas.

Viste el blanco Sky

Desde eso acumula varios triunfos en embalajes difíciles en Polonia, Cataluña, Alemania, siempre batiendo a corredores de mayor experiencia y trayectoria.

Hodeg promete y cumple.

 

Quick Step, ya no sólo importa ganar

Quick Step - Max Richeze JoanSeguidor

Mov_Gore

Los problemas de patrocinio del Quick Step demuestran que las empresas buscan otras cosas en el ciclismo

La primera etapa de la Vuelta a Turquía, su desenlace concretamente, evidencia que cuando un equipo, dígase Quick Step, está en racha, es imparable.

El triunfo que se lleva Max Richeze, que significa el 70 en la actual campaña, viene precedido de una caída de Fernando Gaviria y un resbalón en una curva de Alvaro Hodeg.

Con los dos colombianos fuera de juego, emergió lo que Antonio Alix llamó el plan C, el as en la manga, y el argentino que tantos triunfos ha servido  sus compañeros ha tenido su momento de gloria.

Merecido.

El patrocinio de Quick Step

No habían pasado ni veinticuatro horas que Patrick Lefevere presentaba en la lejana Bélgica el nuevo nombre del Quick Step.

Es otra marca relacionada con el equipamiento del hogar, pasa de parquets a marcos de ventana.

A Lefevere le tienen que estar haciendo gratis la casa, no cabe otra.

DT-Swiss Junio-Agosto

Sea como fuere el retraso del anuncio de este nuevo patrocinio demuestra que las cosas no son sencillas para nadie.

Ni siquiera para este Quick Step de récord.

El equipo azul ya estaba anunciando la salida de algunos de sus puntales: Schachmann, Terpstra… e incluso había rumores sobre Gaviria y Mas.

Entiendo que la sangría acaba aquí, aunque cierto daño ya se ha hecho, si bien el año pasado vieron partir a De la Cruz, Trentin, Kittel y Dan Martin, y mucho no los han extrañado.

De cualquiera de las maneras, quien pone dinero en ciclismo está claro que no sólo busca resultados.

Obviamente ganar cuenta, más en ciertas carreras donde hay overbooking, pero no lo es todo.

Y Patrick Lefevere lo ha entendido.

Él, que viene de un ciclismo donde apretaba la mano del patrón de la marca que le ponía los medios, introduce en su discurso términos como «experiencias VIP» para nuestros clientes.

Los debe sacar de paseo, para que vean el circo por dentro y vean la cantidad de gente que les admira desde cuneta y otro lado de la televisión.

Además ha creado una tienda tematizada en un centro comercial de Kortrijk, enclave muy querido por la gente del ciclocross.

Allí pone a sus ciclistas a atender a los fans cada poco.

Lo mismo que la edición de un libro para resumir su temporada de récord.

En Nacex, tu bici en destino 🙂 

Son apuntes, pinceladas, que así sueltas pueden parece poco, pero que hablan de que los tiempos cambian y que si Quick Step ha hecho lo que ha hecho es porque ha pensado mucho más allá de la propia carrera en la que tomaba parte.

Quizá aquí también resida el argumento de que el ciclismo, tal y como está montado, no es ni viable ni rentable.

Ahora, con Deceuninck, vaya con el nombre, tendremos más y mejor.

Imagen: © Alex Livesey / Getty Images

Álvaro Hodeg en la segunda línea del Quick Step

Alvaro Hodeg Volta JoanSeguidor

21 años y Álvaro Hodeg ya gana

Un colombiano, 21 años, neopro de hace dos días, liderando el Quick Step y ganando carreras en Europa. Esa es la realidad de Álvaro Hodeg.

No entiendo, o quizá no somos conscientes de material que se maneja en Colombia, a material humano y talento me refiero.

Es una continua generación de ciclistas top, Álvaro Hodeg es el último en la línea. Conscientes de que Fernando Gaviria no va a poder estar en la campaña de clásicas que todos esperábamos para verle, Hodeg desplaza los titulares.

En pocos días dos triunfos, la Handzame Classic, en la primavera belga, y una etapa del World Tour, en la Volta a Catalunya.

Y no es que gane, que también, es que gana sacando de rueda a los rivales.

Sabido es que la Volta no se distingue por el nivel de sus velocistas, no es una carrera para ellos, pero cuando se gana con tal solvencia, teniendo 21 años, pues merece atención.

Álvaro Hodeg o el inagotable poder colombiano

La sensación que queda tras cada triunfo del Quick Step de un tiempo a esta parte es la de una orquesta, perfecta y afinada. Todos a una.

Esta vez todos, por Álvaro Hodeg.

Impresiona ver a Bon Jungels poner el pelotón a raya cerca de meta, a 65 kilómetros por hora con los carteles anunciando Calella.

Impresiona ver a Michael Morkov, un perro de velódromo, arrastrar el grupo hasta la línea de meta, hasta dejar la victoria en bandeja a Hodeg.

Impresiona ver el balance del Quick Step. El equipo más laureado en lo que llevamos de campaña. Especializado con sus cachorros Remi Cavagna o el propio Álvaro Hodeg en el pequeño calendario belga, en esas clásicas menos conocidas, pero bellas a rabiar.

El balance de Gilbert y Terpstra en Le Samyn, la racha de Elia Viviani, las primeras victorias de Gaviria en la Oro y Paz.

Balance fenomenal antes de la gran primavera, a pocos días de que se juegue lo serio.

En la semana de Harelbeke y Wevelgen, a diez días de De Ronde, los azules afilan el lápiz, lo hacen con Gilbert, Stybar y Terpstra, al frente, con la certeza que la segunda línea no fallará.

No tendrán un Tom Boonen, pero enamora su omnipresencia.

El colectivo por delante.

El balance será completo si la fortuna que Julian Alaphilippe persigue le llegara al fin.

El Quick Step de 2018 sigue siendo el equipazo de 2017, y no cuenta con ciclistas como Dan Martin, David de la Cruz, Kittel, Trentin y Brambilla.

Alvaro Hodeg Volta Catalunya JoanSeguidor
Imagen: FB de la Volta Ciclista a Catalunya

Una merma tangible, pero la segunda línea funciona, sigue funcionando, el mundo al revés que demuestra Álvaro Hodeg lo demuestra.

Imagen: © Quick-Step Floors Cycling Team – © Bryn Lennon / Getty Images

INFO

El Cruz Pivot 4 es un Portabicicletas para bola de remolque con diseño moderno y características exclusivas