¿Por qué hay que apostar por #GoTorresGoMora?

Torres y Mora americana JoanSeguidor

La americana de Torres y Mora parece la opción de medalla más clara para Tokio 2020

Gravel Ride SQR – 300×250

Antes de empezar a rodar, mirando la nómina se veía que no era una americana normal la del Mundial de pista en Polonia.

Había mucho en juego, un título mundial, puntos para Tokio 2020…

Cada selección traía lo mejor de cada casa.

Los alemanes, campeones finales, la pareja de gala con ese portento de pose y potencia que es Roger Klüge acompañado de Teo Reinhardt.

Los belgas con el coco de los seis días, Kenny de Ketele, los lusos con los hermanos Oliveria, los franceses con Benjamin Thomas y Bryan Cocquard, los australianos con la vieja gloria Cameron Meyer, que llegó a ser tricampeón del mundo, Consonni, el lanzador del UAE Emirates

Pirinexus 300×250

 

Una nómina tremenda entre la que nadaban Sebastián Mora, plata hace tres días, y Albert Torres, quien en Polonia no tuvo su mejor omnium.

Quedaron quintos en la americana más exigente de los tiempos recientes, corriendo a contrapié, porque los alemanes llevaron por la cuneta a todos, y no sólo a los españoles.

Escribo estas líneas desde la ignorancia total de saber si ser quintos en un mundial, en una disciplina olímpica, implica beca y sueldo que sustente una apuesta que es arriesgada.

Aunque parezca mentira, va un abismo entre los que corren en pros, en carretera y los que no.

Creo de hecho que, por ejemplo, la pareja francesa Thomas-Cocquard fue campeona del mundo años atrás por ese plus.

Al final del camino el profesionalismo marca la diferencia, a veces pequeña, pero suficiente para marcar el campeón del resto.

Mora y Torres han sido quintos en una carrera complicadísima desde el segundo cero

Pedirles más, se les puede pedir, pero en su descargo va que de inicio no están en el mismo estatus que muchos de sus rivales.

Sebastíán Mora corre para un profesional como Caja Rural, tras el año en blanco, Albert Torres no está en ese nivel, el mismo que en amplia mayoría de rivales se da.

Mov_Gore

Ocurre que, haciendo honor a la verdad, que ellos son la única opción de pista española para reverdecer laureles.

Una pista que está descolgadísma en territorios que un día dominó. un saludo a la cuarteta de hace quince años, y que no tiene más rol que ser testimonial en el velódromo nipón.

Así es la gravel de la Sea Otter Europe 

Mientras otras selecciones crecer y progresan, en la española es una caricatura de lo que un día fue.

Por eso hay que apostar a Mora y Torres como quien lo apuesta todo al rojo, para no volver a pasar el bochorno de un casillero a cero, serían los terceros juegos olímpicos, en una disciplina que llegó a dar el 25% de las medallas.

 

Se deshace la injusticia de la pista olímpica

Esta anécdota la he contado alguna vez, para que luego no digáis que nos repetimos, pero es que viene perfecta para resolver lo que quiero contados. Estábamos en el velódromo barcelonés hace unos ocho años y tuve ocasión de intercambiar unas palabras con el entonces seleccionador nacional, Ion Iriberri. Visiblemente contrariado, Iriberri me admite que los Juegos Olímpicos de Londres quitarán de un plumazo varias carreras de fondo en pista, potenciando la velocidad, la igualdad de sexos y una nueva prueba, el omnium, que resultaría de la suma de varias.

El golpe era obvio. España país de fondistas, de Castaño, Llaneras, Escobar, Maeztu, Tauler,… todos medallistas, entre otros tantos, todos no habrían tenido lugar de haberse cumplido el nuevo programa oímpico que se anunciaba. Era como el pez que se mordía la cola, si quitaban las carreras buenas para los nuestros, estos no optarían a beca y si no optaban a beca, dejarían de lado el velódromo. Un despropósito. Y las consecuencias las hemos visto: menos participantes y de medallas y podios a cero, con el diploma olímpico de Tania y Helena, como gran resultado en Río.

Sin embargo por medio crecían otros talentos, y España incluso ganaba mundiales y europeos en carreras de fondo, triunfos sumados a podios y resultados muy meritorios en competiciones donde hay selecciones que se dejan todo para que los resultados les salgan a pedir de boca.

Así las cosas, la UCI ha confirmado que Tokio 2012 deshace, un poco, el camino andado, e incorpora la americana, esa carrera de 50 kilómetros de tíos rodando a todo rodar, dando relevos y vuelcos a cada paso en la clasificación, una carrera que hace furor, que llena velódromos, Gante, Rotterdam, Londres,… una carrera que fue excluida de los Juegos tras Pequín, donde Llaneras y Tauler hicieron una plata y que ya no se puso en juego en Londres.

Poner la americana es para mí desenredar una injusticia flagrante. Aunque sean muchos quienes piensen que la esencia de la pista está en la velocidad, que en parte la está, el fondo da caché, espectáculo y reúne caras conocidas. La desbandada de buenos corredores, de estrellas, con todas las letras que se produjo marginando el fondo, creo que ha pasado factura y ha sido el serial de eventos de seis días y similares el que ha demostrado que ese ciclismo de fondistas venidos de la carretera puede armar auténticos festivales.

Estarán contentos en Menorca y Villareal, en casa de los Torres y de los Mora, porque ellos son en esencia los más beneficiados, ellos nos explicaron qué era la americana en este mal anillado cuaderno no hace mucho.

Para mí la madison, la americana, es escuela” dijo Sebastián Mora

Para mí la americana es una prueba espectacular en un velódromo” añadió Albert Torres, quien además abrió la puerta al omnium como plan B.

Me alegro por ellos, han pasado la travesía en el desierto y ahora ven horizonte. Qué les aproveche.

INFO

Conoce OXIC el revestimiento que mejorará las prestaciones de tus llantas

En la americana está la escuela de la pista (y 2)

Para mí la americana es una prueba espectacular en un velódromo. Cada pareja tiene que estar lo más compensada posible o enfocarse dependiendo de la mejor estrategia posible.

Se juntan muchos factores en la creación de las parejas. Hay dos tipos de dúos, los que buscan puntuar en los sprints y los que trabajan para ganar vueltas. Cada equipo hace su carrera y resulta un espectáculo tan atractivo que a veces hasta el final, no se deciden los colores de la medalla.

Como digo es la carrera más atrayente. Cuando la ves por primera vez, es un poco liosa con tanta gente unos en carrera y otros esperando por arriba para el relevo, pero cuando consigues entenderla es alucinante, aunque a veces es complicado saber dónde está la cabeza de carrera.

Para Sebastián y para mi el reto es ganar, ganar siempre. El objetivo número uno es el Mundial, que es a lo máximo que se puede aspirar al no ser olímpica. No obstante llevamos dos oros europeos consecutivos y eso nos hace consolidarnos como una pareja de garantías para las citas internacionales.

El anhelo desde luego es que volviera a ser parte del programa olímpico. Quizá con la inclusión de las americanas femeninas, veamos cambios. Ojalá así fuera.

A mi me gusta leer la carrera y esperar él momento adecuado para ganar vuelta, Mora es el complemento perfecto para mi porque busco que mi pareja de americana sea un  gran persecucionista para coger vuelta, como lo fue en su día Muntaner con quien logramos cosas tan importantes.

Tenemos que trabajar la punta de velocidad para los sprints con el nuevo formato, con sprints puntuales cada menos tiempo porque ahora con ganar una vuelta vuelta no te aseguras el podio.

Nuestro caché está en consonancia con los éxitos que vamos logrando. Está claro que éste mejora si ganas el titulo europeo o mundial. Pero también es importante la regularidad que se tiene en el calendario internacional y en el circuito de Seis Dias en el que ahora empezamos por Londres. Luego vendrán Amsterdam y posiblemente Rotterdam.

Dentro de la mejora que se nos exige está el observar otras parejas. En ese sentido me gusta mucho la pareja belga son súper rápidos y expertos en Madison. Kenny de Ketele es un gran corredor de seis días y casi siempre esta en el podio de Europeos y mundiales. Últimamente hemos visto el regreso de Cameron Meyer, un auténtico as cuando dejó el velódromo y eso habla del atractivo de la carrera.

Por Albert Torres

Imagen tomada de frontalvision.com

INFO

El Cruz Alu-Bike es un portabicicletas de techo con carril de aluminio. Equipado con doble pomo antirrobo.

En la americana está la escuela de la pista

Para mí la madison, la americana, es escuela. Aquí influyen muchas cosas a parte de la fuerza, que como en todo es importante pero no lo principal. Hay que tener el relevo cuando uno espera a su compañero para recibir el cambio, saber leer la carrera en cada momento… Y esto está muy bien, porque cuando lo trasladas a la carretera es muy útil. Por eso es escuela, porque te da todo lo necesario para que aprendan los más jóvenes y mayores.

A ello se añade su atractivo, en lo que respecta al fondo, sí que es la más bonita. Además con el formato nuevo, crece en atractivo para el espectador. Hay un sprint cada diez vueltas. No se para en ningún momento, hay una constante lucha por la posición entre los corredores para el sprint…

Entre los rivales notamos que los belgas son muy rápidos y técnicos, porque tienen una gran escuela desde pequeños y realizan muchas competiciones de seis días. Los franceses tienen un gran reprís y saben colocarse muy bien, los alemanes saben leer muy bien la carrera y resultan muy tácticos… La verdad es que cada pareja tiene lo suyo. Hay que tener presente que son los mejores y se nota hay un gran nivel.

Hace dos ciclos olímpicos que no entra en el programa de los Juegos, pero eso al menos a nosotros nos es indiferente: nosotros (por Albert Torres y él) entrenamos y salimos para intentar ganar. No miramos si está o no en Río o en Tokyo. No obstante cada vez hay más rumores sobre que puede volver a entrar en el programa olímpico. Ya se ha hecho la propuesta por eso se está haciendo la Madison de chicas.

Albert y yo no tenemos roles marcados, como otras parejas donde se reparten la responsabilidad de atacar de lejos o de sprintar. Nosotros siempre vamos a tope los dos. No hay otra.

Ahora viene la campaña de seis días (la noche del martes ya empezaron los Seis Días de Londres) . Lo peor de estas carreras es que te vigilan mucho durante las seis jornadas y en cada una de las carreras. Eso como digo no nos gusta por un lado, pero te llena de orgullo porque palpas el respeto entre los corredores.

Esta temporada no realizaremos muchas competiciones de seis días porque son muy intensivas. Sólo haremos Londres, Róterdam y Ámsterdam, además de alguna manga de la Copas del Mundo.

Por Sebastián Mora

INFO

Ya conoces el nuevo Bkool Go???

El ciclismo puede ser rentable, que se lo pregunten a David Muntaner

David Muntaner es un mocetón de 29 años que vive en Santa María, a escasos veinte kilómetros Palma de Mallorca. Es un fondista de amplio radio. Hasta el momento de pisar el podio de unos mundiales más de veinte campeonatos de España cuelgan de su cuello. Le ha tocado convivir en un ciclo muy complicado, el más de los tiempos que conocemos. Simultaneó su actividad ciclista con un negocio on line de bicicletas y distribución de cámaras de hipoxia para deportistas.

Estos días mantiene un idilio mediático por la historia que le llevó hasta Bielorrusia. La génesis de este relato viene por los problemas económicos de la Real Federación Española de Ciclismo, tan grandes que muchos no son conscientes. A José Antonio Escuredo se le apremió a llevar los hombres con garantías, no más de siete, y en esa esfera no estaba Muntaner, quien por una lesión de clavícula llegaba muy justo a la cita. A pesar de quedar descolgado de la cita, el técnico dijo, bien, se puede poner un tope de participantes según presupuesto, pero y si los seleccionables encuentran la forma de sufragarse el viaje. Y así Muntaner llamó a Reciclajes Pérez y sacó lo suficiente para defender sus opciones.

Y es que esta historia puede ser el pan nuestro en los años venideros. Selecciones nacionales, y no sólo de ciclismo, donde algunos de sus integrantes hayan costeado sus gastos. Eso aunque pueda parecer una perversión de base, bien llevado, puede garantizar la vida deportiva de muchos. Eso sí, siempre y cuando los criterios y la transparencia sean la norma. En este caso Escuredo fue claro: selecciono a quienes consideró, se adaptó a las cifras de la española y actuó.

En este artículo del diario As se cuenta la historia a dos bandas. La de David y la de Reciclajes Pérez a través de su gerente. Es una historia que en medio de la tenebrosa crisis siembra la confianza de que con buena fe a veces se sale adelante. Para el corredor estar en el mundial era una cuestión casi de supervivencia. Su plata no significa beca, pues la americana no es olímpica, pero sí una prima más la opción de optar a un calendario de carreras de seis días que le implica seguir vinculado a la disciplina con la mirada en Río de Janeiro y luchar por una plaza en la cuarteta. Gracias a Reciclajes Pérez por apostar a ganador… y ganar.