El paraíso ciclista existe y se llama España

Curioso. Ayer Pedro Delegado en la retransmisión de la París-Niza atizaba su furia ante los nuevos atentados que el ciclismo y el desarrollo de la bicicleta están sufriendo en nuestro país. Si lo del casco en las ciudades era cuestión de tiempo, más preocupante son esas tasas que pueden ir a costa de los organizadores cuando quieran sacar a las carreteras cualquier acontecimiento relacionado con este deporte. Eso mismo aconteció hace un año en Catalunya y al final hubo marcha atrás, si bien, la medida, en caso de prosperar, puede cargarse lo poco bueno que ha sobrevivido a esta tremenda crisis.

Paralela y paradójicamente a esta terrible resolución, recuerden lo que pasó con la Macha Carlos Sastre, España sigue siendo destino ideal para ciclistas de medio mundo, cuando no equipos de los cinco continentes. Miremos por ejemplo los stage express que realizan los grandes del ciclocross, cuando agobiados de los medios y el frío se dan el salto a Mallorca para rodar y afinar de cara a las citas invernales.

En la última edición de Cycle Sport se recogen los stages previos a la temporada de nueve de los 19 equipos del World Tour más el Net App que rodó por Mojácar en enero. ¿Adivinan dónde son tales concentraciones? Sí en España y en la costa mediterránea concretamente. Repasemos por el mismo orden de publicación. El artículo se abre con doble página para el Team Sky, que pasó unas jornadas en Mallorca durante el mes de enero. Vemos a Ian Boswell y Dario Cataldo y también a Danny Pate y su cultivado bigote.

Le sigue el Team Movistar rodando en enero por Mojácar con Juanjo Cobo y Vladimir Karpets charlando mientras estiran patas y Fran Ventoso tirando del grupo de contrarreloj. El Vacansoleil de Romain Feillu estuvo en Benidorm también el primer mes del año y no muy lejos el Argos-Shimano, en Altea exactamente por esa época.

Compartieron estancia en tiempo y lugar el BMC de Philippe Gilbert y el Radio Shack de Andy Schleck en Jávea durante el mes de diciembre del año pasado, en vísperas de las navideñas fechas. El Team Blanco sacó sus nuevos colores por las carreteras de Mojácar y el Lotto-Belisol en Benicassim, ambos ten enero.

A la luz de este pequeño sondeo queda patente que no reconocemos nuestra potencialidad como destino de primer orden en cuestiones ciclísticas, con el grado de desestacionalización que para los hoteles y lugares turísticos supone. Todo ello suma un impacto tremendo en zonas literalmente “fantasma” en invierno. Todo esto acontece en un contexto de inexplicable agresión contra la bicicleta. Sí, esto es España.

Foto tomada de www.ciclosfera.com

¿A qué se ha dedicado este año Bjarne Rijs?

La semana se abre con un gran interrogante en el horizonte ciclista. Sí, esta semana se decide quién cerrará el listado de equipos que jugarán en el máximo circuito. Un momento decisivo en pleno mes de diciembre, a dos semanas de Navidad, que condicionará toda la temporada 2013 en general y el desarrollo de las tres grandes en concreto.

A la espera de saber si Saxo- Tinkoff accede al máximo nivel, convendría preguntarse qué han hecho tan mal en el equipo que acoge a Alberto Contador, es más, sería necesario saber a qué se ha dedicado Bjarne Rijs este tiempo. Los numerosos análisis que han surgido alrededor de la gestión de este personaje que continúa en el palmarés del Tour a pesar de su condición de dopado confeso apuntan todos a la terrible campaña 2012 que los daneses han cuajado para explicar el desastre que se cierne.

Aunque más de uno tenga la opción de disfrazar esto en el enésimo ataque gabacho a Alberto Contador y ciclismo patrio, el sistema es el que es, para todos. La conclusión que emerge se viene cociendo a fuego lento desde hace semanas  y no sólo por una, entendemos, mala gestión del calvo divino sino que también por las terribles reglas que la UCI instala en su deporte.

Si vemos la calidad de la plantilla de Saxo, una vez Contador fue sancionado, y sus resultados durante 2012 no entenderemos cómo el sistema se ha montado de manera tal que el equipo pudo estar en el máximo nivel este año y no el próximo con una escuadra mucho más fuerte.

Sobre los males propios de Saxo, los fichajes fueron para Rijs un clavo ardiendo que al final no resultó como tal, pues a la luz de lo acontecido y como bien describieron desde Velofutur, marcaron el camino para los rivales contrarrestaran con puntos todos sus movimientos. Que a Rijs este año no le resultó mejor la plantilla tuvo su justificación en el patrocinio. Quizá en un ejercicio de incondicionalidad, desvincularse a la imagen del equipo, él que tanto habla de ética, imagen y limpieza, le habría dado un plus al posible patrocinio que pudo reforzar la escuadra.

Pero es que además Oleg Tinkoff mete más madera asomando el descrédito a los componentes del Argos, principal rival de Saxo por la plaza en ciernes. Una maniobra muy rusa que sin embargo no parece tener cerca su objetivo. Argos, aquí lo dicen muy bien en Biciciclismo, ha movido ficha con tremenda habilidad y posiblemente se aseguren muchos meses antes el Tour de Francia sin ofrecer un nombre de la talla de Alberto Contador.

Y hablando del madrileño, entendemos que su presencia en Giro y Vuelta se puede plasmar automáticamente si su equipo no entra en el primer corte. Si en cinco días Saxo no entra en el mismo, sabremos entonces cuál será el camino competitivo del pinteño. En caso de enmienda, que no sería la primera, entonces lo que no sabremos es qué pensar.

 

Foto tomada de http://www.podiumcafe.com